Revista80dias.es
Portada » Actualidad » Política turística » Presupuesto de turismo para 2016

Presupuesto de turismo para 2016

El Gobierno no cree en el cambio de modelo turístico para España

El proyecto de presupuesto para el Ministerio de Turismo español es continuista con los anteriores y destina cantidades ínfimas al cambio del modelo de sol y playa por otro que rentabilice el atactivo cultural y natural del país.

José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo | Foto: Ministerio de Industria, Energía y Turismo

José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo | Foto: Ministerio de Industria, Energía y Turismo

El Gobierno español destinará 329,26 millones de euros a las políticas de coordinación y promoción dle turismo en 2016, un 1,9% más que en 2015. La cifra viene reflejada en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que el ejecutivo presidido por Mariano Rajoy (Partido Popular) ha presentado en el Congreso de los Diputados para que se apruebe antes de que acabe la legislatura y se celebren elecciones generales en España. Las actividades relacionadas con el turismo generan algo más del 10% del PIB español, es decir, por encima de los 100.000 millones de euros al año. Pero sólo se les dedica un 0,33% del presupuesto de gasto total del Estado, que asciende a 436.372 millones de euros.

En el presupuesto destaca la partida asignada a la Secretaría de Estado de Turismo, el organismo que se encarga de poner en marcha y aplicar la política turística para todo el país. En 2016 contará con unos recursos de 237,98 millones de euros. La mayoría de este dinero proviene de un programa con el que se concederán préstamos a empresas del sector turístico, que tendrá un fondo de 221,31 millones de euros para 2016, similar al de años anteriores.

Por su lado, el Instituto de Turismo de España (Turespaña) contará con un presupuesto de 91,27 millones de euros. De esta cantidad, algo más de 23 millones de euros se irán en remunerar a los funcionarios que trabajan para el organismo que se encarga de dar a conocer los atributos del país mediterráneo en el exterior para mantener e incrementar la llegada de turistas. Esto deja 53,58 millones de euros para destinar a campañas promocionales, asistencia a ferias internacionales o la realización de otro tipo de actos promocionales.

Datos concretos

Según la memoria que acompaña los presupuestos, y en la que se detallan las diferentes políticas, Turespaña dispondrá de 28,78 millones de euros en 2016 para realizar publicidad y promoción de los atractivos turísticos de España. Es la mayor cifra de los últimos dos años, ya que en 2014 este concepto sólo tuvo presupuestados 15,09 millones, y en 2015 la cantidad asignada ha sio de 25,93 millones. Por su lado, en redes sociales como Facebook, Youtube o Twitter, Turespaña sólo podrá gastarse 250.000 euros que, con toda seguridad, irán destinados a una empresa que se hará cargo de gestionar los perfiles de esta redes tras el oportuno concurso público. Se trata de una cantidad muy modesta para unos canales que la propia Turespaña señala como esenciales para la comunicación en Internet.

Otro detalle que muestra hacia donde se dirige, o mantiene, la política turística española es el epígrafe “puesta en valor del patrimonio cultural, natural y enogastronómico”. Esta partida, que podría servir para cambiar el modelo español de turismo, basado en el sol y playa, sólo tendrá una asignación de 225.000 euros en 2016 y este importe será una especie de ayuda que se reparta entre cinco clubes de producto. A pesar del discurso oficial, que aboga por una reconversión del modelo turístico, la realidad de las políticas es otra y no se destina presupuesto suficiente para este cambio.

La parte más jugosa del presupuesto son los préstamos para proyectos turísticos. Así, el gobierno ha previsto 30 millones de euros para destinar a jóvenes emprendedores. Otros 45 millones de euros para créditos dirigidos a proyectos que incorporen I+D. A ellos se suman 45 millones adicionales para préstamos dirigidos al desarrollo de productos innovadores. Y, por último, créditos para la internacionalización de empresas, con una dotación máxima de 60 millones de euros. En total 180 millones de euros que se transferirán desde el sector público a las empresas privadas con préstamos a bajos tipos de interés y menores garantías que las que pediría una entidad bancaria.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos
Encuentra tu hotel
Booking.com