El móvil no sirve sólo para llamar

Skyscanner cambia su negocio: venderá vuelos de forma directa

El metabuscador da el paso de convertirse en vendedor de vuelos, con lo que conseguirá mayores márgenes económicos y la posibilidad de fidelizar al cliente.
Skyscanner cambia su negocio: venderá vuelos de forma directa

Las continuas evoluciones en el mundo digital de los viajes obligan a las empresas históricas a modificar sus modelos de negocio. Skyscanner fue en su momento el buscador de vuelos líder en Internet. Ahora, además de su faceta de metabuscador ha iniciado su andadura como web de reservas directas. Aunque la compañía escocesa, comprada por el gigante chino Trip.com, ha explicado que no se convierte en una agencia de viajes online, el modelo que ha puesto en marcha invita a pensar lo contrario.

En la sección de vuelos, y sólo en la aplicación móvil de Skyscanner y en la web móvil, el usuario tendrá tres caminos diferentes para comprar sus billetes aéreos. La primera, y nueva, opción es comprar directamente con Skyscanner, quien gestionará el pago y la reserva para el cliente de forma transparente. Esto permitirá a Skyscanner fidelizar en el futuro a este cliente, pues no lo redirige a la aerolínea o a una agencia de viajes externa.

La segunda opción es realizar la reserva y el pago a través de Skyscanner, pero el cliente será redirigido a la aerolínea o la agencia de viajes, quienes gestionarán con él los detalles restantes, como el envío de los billetes. Y la tercera posibilidad es la tradicional del modelo de metabuscador: el usuario pincha en el enlace del vuelo que le interesa y se le redirige al proveedor externo, ya sea la aerolínea o la agencia de viajes, donde realizará definitivamente la reserva.

Este cambio hacia un modelo de negocio en el que Skyscanner se convierte en el vendedor del vuelo ha sido influido por Trip.com, el nuevo propietario chino que ha basado su éxito en el país asiático en la venta de viajes como agencia online. Trip.com quiere resultados y conversiones, y el negocio de los metabuscadores (que se fundamenta en redirigir clientes al proveedor del servicio y cobrar una comisión por ello) tiene un recorrido muy corto desde el momento en el que han entrado en el mismo gigantes como Google, con su solución Flights.

En declaraciones realizadas a Phocuswire, medio de la consultora Phoscuswright, Bryan Dove, consejero delegado de Skyscanner, reconoce que, además de por una cuestión de negocio, el otro motivo que les ha llevado a este cambio es la frustración que siente el usuario al ser dirigido, en una ventana externa, a la web del proveedor para realizar la compra de su vuelo. De momento, las nuevas opciones de reserva están disponibles para el mercado angloparlante y en el próximo año y medio se pondrán en marcha en el resto de lenguajes. Lo mismo sucederá con las secciones en las que funciona: de la de vuelos se pasará a la de hoteles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados