Revista80dias.es
Portada » Actualidad » Negocios » Viajes El Corte Inglés sigue reduciendo sus resultados en 2012

Viajes El Corte Inglés sigue reduciendo sus resultados en 2012

La división de viajes de El Corte Inglés reduce su facturación un 7,7% en 2012 y su beneficio cae un 23,26% con respecto a 2011. El grupo en general se encuentra inmerso en la reestructuración de su deuda y en la emisión de bonos.

Isidoro Álvarez, presidente de El Corte Inglés | Foto: El Corte Inglés

Isidoro Álvarez, presidente de El Corte Inglés | Foto: El Corte Inglés

MADRID.- No son buenos tiempos para el consumo en España y el gigante de la distribución El Corte Inglés lo está notando en sus resultados económicos. La compañía que preside Isidoro Álvarez ha facturado 14.552,45 millones de euros en 2012, un 7,76% menos que hace un año, según los resultados que ha dado a conocer la compañía en la Junta de Accionistas celebrada el 25 de agosto. Asimismo, el beneficio neto (con los impuestos descontados) ha ascendido a 171,5 millones de euros, un 18,3% menos que en el ejercicio precedente.

En lo que se refiere a la división de Viajes El Corte Inglés, la misma ha ingresado 2.238,47 millones de euros, un 7,7% menos que en 2011. El dato revela muy claramente la dependencia de esta división del consumidor español, que no atraviesa un buen momento económico y que no invierte en viajes. No obstante, los datos de 2013 pueden ser diferentes, puesto que se ha producido la desaparición del grupo Orizonia, lo que ha provocado que la cadena de agencias Viajes Iberia haya cerrado, por lo que parte de sus clientes habrán sido absorvidos por El Corte Inglés. Además, la división de viajes de la empresa de Álvarez también se ha hecho con algunos de los contratos corporativos de Orizonia, por ejemplo con ministerios.

En cuanto al beneficio neto de la división de viajes en 2012, éste ha ascendido a 41,34 millones de euros, un 23,26% menos que en el ejercicio 2011. Desde 2010, Viajes El Corte Inglés ha visto disminuir su beneficio neto un 34,68%, aunque no ha entrado en números rojos a pesar de la crisis particular que se ha producido en las agencias de viajes desde 2008, cuando han venido reduciendo su número en España con diversos cierres. En este sentido, la situación de Viajes El Corte Inglés no deja de ser un reflejo de lo que se vive en la economía española, donde las grandes empresas están viviendo a base de ver cómo se reduce su beneficio.

Problemas con la deuda

La falta de consumo de los españoles (o el hecho de que consuman sólo aquello que puede pagar su bolsillo), unido a la alta competencia en los precios que se da en las grandes cadenas de distribución alimenticia (como Mercadona o Carrefour, entre otras), está suponiendo un lastre para El Corte Inglés (del que la revista Jot Down realiza un perfil de sus orígenes). De sus diez líneas de negocio, sólo se incrementa la facturación en los supermercados Supercor (un 5,1% con respecto a 2011), en las tiendas de moda Sfera (un 9,4% más) y en su división de seguros (un 7,4% más).

Hace pocas semanas, El Corte Inglés ha conseguido el beneplácito de algunos de sus bancos acreedores para refinanciar 3.800 millones de sus 5.000 millones de deuda. Entre las entidades financieras que han dado el visto bueno se encuentran Banco Santander, La Caixa, BBVA, Banco Sabadell, Bankia y Banco Popular. En el acuerdo se fija una ampliación de ocho años en la devolución de los préstamos, hasta 2021. La refinanciación del resto de la deuda sigue en negociación.

El dato de la deuda (que supone un tercio de los activos de la compañía, según sus propios datos) es importante porque, además de la menor facturación, es una de las variables que está constriñendo los resultados de El Corte Inglés. Así, el resultado de explotación (Ebit), que es el que se obtiene de las actividades normales, restanto gastos a los ingresos, ha sido de 336,4 millones de euros en 2012, un 2,5% más. Esto quiere decir que el grupo, antes de restarle partidas extraordinarias y gastos financieros (como la devolución de la deuda) sigue siendo muy rentable y que su alto nivel de crédito es una de las causas que disminuyen de forma considerable sus resultados.

Emisión de bonos

En los últimos meses también se ha visto un paso inédito en la historia del grupo español, pero que muestra a las claras que la crisis está obligando a flexibilizar ciertas políticas de empresa. El Corte Inglés lanzará su primera emisión de bonos en el mercado en cualquier momento después de septiembre por un valor de 1.000 millones de euros. Los bonos son obligaciones que una empresa vende a inversores interesados y por los que se compromete a devolver el dinero que el inversor le presta, más un interés determinado en un cierto plazo. Es una forma de conseguir financiación en un momento en el que los bancos no dan crédito (máxime cuando El Corte Inglés está refinanciando su abultada deuda).

La empresa realizará la emisión en la bolsa de Irlanda y lo que hará será titulizar los derechos de cobro de los clientes que compran a plazo. Es decir, El Corte Inglés es famoso por financiar las compras a sus clientes, como si de un banco se tratase. Esto origina unos derechos de cobro a favor del grupo que dirige Isidoro Álvarez. Estos derechos serán los que se vendan a los inversores interesados. Es una dinámica que, antes de la crisis, los bancos realizaban en masa con los derecho de cobro de las hipotecas, por ejemplo.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos
Encuentra tu hotel
Booking.com