Las protestas en Turquía impactan sobre el sector turístico

Varios países avisan de que los turistas deben viajar con cuidado a Turquía, tras los dís de manifestaciones en ciudades como Estambul o Ankara. El Gobierno de Recep T. Erdogan afronta un pulso de sus ciudadanos frente a sus políticas.
Vista aérea de la Basílica de Santa Sofía en Estambul | Foto: Oficina Nacional de Turismo de Turquía
Vista aérea de la Basílica de Santa Sofía en Estambul | Foto: Oficina Nacional de Turismo de Turquía

MADRID.- Estambul (Turquía), la antigua Constantinopla, viene viviendo días y noches de incertidumbre desde el ciernes 31 de mayo. Cientos de personas salen cada día a las calles para protestar contra el Gobierno del primer ministro Recep Tayyip Erdogan. El país se ha convertido en uno de los destinos turísticos fuertes entre Europa y Asia, cosechando importantes crecimientos en este segmento durante los últimos años.

Sin embargo, las manifestaciones y la actuación de la Policía para controlarlas pueden dar al traste con la imagen del país. De momento, el ministerio de Relaciones Exteriores de Reino Unido advierte a sus ciudadanos de la peligrosidad de algunas zonas de la capital turca tras las recientes manifestaciones. Y es que durante el fin de semana, algunas de las manifestaciones se han producido en la plaza Taksim de Estambul, donde muchos turistas cogen el autobús para llegar al aeropuerto. Otras 67 ciudades del país también han acogido manifestaciones. El Departamento de Estado de EEUU también ha alertado de los conflictos en Ankara, otra de las ciudades turísticas del país.

En España, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación ha emitido un comunicado en el que recomienda a los españoles viajar con “extrema” precaución y abstenerse de hacerlo por determinadas zonas del país turco. Exteriores insiste en que las protestas y manifestaciones se iniciaron en la plaza de Taksim de Estambul se han extendido a otras zonas de la ciudad (Nisantasi, Besiktas o Levent, entre otras) así como a las principales ciudades del país, como Ankara (Boulevard Atatürk, Kizilay y las inmediaciones de la sede de la Oficina del Primer Ministro), Esmirna y Antalya.

Las protestas contra el Gobierno se han iniciado por la intención de Erdogan de construir un centro comercial en la plaza Taksim de Estambul, para lo que es necesario arrancar decenas de árboles de la misma. Desde hace meses, varios grupos ecologistas vienen protestando por esta decisión, aunque el Gobierno no ha dado marcha atrás en sus planes. Sin embargo, el verdadero motivo de que las manifestaciones se hayan extendido al resto del país residen en el descontento de la población con el partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) de Erdogan, al que se acusa de ser autoritario y de querer romper la independencia del Estado frente a la religión islámica.

Según los datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Turquía ingresó 25.700 millones de dólares en 2012 por turismo extranjero, un 2,4% más que en el año anterior. El país se encuentra, en lo que a ingresos turísticos se refiere, por delante de otros como Austria, India o Japón y se ha convertido en un competidor importante de España en el segmento de sol y playa, con precios más baratos y casi las mismas calidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados