Revista80dias.es
Portada » Actualidad » Destinos » Qué es el Toisón de Oro y cuál es su significado

Qué es el Toisón de Oro y cuál es su significado

Explicamos qué es la Orden del Toisón de Oro, cuándo nace y qué significado tiene hoy.

Collar de la Orden del Toisón de Oro
Collar de la Orden del Toisón de Oro

El Toisón de Oro es una orden dinástica creada en el siglo XV por el duque Felipe III el Bueno de Borgoña. En la actualidad, el soberano de la orden es el rey Felipe VI de España, que ha sucedido en la jefatura a los monarcas hispanos desde Carlos I de España.

La Orden del Toisón de Oro se creó el 10 de enero de 1429 en la ciudad de Brujas (actual Bélgica) por el duque Felipe III el Bueno de Borgoña. Con este acto, el duque pretendía erigir una orden en contraposición a la Jarretera, fundada en el siglo XIV por el rey Eduardo III de Inglaterra. El ducado de Borgoña era el más potente de la Francia de finales de medievo y la Orden del Toisón de Oro nacía como oposición francesa a la insigne orden inglesa. El momento en que se crea la Orden del Toisón coincide con los años finales de la Guerra de los Cien Años que enfrentó a Francia e Inglaterra y definió la política europea durante siglos. Por ello, comprender la historia de la Orden del Toisón de Oro supone realizar un recorrido por la historia europea de los últimos 600 años, con sus luchas dinásticas y de poder.

¿Qué es una monarquía parlamentaria?

¿Por qué España es una monarquía parlamentaria?

¿Por qué nace la Orden del Toisón de Oro?

El motivo aparente por el que el duque Felipe III instituyó la Orden del Toisón de Oro fue la conmemoración de su tercer matrimonio con la infanta Isabel de Portugal y Láncaster, hija del rey Juan I de Portugal. Sin embargo, como explica Luis Fernando Fernández Sánchez en su tesis doctoral “El Toisión de Oro: desde Felipe III el Bueno hasta el rey Felipe VI”, la intención del duque perseguía unir sus diferentes estados, dentro del ducado de Borgoña, que es la actual Bélgica, para crear una monarquía más poderosa en los territorios franceses. Por eso, los primeros caballeros de la orden fueron nobles y magnates que el duque Felipe III quería atraerse y que funcionaron como un consejo de asesores en cuestiones políticas y militares.

La jefatura de la Orden del Toisón de Oro recae en la casa imperial de los Habsburgo tras la muerte de Carlos el Temerario, hijo del duque Felipe III. Carlos tuvo una hija, María, que fue la heredera en la jefatura de la orden y del ducado de Borgoña. Sin embargo, el rey Luis XI de Francia no dejó escapar esta oportunidad para ocupar el ducado, así que María de Borgoña tuvo que casarse precipitadamente con el archiduque Maximiliano de Habsburgo (de Austria). De esta manera, el archiduque pasó a ostentar la jefatura de la Orden del Toisón de Oro por mandato de los estatutos de la propia orden.

La Orden del Toisón de Oro bajo los Habsburgo

El heredero de Maximiliano fue Felipe, apodado pronto El Hermoso. Y es en 1496 cuando la orden pasa a la casa real española. En ese año, Felipe el Hermoso, heredero de los Países Bajos, se casa con Juana, infanta de Castilla y Aragón, hija de los Reyes Católicos, que pasó a la Historia como Juana La Loca. Este matrimonio, junto con el de Juan, príncipe de Asturias, y la archiduquesa Margarita de Austria fueron un bombazo a finales del siglo XV. La corona española era muy pujante, había acabado con el poder musulmán en la Península ibérica y había descubierto nuevas tierras más allá del océano. La unión de la monarquía española con la austriaca creaba una monarquía poderosa y paneuropea, que ponía límites a las ansias expansionistas de Francia y de Inglaterra.

Felipe y Juana concibieron un hijo, Carlos, que pronto sería reconocido como caballero de la Orden y que fue el futuro rey Carlos I de España. La muerte de Felipe el Hermoso (que ya era rey de Castilla) y los problemas mentales de Juana hicieron que Maximiliano recuperase la jefatura de la orden, puesto que Carlos sólo contaba con 6 años de edad. En Castilla, Fernando de Aragón quedó como rey regente hasta la coronación de Carlos, puesto que Fernando no podía ser rey titular de Castilla.

De esta manera, con Carlos I como primer rey de la casa Austriaca en España, y unificador en su persona de la monarquía castellana y aragonesa, la Orden del Toisón recae en la Corona española hasta nuestros días. Así se llega hasta el rey Carlos II, conocido como El Hechizado, que en 1700 muere sin descendencia y en su testamento instituye a Felipe de Anjou, de la casa Borbón, como heredero al trono de España. La posterior Guerra de Sucesión con la casa Habsburgo confirma este deseo del monarca fallecido, que también significa el paso de la jefatura de la Orden del Toisón de Oro a la rama borbónica, que es la que actualmente reina en España de la mano de Felipe VI. Hoy, la concesión del Toisón sirve para reconocer a determinadas personas que han prestado un servicio especial a la Corona. Los príncipes de Asturias también son nombrados caballeros (o damas) de la Orden, como ha sucedido recientemente con la princesa Leonor, como futura heredera de la Corona española y de la jefatura de la Orden.

Qué significan los símbolos del Toisón de Oro

El collar de la Orden se compone de eslabones entrelazados de piedras centelleantes inflamadas de fuego con esmalte azul y rayos de rojo rematando con un cordero. Los eslabones están formados por la letra B de Borgoña entrelazada, formando aspa, rememorando  a  San  Andrés.  Según  los  estatutos  fundacionales,  el  collar  tendría  26 eslabones. Los collares son propiedad de la orden, están numerados y los caballeros (hoy también se han admitido damas) pueden usarlos en vida, pero sus herederos deben devolverlos a su fallecimiento.

Por su lado, el vellocino de oro, el carnero que cuelga, tiene su origen en los mitos griegos. Se refiere al vellocino de oro, la piel de carnero, que Jasón y los argonautas buscaban en sus viajes. A esta piel también se la denomina toisón. La significación proviene del hecho de que quien poseía el vellocino de oro era quien ostentaba el poder. Por lo tanto, es un símbolo de la realeza.

El fusil, los eslabones, simulan las llamas que lanzaba el dragón que conservaba el vellocino en la mitología. Viene a representar la presencia del fuego en la orden. San Andrés es el patrón de la orden y su famosa crucifixión en una cruz en forma de aspa (como una equis) es la que dio origen a la cruz de San Andrés y que la casa de Borgoña asumió como Cruz de Borgoña. Es la famosa aspa roja que los tercios castellanos enarbolaban en sus banderas.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos
Encuentra tu hotel
Booking.com