Revista80dias.es
Portada » Actualidad » Política turística » ¿Qué pasará con el turismo después del Covid?

¿Qué pasará con el turismo después del Covid?

Analizamos qué pasará con el turismo en 2021 si las vacunas consiguen frenar la expansión del Covid-19 en el mundo. No hay una respuesta única.

¿Qué pasará con el turismo después del Covid?

Acaba el año 2020 y una de las incógnitas es qué pasará con el turismo tras el Covid. A lo largo de este ejercicio pandémico se han publicado muchos estudios y no han sido pocos los gurús que han intentado vaticinar cuál será el turismo del futuro tras la epidemia de coronavirus. Sin embargo, no es fácil trazar un escenario mínimamente realista por las incógnitas que se presentan.

¿Cuándo terminará la pandemia de coronavirus?

La Organización Mundial de la Salud, los principales Gobiernos del mundo y las empresas fían el inicio del fin de la pandemia a la vacunación que se producirá en 2021 tras la aprobación de las primeras vacunas para combatir el SARS-Cov-2. Sin embargo, la dinámica de vacunación no será tan sencilla y plantea diversos interrogantes.

La primera de estas dudas es si habrá suficientes vacunas para todos los habitantes del mundo durante 2021. La Unión Europa y EEUU, donde ya se ha aprobado el uso de emergencia de las vacunas desarrolladas por las farmacéuticas Pfizer y AstraZeneca, han firmado acuerdos de compra que les garantizan millones de dosis. Pero la situación es diferente en los países africanos, muchos sin recursos económicos para hacerse con las vacunas, y en los asiáticos. América Latina también será un continente a vigilar en la campaña de vacunación. China está desarrollando su vacuna y es muy probable que imponga la obligación de vacunarse durante 2021. Que la mayor parte de la población estadounidense y europea se vacune para evitar la Covid-19 puede ser bueno para los viajes entre estas dos regiones, pero si la vacunación no se extiende por todo el mundo, los desplazamientos al continente africano y asiático pueden estar limitados.

La segunda cuestión es si será obligatorio vacunarse. Esta pandemia sanitaria ha traído una ola de desinformación sobre los orígenes de la infección (con teorías como la que defiende que el virus ha sido creado en laboratorio por China o EEUU) y la utilidad de las vacunas. En España, el Gobierno ha manifestado que no obligará a la vacunación frente al Covid-19 y lo mismo han dicho otros países europeos. Si la tasa de vacunación es baja, los efectos de la vacuna a corto y medio plazo podrían no ser suficientes para evitar las restricciones de desplazamientos.

En tercer lugar, habrá que ver las capas de población que se vacunan. Los Gobiernos no dejan de repetir que habrá vacunas para todos, pero no especifican quiénes serán esos todos. Es poco probable que se proceda a una campaña de vacunación masiva de toda la población y casi con seguridad 2021 avanzará con vacunaciones a segmentos concretos: personas mayores de 65 años, personas con enfermedades, etcétera.

Por último, que 2021 sea el año del fin de la pandemia dependerá del transporte de las vacunas. Algunas de estas vacunas necesitan temperaturas muy frías para mantener su efectividad, por lo que su transporte se dificulta y encarece. Por otro lado, habrá que ver si aerolíneas y empresas de transporte están preparadas para realizar una actividad logística a gran escala que permita enviar vacunas a cualquier rincón del mundo.

¿Qué viajes se reactivarán tras la pandemia de Covid-19?

Existen varios informes que intentan responder a esta pregunta. Casi todos coinciden en que, una vez que se pueda viajar con libertad, los turistas optarán por destinos nacionales. La consultora McKinsey estima que hasta 2023 no se recuperará la actividad turística a los niveles de 2019, previos a la pandemia. Si la efectividad de las vacunas se confirma, se podría recuperar el 85% del gasto turístico en 2021 y volver a encarrilar el sector de los viajes en 2022.

Como ya han reseñado otros estudios, el primer tipo de turismo que crecerá será el doméstico. McKinsey calcula que los viajes en el interior de cada país retornarán a los niveles precrisis entre uno y dos años antes de los desplazamientos al extranjero. Los menores impedimentos para viajar dentro de cada país, la posibilidad de desplazarse en medios de transporte que no sea el avión y los viajes de negocio serán los principales vectores que animen los viajes internos en los próximos meses. En el caso de que se consiga transmitir que el viaje en aerolínea es seguro y no se producen contagios, la posibilidad de volver a volar, junto con las políticas de higiene y de aseguramiento de los destinos también facilitarán la vuelta a la actividad. Sin embargo, los viajes de negocios serán los últimos en ver la recuperación, sobre todo porque las empresas han descubierto que se pueden negociar y cerrar operaciones de forma telemática, con los ahorros de costes que eso supone.

¿Cómo será el viajero tras el Covid-19?

Un reciente estudio de la firma Braintrust para la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) prevé que el viajero posterior a la pandemia elegirá destinos con menos aglomeraciones, en entornos rurales y zonas de naturaleza y montaña. Este viajero buscará seguridad, higiene, privacidad y tranquilidad. Además, con la intención de tener un contacto mínimo con otros viajeros, el turista postpandemia preferirá moverse en su propio coche, alojarse en casas rurales, hoteles pequeños con pocas habitaciones y casas de alquiler. Los seguros de cancelación y asistencia en viaje con cobertura Covid-19 son otro de los elementos que van a jugar un importante papel para este viajero. Por su lado, prevalecerá el canal online para la reserva de los viajes.

En cuanto al perfil socioeconómico del viajero postcovid, el estudio de Braintrust indica que los jóvenes serán los primeros en retomar los viajes por ser el grupo de menor riesgo sanitario. Además, los turistas con las rentas más altas y con menos riesgo de que la crisis económica asociada a la crisis sanitaria haya tenido un impacto en su economía también serán los primeros en lanzarse a la carretera. Los residentes en las grandes ciudades y las familias y parejas, por ser personas convivientes, también retomarán antes los viajes.

¿Cómo se viajará tras la pandemia de coronavirus?

Si las vacunas se distribuyen de forma limitada y durante 2021 deben seguir las restricciones de movimiento, las medidas adoptadas en la Unión Europea (UE) pueden ser un indicador sobre cómo se viajará. En octubre, la UE aprobó un semáforo con el que clasificaba el estado de las infecciones en los países europeos y, consecuentemente, servía de indicador para conocer las restricciones de movilidad a aplicar.

Con un nivel de contagios superior a 25 infecciones por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, junto a una tasa de positividad elevada, la UE recomienda restringir la movilidad en las zonas afectadas. Esta línea de actuación es la que puede repetirse durante 2021 y trasladarse a otros estados una vez que se normalice el flujo internacional de viajes. De hecho, las referencias de infecciones y de positividad usadas por la UE son las que recomiendan mayoritariamente los científicos de todo el mundo para evaluar el desarrollo de la epidemia.

¿Qué empresas turísticas sobrevivirán a la pandemia de Covid-19?

La paralización de los viajes en todo el mundo ha perjudicado a las empresas del sector turístico. Las aerolíneas han recibido rescates mil millonarios por parte de los Gobiernos para evitar su cierre, lo que también conllevaría la pérdida de conectividad de los destinos. El sector hotelero tuvo que cerrar en masa en los meses del confinamiento más duro, entre marzo y junio. Ello les obligó a mandar a sus empleados a casa suspendiéndoles el contrato de trabajo a través de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo para evitar el despido. Sin embargo, en el lado de las agencias de viajes la evolución ha sido muy variable. La agencia tradicional de calle tuvo que cerrar y todavía hoy sufre los rigores de la falta de viajes. Por su lado, las principales agencias online, como Booking o Expedia, han ido recuperando pulso, lo que muestra claramente que la tendencia de compra de viajes será online en los próximos meses y años. No es nada nuevo, pero sí ha acelerado una dinámica que se producía desde hace más de 10 años. Por su lado, las atracciones en destino, como guías, tours, etcétera, seguirán viéndose afectadas mientras duren las restricciones de movimiento y las limitaciones de aforo.

Todo esto hace que, con toda probabilidad en 2021, y los años que vienen, se produzcan procesos de consolidación en el mercado. Las aerolíneas más débiles y con menos recursos desaparecerán o serán compradas. Muchas agencias de viajes tradicionales acabarán cerrando. Y las cadenas hoteleras seguirán desprendiéndose de edificios (una tendencia que ya existía y se acelerará) o serán compradas por otras mayores.

Un estudio de Fedea publicado en julio analizaba las vías para la recuperación del sector empresarial. Los autores ven necesaria la entrada del sector privado en Turespaña y una colaboración más estrecha de las empresas con los organismos públicos que se encargan de las decisiones políticas sobre el turismo. Segundo, la elaboración de un plan estratégico de turismo que los autores del informe concretan en 22 puntos. En ellos se trata desde la estructuración de la oferta, la renovación de los destinos más maduros del Mar Mediterráneo, la digitalización de empresas y destinos, la inversión en infraestructuras, etcétera. El tercer pilar de este plan de reconstrucción es el uso de los datos agregados por instituciones públicas y empresas del sector privado para tomar decisiones sobre los destinos turísticos y el negocio.

¿De qué pérdidas debe recuperarse el turismo tras el Covid-19?

La Organización Mundial del Turismo ha cifrado las pérdidas del sector turístico en 762.000 millones de euros. Además, tras años de un crecimiento continuo en el número de viajeros internacionales, este año se ha perdido un 72% de las llegadas por la práctica inexistencia de vuelos y las limitaciones de viaje, con 900 millones de turistas menos. Hasta el tercer trimestre de 2021 (meses de julio a septiembre) la OMT no prevé un repunte del turismo internacional.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos
Encuentra tu hotel
Booking.com