Revista80dias.es
Portada » Actualidad » Política turística » El vino y la gastronomía hacen rentable el turismo en La Rioja

El vino y la gastronomía hacen rentable el turismo en La Rioja

Un informe de Exceltur demuestra que por cada euro de inversión pública, la región riojana recupera 1,97 euros y genera empleo en otras ramas de la economía.

Campos de viñas entre las localidades de Urueñas y Cenicero en La Rioja | Foto: La Rioja Turismo

Campos de viñas entre las localidades de Urueñas y Cenicero en La Rioja | Foto: La Rioja Turismo

Las regiones del interior de España no acaban de levantar cabeza en lo que se refiere al turismo. Pero hay excepciones, como en La Rioja, que ha conseguido un crecimiento de su PIB turístico del 0,6%, hasta los 760 millones de euros en 2013, según un informe de Exceltur, la asociación en que se engloban las grandes empresas del sector en el país mediterráneo. Aunque es un incremento muy ligero del valor que el turismo aporta a la economía riojana, explica que la comunidad autónoma de interior lo está haciendo bien en un contexto en el que sólo las regiones de costa han logrado crecimientos significativos. Y este buen comportamiento se debe a la oferta de vino y gastronomía que se puede encontrar en La Rioja, que crea un turismo basado en las experiencias, elevando el gasto del turista. Además, la comunidad autónoma ha conseguido que su turismo sea rentable en términos de generación de empleo y de recaudación de impuestos.

De hecho, el turismo ya aporta el 9,8% del PIB de la comunidad autónoma de La Rioja, en línea con lo que supone esta actividad económica en el resto de España (un 10%, según datos del Instituto Nacional de Estadística). El PIB es un indicador económico que mide el volumen de la economía de un país o región determinada. Para ello se tiene en cuenta la actividad empresarial, las inversiones, el consumo, el trabajo y otra serie de variables que totalizan la producción económica de esa región. En La Rioja, las actividades turísticas han ido ganando importancia dentro de su economía, con un crecimiento de 1,2 puntos porcentuales en los últimos cuatro años. Y este crecimiento ha sido provocado por el mayor consumo de visitantes españoles y de extranjeros. Con todo, el turismo del vino aún se enfrenta a desafíos para resultar verdaderamente rentable y una oportunidad para desestacionalizar el turismo en España.

A la vez, la mayor actividad turística ha elevado el número de puestos de trabajo en La Rioja vinculados al turismo, con un crecimiento del 0,2% en 2013, hasta los 12.951 trabajadores. Todo estos datos hay que desglosarlos entre impacto directo en la economía e indirecto. Así, de forma directa, el turismo representa el 7,4% del PIB regional, con 575 millones de euros facturados en 2013 y 10.149 puestos de trabajo. Indirectamente, es decir, a través de otras actividades relacionadas con el turismo (como servicios, agricultura o bodegas) se suma otro 2,4% al PIB de La Rioja, con 187 millones de euros de facturación y 2.803 puestos de trabajo. El informe indica que por cada 100 empleos que se crean directamente en las actividades que están en contacto directo con el turista, se generan 27,6 puestos de trabajo en otros sectores económicos de la Rioja. Además, la demanda de turismo en la comunidad autónoma permite crear 1.040 empleos en comercio, 650 puestos en construcción e ingeniería civil, 692 trabajos en compañías de servicios empresariales (publicidad, gestorías, etcétera, y 606 empleos en agricultura (vino y ganadería). De lo que no habla el informe es de las condiciones laborales de estos contratos, su temporalidad y salario medio.

Estos crecimientos son consecuencia de la mayor actividad de los turistas que visitan la Rioja. Según el estudio de Exceltur, los visitantes extranjeros se gastaron en la región 65 millones de euros, un 7,8% más que en 2012, con un gasto medio diario de 101,2 euros, uno de las mayores en las comunidades del interior español. Y en los últimos cinco años, el crecimiento en los ingresos extranjeros ha sido del 26,7%, a una media de un 4,8% cada año. Los datos son buenos, pero es cierto que el volumen de turistas extranjeros en la región todavía puede crecer más. Y un dato sorprendente es el de los visitantes españoles, cuyo gasto en la región creció un 6,9% en 2013, hasta los 371 millones de euros, en un contexto en el que los viajes de los residentes en España han sido muy escasos y restringidos.

La actividad económica y el gasto de los turistas genera unos impuestos de los que se beneficia la comunidad autónoma de La Rioja y que pueden ser destinados a otros fines. Exceltur calcula que la recaudación impositiva ligada a la actividad turística fue de 142 millones de euros en 2013, un 9,7% del total de impuestos que se recaudan en la región española. Es importante relacionar esta magnitud con la inversión que realiza el Gobierno de La Rioja para promocionar el turismo de la región: 72 millones de euros. Es decir, que por cada euro que La Rioja invierte en infraestructuras y promoción turística, la comunidad autónoma recupera 1,97 euros.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos
Encuentra tu hotel
Booking.com