El ADN secuenciado en Atapuerca reescribe la historia de la evolución euroasiática

La secuenciación del ADN mitocondrial de un fémur muestra que algunos de los habitantes del yacimiento de Atapuerca tenían antepasados lejanos, de Siberia (Rusia), en contra de lo que se pensaba.
Excavaciones en el yacimiento de Atapuerca (Burgos) | Foto: Ayuntamiento de Atapuerca
Excavaciones en el yacimiento de Atapuerca (Burgos) | Foto: Ayuntamiento de Atapuerca

MADRID.- La Sierra de Atapuerca (Burgos, España) sigue dando sorpresas a la investigación de la evolución humana. La revista Nature ha publicado la investigación de un conjunto de científicos que trabajan en el yacimiento prehístórico en la que se concluye que algunos de los restos de homínidos que se encuentran en el mismo cuentan con ADN de otros antepasados situados en Siberia (Rusia).

El instituto Max Planck de Antropología Evolutiva (Alemania) ha logrado secuenciar el ADN mitocondrial (el que transmiten las madres) de un fémur encontrado en la “sima d elos huesos”, uno de los lugares de excavación del yacimiento burgalés. Este fémur tiene una “edad” de 400.000 años, el más antiguo de los examinados en todo el mundo. Al conseguir el ADN, lo que hicieron los investigadores es comparar este genoma mitocondrial con el de especies más cercanas: neandertales y denisovanos. El resultado es que el código genético del fósil encontrado en la sima de los huesos se parece más al de los denisovanos, una especie que habitó Siberia, que a la de los neandertales, la especie predominante en Europa y en la primigenia España.

Los denisovanos, que reciben este nombre por haber sido hallados en la cueva de Denisova (Siberia), son unos parientes lejanos de los neandertales, de los que se separaron hace unos 700.000 años. La intención de los científicos, entre los que se encuentran Juan Luis Arsuaga, Ignacio Martínez, Ana Gracia, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell, es que se secuencie el ADN fosilizado de otros restos hallados en el yacimiento.

Según la revista Nature, el hallazgo no implica que los habitantes del yacimiento fuesen parientes muy cercanos a los denisovianos, ya que el genoma mitocondrial sólo guarda la historia materna de un individuo, de su madre y así hasta sus ancestros. Sin embargo, es una prueba que refuta la teoría sostenida hasta ahora en la que se hablaba de que los habitantes de Atapuerca eran todos neandertales. Si se hubiese conseguido ADN nuclear, la historia sería diferente, puesto que él mismo contiene información tanto de la madre como del padre, por lo que se podría averiguar si se habría producido alguna mezcla entre especies.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Renfe podrá privatizarse

El Gobierno ha comunicado a la Comisión Europea su predisposición a abrir el capital de Renfe a la inversión privada. Ana Pastor, ministra de Fomento, no comentó nada de esto en la presentación de la liberalización del sector ferroviario.