Accor reorganiza su negocio para aumentar los resultados

El grupo hotelero francés ha dividido su negocio entre los establecimientos que gestiona o que ha franquiciado y entre aquellos que posee en propiedad o están alquilados. El objetivo de la reorganización es la disminución de costes y el incremento de beneficios.
Fachada del hotel Ibis Madrid Las Ventas | Foto: Accor
Fachada del hotel Ibis Madrid Las Ventas | Foto: Accor

MADRID.- El conglomerado hotelero Accor ha dado un giro a su organización, dividiendo en dos sus áreas de negocio para agrupar sus actividades. La empresa francesa, una de las más importantes en el sector del alojamiento europeo, ha creado la división de HotelServices, en la que englobará la operativa de sus hoteles bajo contrato de gestión y de los franquiciados. Y por otro lado, Accor ha puesto en marcha la división de HotelInvest, desde la que dirigirá sus hoteles en propiedad.

En HotelServices se engloba la mayor parte del catálogo de la compañía francesa, con firmas como Ibis, Novotel, Mercure o Sofitel. En total, cerca de 3.600 hoteles y 460.000 habitaciones que serán gestionadas por esta división con varios objetivos. El primero de ellos es mejorar la generación de comisiones por la gestión de estos activos, a lo que se suma el aumento de solidez de cada una de las marcas. Además, Accor se ha propuesto que su programa de fidelización (Le Club Accor Hotels) contribuya a aumentar los ingresos en los establecimientos que gestiona para otros o en las franquicias bajo sus marcas. La empresa francesa también pretende que las agencias de viajes en Internet tengan más protagonismo en esta estrategia para ayudar a incrementar los ingresos.

Por otro lado, la división HotelInvest agrupará los alojamientos que Accor posee en propiedad y alquiler, unos 1.400 establecimientos, de los que 300 son en propiedad. El 85% de esta oferta se encuentra en Europa y, en el 95% de los casos, los alojamientos se agrupan en los segmentos económicos y de precio medio. Las intenciones de Accor para esta división son posicionarse en el mercado de hoteles económicos en los mercados emergentes, mejorar la generación de caja y reducir la volatilidad de los resultados. Accor irá abandonando aquellos alquileres que no le resulen rentables y se centrará en adquirir la propiedad de los alojamientos en los que mayor potencial vea.

Según los cálculos de Accor, los ingresos de la división HotelServices en 2012 habrían llegado a los 1.119 millones de euros, mientras que su resultado operativo habría sido de 387 millones de euros. Por su lado, la facturación de las actividades bajo HotelInvest habrían sido de 5.122 millones, con un beneficio operativo de 531 millones de euros. Por último, el grupo reorganiza toda su estructura de marcas hoteleras en tres segmentos: lujo/alta gama, precio medio y económico.

Artículos relacionados