Vueling deja de ser ‘low cost’ para centrarse en el viajero de negocios

La aerolínea tiene como objetivo conseguir que el 50% de su pasaje sea de negocios en 2013. La compañía amplía rutas, flota y contratará a 500 nuevos trabajadores para la próxima temporada de verano.
Avión de Vueling | Foto: Vueling
Avión de Vueling | Foto: Vueling

MADRID.- Vueling amplía su negocio desde el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, donde añadirá 28 nuevas rutas desde la capital catalana, hasta operar 100 rutas en el aeropuerto catalán. Los nuevos vuelos se incorporarán a la oferta de la aerolínea en la próxima temporada de verano, que se inicia en marzo de 2013.

Entre las rutas que incorporará Vueling destacan Dresden (Alemania), Rennes (Francia), Fez (Marruecos), Rodas y Kos (Grecia), Banjul (Gambia), Helsinki (Finlandia), Sofía (Bulgaria) y Luxemburgo. A ello se suman trayectos como Londres-Gatwik; Frankfurt, Stuttgart, Düsseldorf, todos en Alemania; Turín (Italia) y Casablanca (Marruecos). La idea de la aerolínea es contar con una oferta que abarque desde el pasajero de negocios al turista tradicional, aunque el primero será prioritario en la nueva estrategia que han presentado Josep Piqué, presidente de la aerolínea, y Ález Cruz, consejero delegado.

De hecho, Vueling espera cumplir su objetivo de alcanzar a finales de 2013 una cuota de mercado en pasajero de negocios del 50%, mientras que en 2014 planea convertirse en líder europeo en oferta de vuelos de corto y medio radio. La aerolínea está sirviendo para que Cataluña posicione el Aeropuerto de Barcelona-El Prat como un referente en vuelos europeos, aunque los intereses de los gobernantes catalanes también pasan por que se aumente la oferta de vuelos de largo radio en este aeródromo.

En su interés por atraer más al cliente de negocios, Vueling abandonará progresivamente sus prácticas de aerolínea de bajo coste: eliminará el tuteo a sus clientes, la mezcla de español e inglés en sus anuncios y creará una clase excellence para pasajeros de negocios. De esta forma, Vueling pasará de aerolínea de bajo coste a compañía de costes bajos. Es decir, que aunque la filosofía de cara al cliente cambie, el control de los costes para conseguir la máxima rentabilidad seguirá siendo la guía de los gestores de la firma.

El incremento de oferta irá acompañado de un aumento del número de aviones basados en el Aeropuerto de El Prat, que pasará de las 34 a las 43 aeronaves, y se contratarán a 500 trabajadores nuevos entre pilotos, tripulantes de cabina y personal de apoyo de diferentes categorías. La compañía aérea también crecerá en otras bases españolas y desde Bilbao se aumentarán las frecuencias a Canarias, Islas Griegas y la ruta a Berlín operará desde el principio de verano de 2013, mientras que desde Málaga y Alicante habrá más vuelos a Francia y Benelux. Por su lado, Baleares aumentará la capacidad en la ruta Palma-Moscú, que pasa de tres a cinco frecuencias semanales, y París Orly y Ámsterdam incrementarán su capacidad en los vuelos ya existentes.

En los seis primeros meses del año, Vueling ha perdido 8,82 millones de euros, reduciendo a la mitad las pérdidas del año precedente, aunque Josep Piqué ha asegurado que la aerolínea cerrará 2012 en números positivos. Si lo consigue será el cuarto año consecutivo que la firma obtenga beneficios después de su fusión con Clickair, empresa a través de la que Iberia pasó a contar con el 45% del capital de Vueling. En 2011, la aerolínea obtuvo un beneficio de 10,38 millones de euros, un 77,4% menos que el año anterior.

1 comentario
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados