Air Europa negocia con sus pilotos para bajarles el sueldo hasta un 30%

Air Europa quiere que sus pilotos acepten una reducción salarial tras el ERE que presentó la compañía en enero y que produjo la salida de 45 comandantes.

MADRID.- La compañía aérea Air Europa, integrante del Grupo Globalia, se está planteando rebajar el sueldo de sus 500 pilotos en torno a un 30% ante las previsiones de pérdidas para este año y para que la compañía “pueda salir adelante sin necesidad de prescindir de ningún piloto”, según informa la agencia Europa Press. De momento se está negociando con el colectivo de comandantes de la empresa la reducción de sus salarios, que, según las fuentes de la compañía, no tiene por qué alcanzar la reducción máxima si se tocan partidas variables.

Por su lado, Luis Crespi, responsable de la sección sindical de Sepla-Air Europa, ha explicado que la aerolínea pretende bajar los sueldos de los pilotos entre un 30% y un 45%, en el caso de aquellos con mayor antigüedad, ante las previsiones de pérdidas de 23 millones de euros para 2012 y de 50 millones en 2013.

Crespí indicó que durante la reunión mantenida el pasado martes entre la empresa y el sindicato, se les informó de la intención de dejar de pagar la aportación empresarial al plan de pensiones, así como del cese del pago de compensación por baja temporal y del seguro de pérdida de licencia, condiciones que “no se estaban pagando desde mayo”, aseveró Crespí. En enero, Air Europa presentó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectó a 129 empleados de la aerolínea, 45 de ellos pilotos.

Air Europa es uno de los eslabones fundamentales del negocio de Globalia, ya que es la aerolínea que permite transportar al Caribe a los clientes que reservan sus paquetes en Halcón Viajes y en Viajes Ecuador. Además, la firma opera vuelos regulares en España y en los archipiélagos balear y canario. También cuenta con conexiones a los EEUU.

El sector aéreo es uno de los más afectados por la crisis, debido a su estructura de costes, en la que el petróleo, en precios máximos de los últimos años, supone más del 30% del gasto. En España esta situación se agudiza con una reducción de la demanda debido a la crisis de consumo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados