Revista80dias.es
Portada » Actualidad » Datos » ¿Por qué la luna se pone roja?

¿Por qué la luna se pone roja?

La luna se pone roja en determinados eclipses y por efecto de la atmósfera terrestre. Explicamos cómo se pone la luna roja.

Luna roja | Foto: Pixabay

La Luna roja o blood moon (Luna de sangre, en inglés) se produce en los eclipses totales de Luna, cuando la Tierra se interpone entre ella y el Sol. De esta manera, la Luna deja de recibir los rayos solares directos.

Cuando sucede este eclipse total, la única luz que alcanza la superficie lunar es la que se escapa de los extremos de la atmósfera terrestre. Las moléculas de aire de la atmósfera de la Tierra absorben la mayoría de la luz azul, dejando que pase el resto del espectro luminoso, sobre todo el color rojo. Es así como esta luz sobrante se refleja en la superficie lunar, dándole ese halo rojizo que parece tintar la Luna.

El último eclipse total de Luna, y la última Luna Roja, sucedió el 20 de enero de 2019. El próximo eclipse total de Luna se producirá el 26 de mayo de 2021. Hasta entonces habrá cuatro eclipses parciales, aunque en ninguno podrá verse la Luna roja, ya que en el eclipse parcial no se oculta la totalidad del satélite. En realidad lo correcto es decir que desde la Tierra percibimos la Luna de color rojo, pero no que la “Luna se ponga roja”, puesto que el color de su superficie no cambia realmente, sino que se trata de un efecto óptico.

¿Qué es la Luna y cómo se formó?

Desde la Tierra siempre se ve la misma cara de la Luna, porque el satélite rota sobre su eje a la misma velocidad que lo hace alrededor de la Tierra. Es una sincronización perfecta. La Luna se encuentra a unos 380.000 kilómetros del globo terráqueo y su periodo de rotación es de 27,32 días terrestres. Hay dos datos más curiosos sobre la Luna. El primero son sus temperaturas extremas, que oscilan entre los -248 grados y los 123 grados. En segundo lugar, su gravedad es 0,166 veces la de la Tierra. Esto significa que si en la Tierra pesas 80 kilogramos, en la Luna tu peso será de 13 kilos.

La Luna es importante para la Tierra, porque influye en la evolución de las mareas, pero también en el mantenimiento del clima, según la National Aeronautic and Spacial Agency (NASA). La teoría más aceptada sobre el origen de la Luna es que un cuerpo del tamaño de Marte colisionó con la Tierra hace 4.500 millones de años (la misma edad de la Tierra) y los fragmentos que se desprendieron de ese cuerpo y de la Tierra se fusionaron para crear el satélite lunar. Hace unos 100 millones de años, el magma que recubría la luna se cristalizó y formó la corteza que existe debajo del polvo lunar. Este polvo se ha formado por la fragmentación de metoritos que impactan sobre el satélite.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos
Encuentra tu hotel
Booking.com