Autobús turístico que recorre la ciudad de Madrid | Foto: Turismo de Madrid

Naciones Unidas calcula pérdidas en el turismo superiores a los 3 billones por la pandemia

Un estudio estima que la vacunación desigual en los países más ricos y más pobres provocará que las pérdidas económicas en turismo contiúen en los próximos años.

La práctica desaparición del turismo internacional debido a la pandemia de coronavirus podría suponer una pérdida de más de 4 billones de dólares (3,3 billones de euros) en la riqueza mundial durante los años 2020 y 2021. Un informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) ha contabilizado estas pérdidas no sólo en las actividades propiamente turísticas, sino en aquellas relacionadas con el turismo.

Para el ejercicio 2021 a 2022, el informe destaca que la pérdida puede ser similar. Para esta conferencia de Naciones Unidas, la solución pasa por la aplicación global de las vacuna del COVID-19.

El estudio también destaca otra evidencia: la vacunación contra la COVID-19 está más desarrollada en algunos países que en otros, sobre todo en los que se encuentran en vías de desarrollo. Esto hace que las pérdidas económicas derivadas del turismo se reduzcan en la mayoría de los países desarrollados, pero se agraven en los países en desarrollo, donde la ausencia de vacunas está manteniendo alejados a los turistas. Las tasas de vacunación contra el COVID-19 son desiguales entre los países, oscilando entre menos del 1% de la población en algunos países y más del 60% en otros.

Según el informe, el despliegue asimétrico de las vacunas magnifica el impacto económico en los países en vías de desarrollo, ya que estos podrían representar hasta el 60% de las pérdidas del PIB mundial. De esta manera, se espera que el sector turístico se recupere más rápidamente en los países con altas tasas de vacunación, como Francia, Alemania, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos. Pero los expertos no esperan volver a los niveles de afluencia turística internacionales previos a la pandemia hasta 2023 o incluso después, según la Organización Mundial del Turismo (OMT), que también ha participado en el informe.

El estudio de UNCTAD espera un repunte del turismo internacional en el segundo semestre de 2021, aunque las pérdidas se mantendrán entre 1,7 y 2,4 billones de dólares con respecto a los niveles del año 2019. Asimismo, esta disminución del turismo provoca un aumento medio del 5,5% del desempleo de la mano de obra no cualificada, con una gran variación del 0% al 15%, según la importancia del turismo para la economía del país que se estudie.

La mano de obra representa alrededor del 30% del gasto de los servicios turísticos, tanto en las economías desarrolladas como en las que están en vías de desarrollo. El sector emplea a muchas mujeres y jóvenes, quienes tienen relativamente pocas barreras de entrada a este sector.

Artículos relacionados