Revista80dias.es
Temas:
Portada » Actualidad » Destinos » El Tour, gran oportunidad para viajar por la bella Francia

El Tour, gran oportunidad para viajar por la bella Francia

El Tour de Francia es una oportunidad única para conocer diferentes regiones del país europeo.

Participantes del Tour de Francia con el Arco del Triunfo de París al fondo

Participantes del Tour de Francia con el Arco del Triunfo de París al fondo

El Tour de Francia es una de las grandes vueltas del World Tour que todos los años recorre los bellos paisajes franceses y algunas de sus ciudades más entrañables. El recorrido marcado para que ciclistas profesionales y aficionados del ciclismo puedan seguir a los mejores, como Chris Froome, Nairo Quintana o Alberto Contador, quienes están actualmente dentro de las mejores apuestas en bet365, puede ser la excusa perfecta para organizar un viaje ideal alrededor de las bellas regiones de Francia, como la Bretaña, la zona de los Pirineos o incluso los alrededores de Paris.

El Tour de Francia es una gran carrera histórica que este año celebra ya su 102 edición. Este año, que se está disputando desde el 4 de julio hasta el domingo 26 del mismo mes, cuenta en su recorrido con nueve etapas en llano, tres etapas de media montaña, siete etapas de montaña con cinco llegadas en alto, una etapa contrarreloj individual y otra por equipos y dos jornadas de descanso. Este recorrido se distribuye alrededor de tres semanas en las que el turismo por las regiones francesas es también un protagonista asegurado.

Este año la propia organización del Tour ha destacado ciertos lugares inéditos y de interés turístico e histórico por los que el Tour va a ir recalando y que van a servir de base para crear un maravilloso viaje que se extienda desde Holanda, baje por la Bretaña francesa al norte y noroeste, salte hasta la zona pirenaica y el Macizo Central, para terminar en París.

Utrecht, la ciudad neerlandesa fue elegida este año para celebrar la contrarreloj individual de la primera etapa del Tour de Francia. Ubicada en el centro de los Países Bajos y a orillas del Rin, es una de las ciudades más bellas por su disposición urbanística, los canales que la recorren y su gran oferta cultural y de ocio. Además es conocida por la maravillosa torre de la Catedral de Utrecht, punto de referencia turístico internacional.

Durante esa primera semana, el Tour pasó tres días en los Países Bajos y en Bélgica, de allí partió hasta el Noreste de Francia, donde la ciudad de Livarot celebró una etapa en llano y destacó como sitio de interés cultural y paisajístico.

En la segunda semana de la gran vuelta, dedicada a la zona de los Pirineos, un lugar que ni ciclistas ni viajeros pueden perderse es la estación de esquí La Pierre Saint-Martin, un lugar idílico para disfrutar del aire libre y el descanso.

Muret es la siguiente ubicación que propone la Organización como punto de interés, ya que se trata de una villa muy antigua que ya fue poblada en el Neolítico. Situada en el Macizo Central, la bella localidad también está cerca de Toulouse, una ciudad que alberga un gran patrimonio histórico.

Para terminar el gran recorrido del viaje, no hay mejor lugar que el elegido para el final del Tour de Francia, París, la ciudad de las luces y sus alrededores. Sèvres es una localidad muy interesante ubicada al suroeste de París con interés histórico, puesto que fue allí donde se firmó el famoso tratado de Sèvres en 1920 entre Turquía y las naciones aliadas en la Primera Guerra Mundial.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos
Encuentra tu hotel
Booking.com