Revista80dias.es
Portada » Biblioteca » Cultura » El libro que retrata la vida profesional de José Manuel Villarejo

El libro que retrata la vida profesional de José Manuel Villarejo

REVISTA80DIAS.ES
1 marzo 2021, 7:59 CET

‘La España inventada’ hace un retrato del excomisario Villarejo y de su implicación en algunos de los escándalos políticos y económicos de los últimos 40 años.

El libro que retrata la vida profesional de José Manuel Villarejo

El excomisario Villarejo ya es un habitual de nuestras vidas. Telediarios, radios, periódicos, revistas y medios de internet han hablado de él en innumerables ocasiones. Las diversas causas penales que Villarejo tiene pendientes mantienen al excomisario en prisión provisional, a pesar de su elevada edad. El investigador Francisco Marco, director de la agencia de detectives Método 3, y el periodista Manuel Bravo Pérez han realizado una auténtico informe policial del personaje en el libro La España inventada: tras los pasos de Villarejo (Ediciones Urano, bajo el sello Indicios, 2020).

Marco y Bravo recorren la vida profesional de Villarejo desde sus inicios en la policía del tardofranquismo hasta su “enchironamiento” en la cárcel de Estremera. El retrato que resulta de su relato es el de las corruptelas de varios policías, entre ellos Villarejo, que han usado el cuerpo para sus fines personales y económicos. No se puede tomar el todo por la parte y decir que la policía es corrupta, pero sí se puede afirmar que en la policía había corruptos. Es una conclusión no sólo de La España inventada, sino de los diferentes procesos judiciales en los que Villarejo y otros agentes de la policía tienen una importante implicación.

La parte más interesante de este libro sobre Villarejo es la que se refiere a los últimos años, por ser los de mayor cercanía con nuestra Historia reciente. Casos como las investigaciones encargadas por el banco BBVA, del que se está dilucidando la posible responsabilidad de su anterior presidente, Francisco González, o los audios en los que Corinna Larsen, la examante del rey Juan Carlos I, habla de posibles delitos de blanqueo de capitales y comisiones ilegales recibidas por el anterior monarca español, se abordan en el libro de Marco y Bravo y dan un contexto que permite unir algunas piezas para su comprensión. La conclusión es que en Villarejo había mucho de inventiva, de comercial sin escrúpulos, de espionaje ilegal y sin fundamento jurídico y de chantaje. También que todos los gobiernos han usado a Villarejo para sus propios fines, para esconder sus trapos sucios, y que el propio Villarejo usó a los Gobiernos para ingresar mucho dinero. Y que Villarejo llegó a creer que con sus informaciones, medio verdad medio inventadas, tenía un seguro de vida con el que podría doblegar la voluntad de altas personalidades del Estado.

Los autores componen su libro con un buen trabajo de documentación periodística, pues el contexto lo consiguen con artículos publicados en prensa. Pero a eso añaden sus conversaciones con diversas fuentes que dan una mayor aproximación al personaje y a sus tejemanejes. Estas fuentes van desde policías, detectives privados, los propios protagonistas de determinadas historias o personas cercanas a comisarios y excomisarios que compartieron vida profesional con Villarejo y sobre los que pende la mano de la Justicia. Toda esta información está hilada por las conversaciones que el propio Villarejo grababa de sí mismo con sus clientes, víctimas o fuentes y que perfilan aún más la catadura del excomisario. Algunas de estas conversaciones son públicas, pues las han difundido diferentes medios de comunicación, pero otras no habían salido a la luz hasta la publicación de este libro.

Con todo, la sensación que queda tras la lectura de La España inventada, el libro sobre el excomisario Villarejo, es que todavía quedan muchas cosas por contar. Es posible que toda la información no se haga pública nunca, pues afecta a personas que detentan diferentes poderes, más o menos fácticos, desde la monarquía a la política, pasando por la judicatura. Sin embargo, Marco y Bravo consiguen componer una foto bastante clara de cuál pudo (y puede) ser la verdad sobre Villarejo y su implicación en los escándalos de los últimos 40 años.