Buen verano en los hoteles de costa; malas cifras dentro de España

Los resultados turísticos del verano vuelven a mostrar una España a dos velocidades. Los hoteles de costa han conseguido ocupaciones superiores al 80%. En el interior de España sólo se han vendido el 50% de las camas.
Joan Molas, presidente de CEHAT | Foto: CEHAT
Joan Molas, presidente de CEHAT | Foto: CEHAT

MADRID.- Verano agridulce para los hoteleros españoles. Frente a las fanfarrias triunfalistas que provienen de la administración, ensalzando la entrada de visitantes y el gasto turístico (un indicador que no refleja los ingresos por turismo que se quedan efectivamente en España), la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) explica que existe un negocio de dos velocidades en el país mediterráneo. La ocupación global de los hoteles ha alcanzado el 70% durante los meses centrales del verano, un 2% más entre los meses de julio y septiembre de 2012.

Sin embargo, esta realidad debe ser matizada. Por un lado, los hoteles de las zonas de costa han conseguido llenar hasta el 80% de sus habitaciones de media gracias al turismo extranjero y, en algunas zonas como Benidorm, al turista nacional. El problema se encuentra en los destinos del interior español, donde la ocupación media no ha superado el 60% en muchas zonas.

Joan Molas, presidente de CEHAT, ha destacado en la presentación de los resultados que “el incremento de los costes operativos, fiscales y energéticos, sumado a la contención general de precios en muchos casos por debajo de la inflación, ha hecho que a pesar del aumento de ocupación, las cuentas de explotación no han crecido como a primera vista pudiera parecer”. Más turistas, pero con precios bajos y mayores costes que no han elevado el beneficio. A pesar de ello, Molas también ha especificado que el empleo se ha mantenido con respecto al verano de 2012 e incluso en el subsector hostelero se ha incrementado un 1,6%. A pesar de ello, el fin de la temporada traerá aparejada la destrucción de puestos de trabajo, ya que muchos de ellos son temporales.

CEHAT ha recabado estos datos a través de una encuesta realizada entre las 64 asociaciones adheridas a la confederación. De cara al final del año, los hoteleros prevén que se superen los 58 millones de turistas que lleguen a España e incluso si la entrada de visitantes va mejor, se podrían superar los 60 millones. El sector también ha observado “una ligera mejoría” en el mercado español, ya que se están produciendo mayor número de reservas por viajeros nacionales, aunque la estancia media bajará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados