Theresa May se dirige a los medios | Foto: Flickr Number 10

Reino Unido aprueba un plan turístico a cinco años

La creación de un repositorio de datos y la cualificación de los trabajadores del sector son las dos medidas estrellas para atraer más y mejores visitantes.
Reino Unido aprueba un plan turístico a cinco años
Theresa May se dirige a los medios | Foto: Flickr Number 10

El Gobierno del Reino Unido ha presentado un plan de turismo acordado con la industria. Theresa May, la primera ministra británica, ha presentado el plan en una de sus últimas actividades de importancia como máxima mandataria del país, antes de que se produzca su previsible sustitución por Boris Johnson.

Los pilares del plan son cinco. En primer lugar, el Gobierno creará un repositorio de datos que servirá para que las empresas turísticas puedan conocer el perfil del viajero que llega al Reino Unido, los motivos por los que se interesa por el destino pero no acaba reservando o tendencias de negocio, entre otros. La idea del Gobierno británico es agrupar la ingente cantidad de datos que generan las grandes empresas turísticas, interpretarlos y ofrecerlos al propio sector para que tengan una visión amplia y puedan tomar mejores decisiones de negocio.

El segundo pilar son los trabajadores de las empresas turísticas. En el Reino Unido hay cerca de 1,6 millones de empleados trabajando en actividades relacionadas con turismo. La intención es conseguir mejores condiciones laborales y mayor capacidad adquisitiva para estos empleados y para los nuevos que lleguen en los próximos años. Con esta idea se creará un panel asesor en competencias laborales dentro del sector turístico, que estará presidido por Grant Hearn, exconsejero delegado de la cadena hotelera Travelodge. Además, se pondrán en marcha 30.000 puestos de aprendizaje en empresas turísticas cada año hasta 2025 y un programa de acompañamiento para ayudar a 10.000 empleados a mejorar su carrera profesional. Por su lado, el sector empresarial se compromete a realizar una campaña financiada por 1 millón de libras esterlinas (1,11 millones de euros) para concienciar a los jóvenes de que se puede hacer una carrera profesional duradera en turismo.

En tercer lugar, Reino Unido se embarcará en la mejora de sus infraestructuras para adecuarlas a la demanda de visitantes que espera en los próximos cinco años (hasta un 23% más). De esta manera, se construirán 130.000 nuevas habitaciones de hotel, el 75% de las mismas fuera de Londres para distribuir los flujos turísticos.

Cuarto, el Gobierno británico tiene intención de que el Reino Unido siga siendo un polo de atracción para reuniones de empresas y conferencias. El país ya es un referente en este sentido (es el quinto del mundo en celebración de eventos, según el ranking de la ICCA) y no quiere perder su posición, ya que este tipo de encuentros atrae a un turista de alto poder adquisitivo y elevada capacidad de gasto.

En quinto lugar, el plan pretende trasladar la riqueza turística a las localidades británicas y mantener la sostenibilidad de los destinos, para que no se vean saturados de turistas. Y en este objetivo también se integra la colaboración con las cuatro naciones que integran el Reino Unido (Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte) para participar en proyectos conjuntos que atraigan a turistas. En el Reino Unido, el turismo es una competencia compartida con los organismos de promoción de los cuatro países que integran la Unión británica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados