Revista80dias.es
Portada » Actualidad » Política turística » Cómo desaprovecha España el turismo deportivo

Cómo desaprovecha España el turismo deportivo

España no se caracteriza por explotar las posibilidades del turismo deportivo. Si lo hiciese, conseguiría mayores ingresos y un público más cualificado.

Cómo desaprovecha España el turismo deportivo
Balón de fútbol, turismo deportivo | Foto: Pixabay

España es un raro caso de infrautilización del deporte como reclamo turístico, sobre todo porque su liga de fútbol nacional es una de las más conocidas en todo el mundo por la calidad de los jugadores que compiten en la misma. Sin embargo, el país mediterráneo no ha sabido explotar este potencial más allá de productos muy particulares, como el tour por el estadio Santiago Bernabéu del club de fútbol Real Madrid. Otros negocios relacionados, como las apuestas deportivas en Codere, una empresa especializada en este tipo de servicios, también podrían despegar.

Un estudio realizado en 2013 por el Ministerio de Educación y Deporte señala que sólo 9 millones de turistas extranjeros acudieron a España para realizar turismo deportivo en 2011 (son los datos más recientes y esta información se refiere a los mismos), bien sea ver un partido de fútbol o practicar deporte de forma activa en algún destino. Si se tiene en cuenta que en 2011 el número de turistas que llegaron a España fue de 56,55 millones, la cifra no es muy significativa.

Que no se use el potencial de España como destino de turismo deportivo es todavía más llamativo cuando se comprueba que el gasto medio que realiza este tipo de turista es de 1.075 euros, muy superior al de otros segmentos tradicionales para el negocio turístico español. No obstante, el gasto medio por viajero que visita España se ha elevado de 983 euros en julio de 2014 a 1.212 euros en julio de 2019, según el informe Egatur que elabora el Instituto Nacional de Estadística. La mayor parte de este gasto lo realizan visitantes que buscan el sol y playa del litoral mediterráneo o de los archipiélagos balear y canario.

Además, se puede pensar que el turismo deportivo está más arraigado en los propios viajeros españoles, pero el informe del ministerio echa por tierra esta hipótesis. Sólo 1,92 millones de viajes en España se realizaron con fines deportivos en 2011, menos de un 1,4% del total de viajes que realizan los españoles a lo largo de un año.

España ha sido sede de diversos eventos deportivos, como el mundial de Baloncesto en 2014 o el de Balonmano en 2013, pero los datos muestran una pérdida de oportunidad en el segmento deportivo que ayudaría a incrementar el nivel de los turistas que acceden al país y el gasto que realizan, lo que redundaría en mejor empleo y mayores beneficios para las empresas.

Los fracasos de la candidatura a ser sede de los Juegos Olímpicos para Madrid y la infrautilización de determinadas infraestructuras (como estadios o instalaciones deportivas) muestran que los actores políticos y económicos no están muy interesados en aprovechar la oportunidad del deporte. Y ello a pesar de que en el país mediterráneo se concentran deportistas con reconocimiento internacional, como Rafa Nadal.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos
Encuentra tu hotel
Booking.com