Turistas en Barcelona | Foto: Stocksnap para Pixabay

El turismo español tendrá un verano mediocre y con la mitad del empleo en suspenso

Exceltur prevé que la actividad turística mejore en el verano de 2021 con respecto al del año pasado. Pero las cifras previas a la pandemia todavía están lejos.

La actividad económica de las empresas turísticas españolas no recuperará los niveles del año previo a la pandemia durante el verano de 2021. Exceltur, la asociación que agrupa a las grandes compañías turísticas, estima que el trimestre del verano (julio a septiembre) generará una actividad económica de 37.798 millones de euros, un tercio menos que la conseguida en el mismo periodo de 2019, el año previo a la pandemia de coronavirus.

En la primera mitad del año, cuando se controlaron los contagios por coronavirus, el sector empresarial turístico preveía una recuperación en el verano cercana a los datos de 2019. Sin embargo, es difícil que esto se produzca por varios motivos. El primero son los rebrotes de contagios en la mayoría de las comunidades autónomas, sobre todo en las más turísticas como Cataluña. Y ello a pesar del avance en la vacunación, que ha dejado sin inmunizar a la población más joven, donde se está produciendo la transmisión del virus. Segundo, las restricciones en los principales países emisores de turistas, como Reino Unido, donde la situación y la predominancia de la variante Delta del coronavirus ha hecho que el Gobierno británico mantenga restricciones hasta el 19 de julio.

Exceltur también destaca en su prospectiva del periodo veraniego que las reservas se han ralentizado entre los turistas franceses, alemanes e italianos por las recomendaciones de sus respectivos gobiernos de no viajar a España.

Para el cierre del año, la asociación pronostica que la actividad turística habrá generado 81.973 millones de euros, una caída del 47,5% con respecto al volumen de actividad del año 2019, pero, en todo caso, mejor que el erial que supuso el año 2020, con la movilidad restringida, lo que impedía viajar. En 2019, el último año normal, el sector turístico generó una actividad de 154.487 millones de euros. La cifra sirve para hacerse una idea de que el sector todavía está lejos de recuperar todo su potencial.

La falta de actividad turística repercute directamente en el empleo que se crea en las empresas, unos trabajos que son muy estacionales. Exceltur calcula que el nivel de empleo turístico está un 24,9% por debajo de 2019, con 247.000 trabajadores turísticos en ERTE (un 54% de todas las personas que tienen suspendido su contrato de trabajo en España). La asociación indica que 527.000 empleos turísticos están afectados por la menor actividad en comparación con junio de 2019.

Los segmentos que están acusando mayor destrucción de empleos son agencias de viajes (un 47% menos de trabajos que en 2019), transporte aéreo (-44,8%), alojamiento (-40,8%, con 158.655 empleos menos), comidas y bebidas (-20,4%, aquí se concentran 284.393 puestos de trabajo menos) y actividades artísticas y espectáculos (-15,4%).

Antes de la crisis económica desatada por el coronavirus, el turismo aportaba el 12% de la riqueza española (más de 100.000 millones de euros anuales) y generaba 2 millones de empleos cada año. Al ser un sector tan dependiente de los movimientos de turistas y del contacto humano, es uno de los más dañados por el parón económico de 2020 y las restricciones de movilidad que todavía existen.

Artículos relacionados