Madrid no encuentra turistas que la quieran

La capital de España pierde turistas, mientras ciudades como Barcelona incrementan su flujo de visitantes. Por primera vez, el Aeropuerto de El Prat supera al de Barajas en clientes. ¿Qué está pasando?
José Manuel Soria, ministro de Turismo, en el SITC de Barcelona | Foto: Ministerio de Industria, Energía y Turismo
José Manuel Soria, ministro de Turismo, en el SITC de Barcelona | Foto: Ministerio de Industria, Energía y Turismo

MADRID.- La ciudad de Madrid es la capital de España, pero, a pesar de ello, es uno de los centros urbanos con una afluencia de turistas extranjeros más discretas. La comunidad autónoma que acoge el municipio ha recibido entre enero y julio de 2013 un total de 2,47 millones de turistas, un 5,7% menos que en el mismo periodo de hace un año, según la encuesta Frontur que elabora el Instituto de Estudios Turísticos (IET). Sólo en julio, la caída de turistas foráneos llegó al 10,7%, hasta los 338.624. La capital, junto con algunos municipios, como San Lorenzo de El Escorial, Aranjuez o Chinchón son los principales reclamos turísticos de la región.

¿Cómo es posible que suceda esto en España, un país que bate récords turísticos? José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo, ha reconocido que la caída de visitantes internacionales de Madrid se encuentra en el abandono de rutas de muchas aerolíneas en el Aeropuerto de Madrid-Barajas durante el último año, ya que sin conectividad aérea es “difícil” que los turistas visiten la ciudad. Barajas es el quinto aeródromo europeo, pero en su mayor parte sirve como punto de paso para los viajeros hacia otros destinos, tanto para los que vienen del continente americano, como los que proceden de Europa con idea de cruzar el Atlántico. Sin embargo, para el turista europeo, los aeropuertos de Barcelona-El Prat, Alicante o Málaga les abren las puertas de la costa española, que es el producto que las autoridades turísticas nacionales están interesadas en vender.

Soria ha respondido a esta cuestión en una entrevista en la cadena de televisión española Antena 3. El ministro no cuenta con todas las competencias en turismo, ya que la parte más importante se encuentra transferida a las comunidades autónomas. Al final, desde el Gobierno sólo pueden realizar una labor de promoción de España en su conjunto y de coordinación de las diversas regiones. Sin embargo, el Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy (Partido Popular) sí es responsable de una medida polémica: el incremento de las tasas aeroportuarias. Con las subidas tarifarias en el Aeropuerto de Madrid-Barajas, aerolíneas como Easyjet y Ryanair han reducido sus vuelos. Estos incrementos de precios también se han producido en el aeródromo de Barcelona, pero el tipo de viajero que llega a la ciudad condal es diferente: a parte de negocios, en Barcelona se mueve mucho turista europeo y supone la puerta de entrada al resto del litoral catalán.

La señal de que Madrid se está quedando atrás (más allá de la competencia con Barcelona) es que el Aeropuerto de Barajas ha registrado 3,8 millones de pasajeros en agosto (un 11,7% menos que hace un año), mientras que El Prat ha conseguido 3,9 millones de usuarios (un 0,8% más). Es decir, el aeródromo barcelonés ha superado al madrileño en clientes, por primera vez, incluso con una reducción de sus operaciones, según los datos de Aena Aeropuertos, la empresa pública que se encarga de la gestión de estas infraestructuras. A este paso es probable que en el acumulado del año, El Prat supere a Barajas en clientes, ya que entre enero y julio el aeródromo barcelonés ha conseguido 23,85 millones de clientes (un 1% menos), mientras que el madrileño llega a los 26,59 millones (un 14,3% menos).

Si a pesar de que las tasas aéreas se han incrementado en igual medida en Madrid y Barcelona y esta última ciudad lo está haciendo mejor, la causa no es sólo económica, también de modelo promocional. En los últimos meses, el Ayuntamiento de Madrid y la comunidad han puesto en marcha planes turísticos que pretenden incrementar el flujo de visitantes extranjeros (la capital depende excesivamente del turista nacional), como el de Ciudades Legado. Pero tardarán en dar sus frutos. Por su lado, Soria ha reconocido que las instalaciones catalanas han ganado conectividad con numerosos destinos en el último año. Por ejemplo, las aerolíneas árabes  Emirates y Qatar han incrementado sus vuelos con la capital catalana, llevando hasta la misma a visitantes con gran poder adquisitivo. El Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat catalana saben bien lo que hacen, puesto que buena parte del dinero que se mueve hoy por el mundo (y por Europa) procede de los emiratos más ricos del Golfo Pérsico gracias a sus petrodólares.

El ministro también ha reconocido que otro de los factores para la caída de visitantes internacionales en Madrid ha sido el descenso experimentado en las llegadas de turistas italianos, muy marcado por la situación económica que atraviesa el país. Aunque esto es cierto, no lo es menos que Madrid y su comunidad autónoma cuentan con suficientes atractivos como para llamar la atención de otro tipo de visitante.

1 comentario
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados
Bote de Zamora en el Museo Arqueológico Nacional | Foto: Museo Arqueológico Nacional
Más

Tallas de marfil en la Edad Media

El marfil ha sido un objeto de lujo desde tiempos inmemoriales, sólo accesible para monarcas y nobles. La Historia nos ha legado una colección de objetos únicos que constituyen uno de los tesoros menos mencionados de los reinos peninsulares medievales.