Bankia sale de Iberia: el Gobierno español deja de tener voz en la aerolínea

Bankia, antes Caja Madrid y entidad nacionalizada por el Gobierno español, ha vendido sus acciones en IAG, el grupo donde se integran Iberia y British Airways, por 675 millones.
Camino para llegar a la eficiencia | Foto: Iberia
Camino para llegar a la eficiencia | Foto: Iberia

MADRID.- Uno de los principales accionistas de International Consolidated Airlines Group (IAG), el holding que agrupa a Iberia y British Airways tras su fusión, ha salido de la compañía. Se trata de Bankia, antigua Caja Madrid, que ha vendido su participación del 12,09% en la sociedad por 675 millones de euros (se tratab de un total de 224,25 millones de acciones), según ha informado el grupo en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La operación le ha reportado una ganancia de 167 millones de euros con respecto al precio con que Caja Madrid compró las acciones de Iberia (que después se integraron en IAG) en su día. El precio de venta ha sido de 3,01 euros por acción, por debajo del precio de cotización.

Bankia, como entidad financiera, se encuentra nacionalizada por el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) tras descubrirse un agujero patrimonial superior a los 3.000 millones de euros por su alta dependencia de los créditos inmobiliarios. Es decir, de alguna forma el Gobierno español participaba en una empresa privada y era copartícipe de las decisiones que se tomaban en la misma. Por eso fue muy criticada la actitud del Ejecutivo de Rajoy en la aprobación del plan de reestructuración de Iberia, que supone el despido de más de 3.180 personas.

Bankia está llevando a cabo un plan de desinversiones, aprobado por Bruselas, en el que se incluyen activos no rentables y participaciones no estratégicas. La entidad financiera aún cuenta con participaciones en la aseguradora Mapfre, la eléctrica Iberdrola, la hotelera NH Hoteles, Deoleo e Indra, entre otras. La idea de Bankia es desprenderse de 50.000 millones de euros de participaciones en su balance, entre el traspaso de activos a la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb o banco malo), la venta de participadas y otras carteras y la salida de carteras de crédito.

Las acciones se han colocado en el mercado a diferentes inversores, a pesar de que se rumoreó hace unas semanas con la posibilidad de que Qatar Airways hubiese tentado a IAG para hacerse con el 12% de acciones que poseía Bankia. Tanto la entidad financiera como el grupo aéreo negaron haber mantenido conversaciones con la aerolínea arábiga.

La venta de acciones por parte de Bankia supondrá que el Gobierno español ya no tendrá posibilidades de intervenir en la gestión de IAG y, más concretamente en el rumbo de Iberia, sometida a un plan de adelgazamiento de trabajadores y salarios.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados