Revista80dias.es
Portada » Actualidad » Destinos » ¿Por qué se hunde Yakarta?

¿Por qué se hunde Yakarta?

El Gobierno indonesio ha anunciado el cambio de capital. Yakarta se hunde por su orografía, el cambio climático y la falta de agua.

¿Por qué se hunde Yakarta?

Yakarta, la capital de Indonesia, se hunde irremediablemente. Este es el motivo que ha llevado a Joko Widodo, presidente del país asiático, a anunciar los planes para construir una nueva capital en la isla de Borneo. Pero, ¿por qué se hunde Yakarta? Tres son los motivos. Primero, la capital indonesia se halla en una zona pantanosa por la que fluyen 13 ríos. En segundo lugar, el cambio climático ha elevado el nivel del agua del mar. Y, tercero, las extracciones de agua en la ciudad también son culpables.

Un artículo firmado por Sean Fleming para el Foro Económico Mundial explica que la ciudad de Yakarta se encuentra en una llanura aluvial muy baja, con sólo una elevación sobre el nivel del mar de 8 metros. Y en los últimos treinta años, la planicie sobre la que se asienta Yakarta se ha hundido 4 metros, según otra información de la agencia Reuters. En la ciudad de Yakarta viven 10 millones de personas y en el área denominada Gran Yakarta, las ciudades de alrededor, habitan cerca de 30 millones de personas. La capital es una de las más contaminadas del mundo.

En el distrito Norte de Yakarta la situación es todavía peor, ya que en los últimos diez años se ha hundido 2,5 metros. Estos hundimientos hacen que los ríos que fluyen a través de la ciudad casi tengan que remontar una pequeña colina para desembocar en el mar. El cálculo es que para 2050, el 95% del Norte de Yakarta se encontrará bajo el nivel del mar, lo que afectará a 1,8 millones de personas.

Cambio climático e inundación de Yakarta

Además de la propia orografía del lugar donde se asienta Yakarta, la ciudad está impactada por el cambio climático. Como Yakarta se encuentra a los pies del Mar de Java, el incremento del nivel del mar, por el derretimiento del hielo en los polos, le afecta negativamente, ayudando en su hundimiento.

La NASA, el organismo aeroespacial estadounidense, lleva midiendo los niveles del mar desde 1993. En estos últimos 26 años el nivel del mar se ha elevado en 8,5 centímetros y cada año crece 3,2 milímetros.

Junto al cambio climático, otro motivo por el que Yakarta se hunde cada año es la extracción de agua de su subsuelo. A pesar de que la ciudad vive rodeada de agua, la mayor parte de sus ciudadanos no tienen acceso a fuentes potables. Ello hace que el agua se tenga que buscar en los acuíferos subterráneos de la ciudad. Pero la extracción de este agua no se repone con otra procedente de lluvias, por lo que estos acuíferos se quedan vacíos, la tierra que los rodea se derrumba, compacta y provoca que la superficie se hunda. Esta mecánica de extracciones está permitida y legalizada.

Trasladar la capital de Indonesia

El presidente Widodo anunció el 26 de agosto que el Gobierno indonesio ha elegido la provincia de Kalimantan Este, cerca de las ciudades de Balikpapan y Samarinda, en la Isla de Borneo, para asentar la nueva capital de Indonesia. Se trata de un lugar donde el gobierno posee 180.000 hectáreas de tierra, según Widodo. La finalidad de este proyecto será descongestionar Yakarta, aunque no se ha anunciado ningún plan para paliar los efectos de los hundimientos, que ya son inevitables, y que seguirán afectando a la población que no se desplace a la nueva capital. De hecho, en abril, el ministro de planificación del Gobierno Widodo explicó que la nueva capital se diseñará para ser el hogar de 1,5 millones de personas, la mayor parte funcionarios del Gobierno y sus familiares.

El traslado de una capital a otra costará 32.790 millones de dólares (29.859 millones de euros), según estimaciones del Gobierno, que aportará el 19% de esta cantidad. El resto vendrá de inversión privada y de acuerdos público-privados. La participación privada es uno los aspectos que ha levantado más críticas, por la especulación que se podría desarrollar en la provincia de Kalimantan. Y es que esta zona es prácticamente un extenso bosque donde habitan los pocos orangutanes que aún quedan en el mundo, y donde se desarrollan actividades mineras.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos
Encuentra tu hotel
Booking.com