Revista80dias.es
Portada » Actualidad » Negocios » El Covid pone en duda la temporada de esquí en Europa

El Covid pone en duda la temporada de esquí en Europa

La temporada de esquí 2020-2021 está en el aire a causa del coronavirus. En Europa, las potencias de este deporte se están moviendo para abrir las pistas en diciembre.

Neukirchen pistas de esquí

Cuando en marzo de 2020 se empezaron a rastrear los movimientos de los primeros casos de infección del virus SARS-Cov-2 en Europa, se apuntó a la estación de esquí austriaca de Ischgl. Hoy, diferentes estudios sugieren que el coronavirus ya circulaba por el mundo mucho antes de febrero y las primeras nieves en Europa han abierto otro debate en el vapuleado sector turístico: ¿habrá temporada de esquí 2020-2021?

En las últimas semanas, los principales países europeos se han ido moviendo para acordar una estrategia de puesta en marcha de las estaciones de esquí. Giuseppe Conte, primer ministro de Italia, ha lanzado una ofensiva en la Unión Europea para que los estados que comparten estaciones de esquí mantengan cerrados los remontes hasta el 10 de enero, una vez que hayan acabado las vacaciones navideñas. Conte ha hablado con Ángela Merkel, canciller de Alemania, y con Emmanuel Macron, el presidente de Francia, para tomar una postura común. La idea de Conte es que los turistas puedan acudir a los resorts de las estaciones de esquí, pero que no puedan esquiar para evitar los contagios de coronavirus en las pistas. En Italia, el turismo de esquí aporta unos 11.000 millones de euros cada año, sobre todo en las Navidades, cuando los italianos acuden a las estaciones de los Alpes y las Dolomitas. Conte teme que, si sólo Italia cierra sus pistas, los ciudadanos italianos acudan a otros países europeos a esquiar, pudiendo propagar el virus. También un cierre del país mediterráneo dañaría su sector de esquí, si el resto de estados europeos no siguen esta política.

La idea italiana no le ha gustado nada a Austria, país fronterizo con Italia a través de la cordillera de los Alpes, donde se encuentran algunas de las estaciones de esquí más importantes de Europa, entre ellas la de Ischgl, donde se produjeron múltiples infecciones de coronavirus en febrero. En los Alpes se concentran el 37% de todos los resort de esquí del mundo y estas montañas (que comparten Francia, Suiza, Italia, Austria y Eslovenia) atraen al 43% de los turistas de nieve cada año, según el estudio Laurent Vanat – 2020 International Report on Snow & Mountain Tourism. Por eso no extraña que Elisabeth Koestinger, ministra de Turismo de Austria, haya dicho que “las vacaciones de invierno en Austria serán seguras, nuestras empresas ya tienen planes de seguridad completos para las vacaciones de esquí y la solicitud hecha por Italia de mantener nuestros remontes no logrará nada”, según el portal Agi.it. La temporada de nieve en Austria se inaugura a principios de diciembre y la ministra ha indicado que este año se suprimirá el apres-ski. Austria está haciendo mucha fuerza en la UE y reclama que, si se toma una decisión común al respecto, se sufraguen los 2.400 millones de ingresos que perderán las empresas del sector austriaco y se les compense con otros 2.000 millones. Austria tiene una población de 8,8 millones de habitantes y, según su gobierno, 700.000 trabajadores dependen de la temporada de esquí. El país se halla en un confinamiento nacional hasta el 7 de diciembre y, después de esa fecha, no se conoce qué sectores económicos se reactivarán en primer lugar.

En Suiza, otra de las grandes potencias del turismo de esquí en Europa, las estaciones abrirán desde diciembre y el país realizará una campaña para invitar a los esquiadores a los Alpes. “No hay prohibición de esquiar. Pero los gestores de las estaciones de esquí deben presentar un plan de protección y corresponde a los cantones aprobarlo, asegurarse de que sea válido y respetado”, ha explicado Daniel Dauwalder, portavoz de la Oficina Federal de Salud Pública. El diario italiano La Stampa asegura que las medidas a pie de pista serán más estrictas que otros años: uso de mascarilla y distancia de seguridad. La obligatoriedad de portar mascarilla será más intensa en los remontes y en los transportes (como trenes cremallera) que estén cerrados y no tengan ventilación natural.

Francia es otro de los países afectados, con dos zonas de esquí principales: la de los Alpes, que comparte con Suiza e Italia; y la de los Pirineos, con España y Andorra. El Gobierno francés ha explicado que en 10 días tomará una postura y una decisión sobre la apertura de las pistas de esquí y la práctica del deporte en la temporada 2020-2021. De momento, el Gobierno del presidente Emmanuel Macron está conversando con los empresarios del sector para informarse sobre cómo afrontarán esta temporada y qué medidas concretas se deberían poner en marcha para garantizar la salud de los turistas y esquiadores. En total, la economía del esquí en todos los Alpes genera cerca de 50.000 millones de euros anuales.

En España, Salvador Illa, ministro de Sanidad, mantiene reuniones con las comunidades autónomas que disponen de estaciones de esquí para alcanzar un acuerdo conjunto sobre su apertura y las medidas a tomar. En principio, si se deciden abrir las estaciones de esquí españolas, es probable que se exija una PCR negativa a los viajeros internacionales, además del respeto a las medidas sanitarias generales: uso de mascarilla, distancia de seguridad y el lavado frecuente de manos. Hace unas semanas, el Ministerio de Sanidad español reconoció a través de un documento la alta transmisibilidad del SARS-Cov-2 a través de los aerosoles, las emisiones que hacemos los humanos al hablar, reír o gritar. Los contagios por aerosoles son más probables en espacios cerrados, mientras que en entornos abiertos es más difícil por la dispersión de las moléculas de aire que produce el viento. El esquí en España genera 118,75 millones de euros anuales para las estaciones, según la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem), aunque el impacto en toda la economía nacional (tiendas de esquí, ropa, equipación, etcétera) puede alcanzar los 1.000 millones de euros.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos
Encuentra tu hotel
Booking.com