Revista80dias.es
Portada » Actualidad » Transportes » El Gobierno niega el acceso a los documentos del rescate de Air Europa

El Gobierno niega el acceso a los documentos del rescate de Air Europa

La SEPI ha denegado a Revista80dias la información sobre los acuerdos por el que se han concedido 475 millones de dinero público para evitar la quiebra de Air Europa.

Airbus 330-200 de Air Europa | Foto: Air Europa

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), un organismo público dependiente del Ministerio de Hacienda español, se ha negado a facilitar a este medio los documentos referentes al rescate de 475 millones de euros de la compañía aérea Air Europa.

El 5 de noviembre de 2020, Revista80dias solicitó, amparándose en la Ley de Transparencia, el acceso a la resolución del Consejo Gestor del Fondo de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas mediante la que se aprobó el rescate a Air Europa, junto al acuerdo de accionistas o el acuerdo de gestión con Air Europa en el que se incluyen los detalles y condiciones de la ayuda concedida. Asimismo, este medio digital también solicitó el acuerdo de accionistas o el acuerdo de gestión con Air Europa donde se detallan las decisiones estratégicas de la empresa que quedan supeditadas a autorización previa del Consejo Gestor del Fondo.

En una resolución del 22 de diciembre de 2020, firmada por Bartolomé Lora, vicepresidente de SEPI, la sociedad deniega el acceso a esta información. El escrito reconoce que los documentos solicitados por este medio tienen el carácter de información pública, tal y como lo define la Ley de Transparencia, porque “responde a los fines previstos en dicha norma, de permitir conocer cómo se manejan los fondos públicos o bajo qué criterios actúan nuestras instituciones”. Asimismo, la resolución indica que por ese motivo se debería facilitar a este medio la información pedida.

Sin embargo, SEPI rechaza el acceso a estos documentos porque existe una norma que limita el tipo de información que los ciudadanos pueden conocer sobre el Fondo de rescate y sus operaciones. Así, en la resolución se explica que el Acuerdo del Consejo de Ministros de 21 de julio de 2020, en el que se fijaron las normas de funcionamiento del Fondo, contiene un apartado donde se especifica qué datos de cada operación debe hacer públicos el Estado. Esta información tendrá que ser relevante y, como mínimo, se referirá a la identidad de la empresa que ha obtenido la ayuda, el importe y las condiciones de la ayuda concedida. Los datos se deberán publicar 3 meses después de la concesión de la ayuda, plazo que en el caso de la ayuda a Air Europa finaliza el 3 de febrero.

Para la SEPI, esta es la única información que se debe hacer pública y los únicos datos a los que pueden acceder los ciudadanos en uso de los derechos que les reconoce la Ley de Transparencia. La resolución, con la que no está de acuerdo Revista80dias, ya ha sido recurrida ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, el órgano independiente que decide sobre los rechazos de acceso a la información pública de los organismos del Estado.

El 23 de diciembre de 2020 se constituyó el nuevo Consejo de Administración de Air Europa, según un comunicado de Globalia. Se trata de unos los requisitos que debía cumplir la aerolínea de la familia Hidalgo para poder acceder a la ayuda estatal. A propuesta de SEPI se sientan en el nuevo Consejo, como vocales, José Ángel Partearroyo Martín, abogado, director de Participadas en SEPI, y Juan Manuel Bujía Lorenzo, ingeniero aeronáutico. Por el lado de Globalia forman parte del Consejo Juan José Hidalgo Acera, el fundador y presidente del grupo; Miguel Ángel Sánchez Jiménez, director general del Grupo y responsable Económico Financiero; y el director de Asesoría Jurídica, Ramiro Campos Gallego, como secretario. Para una reunión posterior se ha dejado el nombramiento del consejero delegado, que deberá hacerse de mutuo acuerdo entre SEPi y Globalia.

Rescate y compra de Air Europa

El 3 de noviembre de 2020, el Consejo de Ministros presidido por Pedro Sánchez (PSOE) aprobó una ayuda financiera de 475 millones de euros para rescatar a Air Europa de una quiebra segura. La crisis sanitaria y económica provocada por el coronavirus SARS-Cov-2 ha impedido a las aerolíneas mundiales volar con normalidad desde el 14 de marzo de 2020, cuando los países de todo el mundo cerraron sus espacios aéreos. Esto ha supuesto una pérdida de pasajeros y de ingresos para las aerolíneas, que se han visto económicamente muy perjudicadas. Air Europa, compañía aérea de grupo turístico Globalia, propiedad de la familia de Juan José Hidalgo, pidió en mayo de 2020 un préstamo de 140 millones de euros a un sindicato de bancos. En noviembre llegó la ayuda del Estado.

Los 475 millones de euros del Fondo de rescate se han articulado a través de un préstamo participativo de 240 millones de euros y de un préstamo ordinario de 235 millones. Hay diferencias entre los dos tipos de préstamos. En el participativo, las condiciones del préstamo, como tipos de interés, dependen de la evolución económica de la empresa. En el caso del préstamo ordinario, las condiciones son independientes del negocio de Air Europa. Además, en caso de concurso de acreedores de Air Europa, el préstamo participativo sería el último que cobraría el Estado, detrás de otros acreedores, siempre que la empresa tuviese algún bien para pagarlo tras abonar las deudas hipotecarias, con la Agencia Tributaria, la Seguridad Social, los empleados, proveedores y clientes. El comunicado de Globalia dice que los dos préstamos están avalados por la garantía corporativa de Globalia y por el compromiso de constitución de hipoteca sobre las sedes del grupo turístico en Pozuelo y Palma de Mallorca.

Luis Gallego, consejero delegado de IAG, y Javier Hidalgo, CEO de Globalia | Foto: Iberia
Luis Gallego, consejero delegado de IAG, y Javier Hidalgo, CEO de Globalia | Foto: Iberia

El rescate de Air Europa se ha vendido como una operación para salvar una empresa estratégica, los empleos que genera y sus rutas, fundamentalmente con destinos de Latinoamérica. Pero con esta operación también se han protegido otros intereses: la compra de Air Europa por Iberia. En noviembre de 2019, Iberia (integrada en el grupo IAG, donde también se encuentra British Airways) acordó comprar Air Europa por 1.000 millones de euros. Era el primer paso de la familia Hidalgo para desmantelar su grupo turístico por un precio inmejorable. Sin embargo, cuatro meses después, el estallido de la pandemia de Covid-19 dio al traste con la operación. La situación financiera de Air Europa hizo que la aerolínea buscase un rescate para evitar su quiebra. El concurso de acreedores de Air Europa hubiese significado su desguace, la venta de sus rutas y sus activos a un precio muy inferior al acordado con Iberia y un descalabro económico para la familia Hidalgo y para Globalia.

De esta manera, la ayuda del Estado español, con dinero público y articulada a través de SEPI, ha servido para mantener a la aerolínea a flote, poder realizar la venta de la misma y garantizar a Iberia la eliminación de un competidor y el acceso a sus rutas. Iberia adquirirá Air Europa, si no hay más sobresaltos, por 500 millones de euros, aunque no se conocen con detalle las condiciones concretas de la operación ni qué pasará con los préstamos públicos del Fondo de rescate.