Las noches reservadas en hoteles certifican la recuperación del turismo español

Desde mayo, el número de pernoctaciones en hoteles ha venido creciendo con respecto al mismo mes del año 2012. Las noches reservadas por españoles también aumentan, aunque en el balance del año son inferiores a las del ejercicio anterior.
Hotel W Barcelona | Foto: W Barcelona
Hotel W Barcelona | Foto: W Barcelona

MADRID.- Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que los alojamientos españoles han iniciado la salida del hoyo. Así, el INE certifica que en noviembre las pernoctaciones crecieron un 8,6% con respecto al mismo mes del año precedente, hasta los 15 millones de noches reservadas. El dato más significativo es que las noches que los españoles han contratado en hoteles han crecido un 12,7% en noviembre con respecto a igual mes de 2012, mientras que las pernoctaciones de extranjeros han subido un 5,9%. Además, durante los 11 primeros meses de 2013, el número de noches se ha incrementado un 1,6% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Con todo, la recuperación en el segmento nacional aún no se ha producido en su totalidad. Los datos del INE muestran que el número de noches que los residentes en España han reservado en hoteles entre enero y noviembre han caído un 2,1% con respecto a los once primeros meses del año pasado. Esto es así porque durante la primera parte de 2013 las noches reservadas cayeron hasta el mes de mayo, pero a aprtir del verano se ha venido produciendo una recuperación. El mercado nacional representa casi la mitad del negocio de los hoteles españoles, el resto lo producen los visitantes extranjeros, que no han flaqueado en los últimos años. De hecho, la previsión es que España supere los 58 millones de turistas durante 2013, marcando un nuevo récord.

Aunque los datos de pernocaciones son buenas noticias, el sector hotelero aún se enfrenta a dos desafíos. El primero de ellos es el precio. Los datos del INE muestran que en noviembre los precios han caído un 0,6%, lo que afecta de forma directa a la rentabilidad del negocio en un escenario de costes crecientes (como los de la electricidad). Sólo en los meses de julio a septiembre se han permitido los alojamientos españoles incrementar sus precios con respecto a los del año 2012, pero el resto del ejercicio las tarifas han descendido. Los hoteleros consideran que los próximos meses serán mejores en las reservas, pero que el problema vendrá en la rentabilidad del negocio.

El otro problema se presenta en los hoteles del interior español. Las islas y la costa siguen siendo los lugares de reserva principales, mientras que las ciudades del interior español siguen pasando su particular invierno. Los destinos urbanos, y sus hoteles, son los que tienen frente a si el reto de ser atractivos para los visitantes, sobre todo los extranjeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados