Revista80dias.es
Portada » Actualidad » Destinos » Emigrar y trabajar en el Reino Unido

Emigrar y trabajar en el Reino Unido

Damos algunos consejos de urgencia para cambiar de aires y ampliar nuestro panorama laboral, a la vez que conocemos otra sociedad diferente y un país distinto. Desde la búsqueda de trabajo y casa, hasta la apertura de cuentas bancarias.

El Parlamento de Reino Unido, en un día soleado | Foto: ONT Londres

El Parlamento de Reino Unido, en un día soleado | Foto: ONT Londres

MADRID.- Sabemos que el Reino Unido cuenta con 53 millones de habitantes y que su capital es Londres. Se trata de un país donde el tiempo no acompaña casi nunca y en general está nublado todos los días del año. Sin embargo, es un lugar donde, a pesar de estos inconvenientes, hay muchísimo que ganar en el plano profesional y personal, lo que compensa a largo plazo.

¿Que beneficios reporta emigrar a Reino Unido?

Seguro que mejoraremos el inglés (aunque no siempre es el caso, depende de con quién te juntes). Lo mejor es apuntarse un verano a cualquier universidad en la que se impartan clases de ESOL. Pero sin lugar a dudas, la opción de tener un trabajo decente, por encima del idioma, es la más interesante.

A la hora de mudarse al Reino Unido, el papeleo no es tan malo ni tan complicado como parece. Es primordial contar con un alojamiento en el que quedarse, aunque sea temporal antes de tener uno definitivo. Hay que empezar por abrir una cuenta en un banco, pero para eso es necesario tener un trabajo, lo que quizá no ocurra de inmediato. En consecuencia, es recomendable usar algún tipo de tarjeta en España o en el país del que procedes, con la que se pueda sacar dinero en Inglaterra y que, sobre todo, no cobre mucha comisión.

Al principio se puede acudir a un Job Center y hacerse el National Insurance Number (NIN). Te harán una pequeña entrevista donde simplemente piden los datos personales y si cuentas con trabajo. En ese momento te asignarán un NIN temporal mientras elaboran el definitivo y te lo envían por correo ordinario a la dirección que indiques. Este es el documento más importante, similar al Documento Nacional de Identidad (DNI) en España o el equivalente a las cédulas de identificación en países latinoamericanos.

Una recomendación muy importante es que nada más aterrizar en el Reino Unido busques a tu médico de cabecera o GP  (General Practicioner) y te apuntes en su servicio, para lo cual no necesitas mas que tu dirección en el Reino Unido y pasaporte o DNI (si ya cuentas con el NIN, mejor). No es necesario pasar por ningún hospital, simplemente acercarse a la consulta más cercana y registraste. En esta web se puede buscar el GP más cercano.

Una vez tengas trabajo, tu jefe debería saber guiarte en el resto del papeleo, como la apertura de la cuenta bancaria. De hecho, si quieres tener cuenta en un banco es necesario que dispongas de NIN y de trabajo, aunque hay algunas entidades que permiten abrir cuentas sin disponer de empleo.

El alojamiento

A la hora de buscar casa tienes que tener muy en cuenta la zona en la que quieres vivir, ya que el Reino Unido es un país con un nivel alto de exclusión social y eso provoca que muchos barrios sean muy conflictivos. Es recomendable estudiar de antemano la zona en la que queréis vivir y no aceptar la primera ganga que os podáis encontrar, porque podríais terminar en un gueto donde hay que pagar todos los días un taxi para volver a casa por la noche y eso, a fin de mes, no sale nada rentable. Incluso una buena idea para empezar es compartir piso con más gente en vuestra misma situación.

También es importante entrar en las páginas web de las universidades, ya que casi todas cuentan con un espacio donde los estudiantes anuncian las habitaciones disponibles que tienen en sus casas y que quieren alquilar. Al contrario que en España, en Reino Unido se alquila por habitación y la mayoría de los contratos son de corta duración (un mes) y prolongables, pero, por favor, mirad bien la letra pequeña, porque puede ser que haya una cláusula en la que se estipule un mínimo de permanencia. Otro punto muy importante es asegurarse de que en el precio del alquiler se incluyen las facturas (bill en inglés), ya que si no podemos llevarnos la desagradable sorpresa de que a final de mes paguemos más de lo acordado.

Por lógica todos solemos pensar que el mejor lugar para vivir en el Reino Unido es Londres, basándonos quizás en el hecho de que es una ciudad inmensa, vibrante, cosmopolita y llena de oportunidades. Hasta aquí todo correcto, sólo que eso mismo es lo que deben pensar el resto de los europeos y, por consiguiente, encontrar un trabajo no es tan fácil como nos podemos llegar a pensar, ya que el nivel de aspirantes es el más alto que se pueda encontrar en todo Reino Unido.

Ciudades en el Norte

Existen otras opciones a las que, por supuesto, merece la pena dar alguna oportunidad. Las ciudades del Norte son una buena opción porque la gente es más amable, el ritmo de vida es más liviano y todo se presenta más sencillo. Por ejemplo, Manchester es una ciudad igualmente grande y aun más cosmopolita si cabe que Londres. Pero, además, tenemos en la vecindad otras ciudades de tamaño mediano como Leeds o Liverpool, el triángulo del norte, donde muchas empresas se han instalado a lo largo de los años y en caso de tener coche cabe la posibilidad de poder vivir en una y trabajar en otra. Están a menos de una hora en coche la una de la otra, lo cual viene a ser lo mismo que vivir en Londres en una punta e ir a trabajar a la otra.

A la hora de buscar trabajo, lo mejor es acceder a paginas webs de ofertas laborales o en el mismo portal del INEM británico. La única recomendación es la de tener bien adaptado tu CV al estándar británico. Eso es importantísimo, así como haceros con cartas de recomendación y empezar a escribir vuestras propias cartas de motivación si queréis optar a un trabajo medianamente bueno, porque trabajos hay para todos los gustos.

Modelos de CV y trabajo

En Reino Unido admiten tres modelos de curriculum y no se suele poner foto en los mismos. En cuanto a al tiempo verbal del mismo, nuestras aptitudes deben estar escritas en gerundio, nada de infinitivos ni cosas raras. Hay sitios donde te pueden ayudar a hacerlo, adaptándolo al estilo británico.

Por otra parte, a la hora de dejar un trabajo, no solo debes avisarlo, si no que debes entregar una carta, más o menos formal, donde explicas que te vas, y que deseas lo mejor para la empresa… También es posible que te hagan una breve encuesta sobre porqué lo dejas.

Por último, comentar que cada año se hace una especie de declaración de la Renta. La diferencia es que en Reino Unido sólo debes hacerla tu primera vez. Una vez echo esto, el Gobienro te asigna un porcentaje de impuestos  a pagar mensualmente, de forma que todos los años el resultado de tu declaración sea 0. Por eso, tras esa primera vez, ya no necesitas hacerlo más, siempre que tus circunstancias no cambien (teniendo hijos, por ejemplo).

Colaboración: artículo realizado con la ayuda de Bruno Trocolí.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos
Encuentra tu hotel
Booking.com