Revista80dias.es
Portada » España » Viajes » Destino Soria con el Tren Campos de Castilla

Destino Soria con el Tren Campos de Castilla

Patricio Gil
julio 2013

El Tren Campos de Castilla de Renfe nos permite adentrarnos en la ciudad de Soria y sus alrededores, como Numancia y la Laguna Negra. Antonio Machado nos hace de guía en un fin de semana entre mayo y noviembre.

El “Tren Campos de Castilla”, que opera Renfe, es toda una aventura que se inicia en el convoy que parte de la estación de Chamartín (Madrid). El trayecto del también conocido como “tren de Antonio Machado” discurre a través de tierras castellanas hasta la ciudad de Soria. A bordo del tren se lleva a cabo una pequeña representación para amenizar el viaje, que sirve al viajero de introducción a través de los ojos de Machado, Gayo Nuño o Bécquer, escritores muy relacionados con Soria, protagonista de muchas de sus creaciones.

Cuando el tren se detiene en la capital de los torreznos y la famosa mantequilla dulce, toca conocer una ciudad moderna, asentada a orillas del río Duero. En el curso del río se intercalan apacibles merenderos con los antiguos lavaderos de lana y, al alzar la vista, nos encontramos con la Ermita de San Saturio, patrono de la ciudad castellana, en cuyo interior se guarda un incierto pero curioso secreto para encontrar pareja. Además de conocer Soria, se puede disfrutar de muchos espectáculos musicales, como el Festival del Agua, que se celebra durante los meses de junio y julio a orillas del Duero, o las lecturas de poesía a la intemperie, como la iniciativa Expoesía.

Al abandonar este lugar, pero sin marcharnos del todo, podemos disfrutar en un mismo punto del Monte de las Ánimas de Bécquer y del espectacular claustro del Monasterio de San Juan de Duero, con diferentes estilos arquitectónicos y un pequeño enigma para los más osados… no desvelaré más. Sólo diré que en su interior se pueden apreciar dos estilos arquitectónicos muy diferentes que se revelan en tres altares distintos al encontrar estampados en antiguas piedras unos grifos, dragones, centauros, hidras y demás figuras mitológicas. También tiene la capital soriana una iglesia románica única en España: la Iglesia de Santo Domingo, en cuya fachada principal, que los siglos han mantenido prácticamente intacta, se puede disfrutar de la narración de la historia grabada en sus piedras.

El motivo central del viaje es Soria, pero también la compañía de Antonio Machado: asistimos al aula donde se cree que impartió sus clases y en la que gozamos de un pedacito de su propia poesía, recitada por magníficas voces. También visitamos el museo levantado en su honor y el de otros grandes poetas sorianos, que forma parte de un curioso casino denominado “de la Amistad”.

Durante el viaje también se incluye una visita a la ciudad de Numancia, donde se cuenta tanto la historia de su abnegada resistencia frente a los ejércitos de Roma, como su modo de vida y costumbres. La Laguna Negra, que Machado reflejó en uno de sus poemas de Campos de Castilla, nos ofrece una despedida en un paisaje único, cuna de inspiración para unos y lugar de olvido y evasión para otros.