Revista80dias.es
Portada » Actualidad » Negocios » Air Europa pide un rescate que le dejará a precio de saldo

Air Europa pide un rescate que le dejará a precio de saldo

Tanto si quiebra como si es rescatada por el Gobierno español, la operación de venta de Air Europa a Iberia por 1.000 millones ya no tiene sentido en sus términos originales.

Air Europa pide el rescate al Gobierno español

Air Europa, la aerolínea española del grupo Globalia, está en la cuerda floja. La empresa ha solicitado al Gobierno de Pedro Sánchez (PSOE) un rescate, a través del fondo creado para empresas estratégicas, de entre 400 y 500 millones de euros, según la información que se consulte.

La epidemia de Covid-19 ha afectado a las cuentas de la aerolínea, pues ha reducido al mínimo sus ventas y funciona sólo con el 25% de sus vuelos. Además, Air Europa es muy dependiente de sus rutas entre España y Latinoamérica, las que mayor negocio le proporcionaban, y en la actualidad los vuelos de largo radio son los que más restricciones presentan. Y que Air Europa se tambalee también pone en riesgo a Globalia, pues aporta el 52% de los ingresos del grupo turístico. La otra pata es la red de agencias Halcón Viajes, que supone el 40% de la facturación de Globalia, y que se halla en pleno proceso de fusión con las agencias del Grupo Barceló.

Junto con el peligro de quiebra, el Covid-19 ha dado al traste con la operación de venta de Air Europa a Iberia por 1.000 millones de euros tal y como estaba concebida en noviembre. El negocio se cerró entre Javier Hidalgo, CEO de Globalia e hijo de Juan José Hidalgo, el fundador del grupo, y Luis Gallego, presidente y CEO de Iberia en ese momento (hoy le ha sustituido Javier Sánchez-Prieto). Así que el gran perdedor por la crisis del coronavirus es la familia Hidalgo y los más de 3.800 empleados de la aerolínea. Iberia, por su parte, sólo tiene que esperar sentada a ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

La pandemia de Covid-19 ha trastocado los planes de la familia Hidalgo, que estaba desmenuzando Globalia y vendiendo sus negocios. Primero fue el acuerdo de venta de Air Europa a Iberia. Después la fusión de sus agencias Halcón Viajes con Ávoris, el negocio emisor del Grupo Barceló, y la última operación es la fusión de los hoteles BeLive con la cadena Blue Bay Hotels. El virus Sars-Cov-2 ha afectado tan profundamente al turismo, que las premisas de rentabilidad (por el alto número de viajes anuales) sobre las que se sostenían los negocios de Globalia han dejado de existir en la actualidad.

Si Air Europa entra en concurso de acreedores, Iberia podrá hacerse con las rutas, derechos de vuelo, aviones y parte del personal de la empresa a un precio muy alejado de los 1.000 millones que pactó a finales de 2019. Si el Gobierno encuentra una forma de rescatar a Air Europa, la operación de compra todavía se podrá llevar a cabo, pero con un precio revisado (alrededor de 500 millones), pues las circunstancias del mercado y del negocio aéreo han cambiado.

No será fácil para el Gobierno de Pedro Sánchez hallar la fórmula para rescatar a Air Europa. La empresa es propiedad de la familia Hidalgo, a través del grupo Globalia, por lo que el dinero público que se use del fondo de rescate (dotado con 10.000 millones) servirá para tapar los agujeros y acondicionar la aerolínea para que la compre Iberia. Y el dinero de Iberia iría a los bolsillos de la familia Hidalgo. De forma indirecta es como si el Estado ayudase a la familia Hidalgo a vender su aerolínea. Además, la operación de rescate con fondos públicos es menos elegante tras conocerse que en febrero Air Europa repartió un dividendo de 35 millones, la mayor parte del cual fue a parar a los Hidalgo. Según El País, en los seis primeros meses de 2020 Air Europa ha registrado unas pérdidas de 450 millones de euros. Asimismo, la aerolínea ya ha pedido un préstamo de 140 millones en mayo a un sindicato de bancos, avalado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Por su lado, Iberia ha perdido 430 millones entre enero y junio, pero la compañía lo tiene más fácil para sobrevivir, ya que se está integrada en el grupo IAG.

La inyección de dinero público en aerolíneas privadas no es rara en la Europa postcovid. Alemania le ha dado a Lufthansa 9.000 millones y Air France-KLM ha recibido 10.000 millones de Francia y Holanda. Por su lado, Alitalia será rescatada con 3.000 millones de euros. Sin embargo, la diferencia con Air Europa es que las tres aerolíneas citadas son las grandes compañías de cada uno de los países europeos, mientras que Air Europa es una compañía mediana, muy especializada en vuelos a Latinoamérica, pero con una fuerte competencia con Iberia, integrada en el conglomerado IAG (junto a British Airways).

El 8 de septiembre, IAG aprobó un aumento de capital de 2.741 millones de euros para amortizar parte de su deuda y conseguir más dinero en efectivo con el que pagar los gastos de los próximos meses. Parte de ese dinero en efectivo (unos 5.800 millones) se usará para realizar compras como la de Air Europa y eliminar a competidores con un negocio que sea complementario al de las aerolíneas de IAG. El grupo hispanobritánico está funcionando con el 30% de sus vuelos, sobre todo dentro de Europa y tiene previsto reducir en 13.000 trabajadores la plantilla de British Airways. En España, parte de los trabajadores de Iberia y Vueling siguen acogidos a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo que se espera prorrogar hasta 2021. IAG prevé que la demanda de vuelos se sitúe en niveles normales en el año 2023, así que el sector aéreo todavía tiene dos años de camino por el desierto.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos
Encuentra tu hotel
Booking.com