Revista80dias.es
Portada » Biblioteca » Cultura » Palop juega sucio, de Pascual Ulpiano

Palop juega sucio, de Pascual Ulpiano

Tacos, sangre, superficialidad… ¿novela negra?

REVISTA80DIAS.ES
4 abril 2016, 9:00 CEST

Alberto Valle apunta maneras en la construcción de las tramas, del personaje principal e incluso de una saga sobre Palop que, si consigue refinar, puede convertirse en algo más que un conglomerado de tacos, sangre y personajes amorfos.

Binoculares (os primsmáticos) | Foto: Pixabay

Binoculares (os primsmáticos) | Foto: Pixabay

La novela negra ha ido ganando adeptos en los últimos años y eso ha convertido a este género en un recurso de las editoriales para ganar público. Palop juega sucio (Editorial Base, 2015) podría encajar en este género, aunque se queda a las puertas. Pascual Ulpiano (pseudónimo del periodista Alberto Valle) pierde el tiempo entre tacos y perfiles superficiales en vez de profundizar en las disfuncionalidades de la sociedad que retrata.

Ulpiano plantea temas muy interesantes, como la colaboración entre las fuerzas policiales y los grupos terroristas, el uso de personajes oscuros para llevar a cabo tareas de Estado o la propia psique del personaje de Palop, que se desliza por la corrupción y corruptelas de la sociedad española (de finales de los años 90, pero que bien podría ser la actual). Sin embargo, la poca sustancia con la que trata las situaciones no ayuda a poner de relieve estas realidades. La novela negra es un instrumento de entretenimiento, pero también de denuncia.

El personaje de Palop está trazado de forma casi magistral, pero pierde fuelle a medida que avanza la novela. No es que importe que de cada cuatro palabras tres sean tacos, si eso ayuda a definir al personaje. O que Palop sea un frustrado sexual y un inadaptado social que prefiera su propia mano a su relación con el género femenino. Todo eso estaría bien si las situaciones en que tiene que desenvolverse Palop fuesen más sólidas.

Tampoco ayuda la resolución inmediata del argumento de la novela, predecible y sin ningún giro que le habría dado mayor intriga y sorpresa. Alberto Valle apunta maneras en la construcción de las tramas, del personaje principal e incluso de una saga sobre Palop que, si consigue refinar, puede convertirse en algo más que un conglomerado de tacos, sangre y personajes amorfos.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos