El Gobierno certifica su impotencia para retirar la licencia de vuelo a aerolíneas extranjeras inseguras

Ana Pastor, ministra de Fomento, ha informado de que propondrá modificaciones en las leyes nacionales y europeas para endurecer las sanciones y crear nuevos tipos de infracciones. Los últimos incidentes de Ryanair están detrás de esta decisión.
Ana Pastor, ministra de Fomento | Foto: Pool Moncloa
Ana Pastor, ministra de Fomento | Foto: Pool Moncloa

MADRID.- El Gobierno ha informado sobre la debilidad de nuestro ordenamiento jurídico, que no permite retirar la autorización de operaciones a las aerolíneas extranjeras para operar en nuestro país. Ana Pastor, ministra de Fomento, ha comparecido en la sede de su departamento para explicar que el Ejecutivo cambiará la normativa de Seguridad Aérea, endureciendo las sanciones y modificando su tipificación. Los incidentes que se han hecho públicos en las últimas semanas sobre varios vuelos de Ryanair han sido los detonantes de esta postura del Gobierno.

Además de la reforma de la Ley de Seguridad Aérea, el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) procederá una modificación del real decreto 1334/2005 para que sea obligatoria la notificación de sucesos a la autoridad española por parte de las compañías extranjeras que realizan un alto volumen de operaciones en territorio español. El departamento de Pastor también trabaja en un real decreto de protección de los derechos de los usuarios, que obligará a identificar los servicios de atención al cliente de las compañías extranjeras y facilitará la potestad sancionadora a las compañías por falta de colaboración con la autoridad aeronáutica por quejas o reclamaciones, según una nota del ministerio.

Además, Pastor intentará que la Comisión Europea modifique la normativa comunitaria para que los países tenan más competencia sobre la aerolíneas extranjeras. Este es un reconocimiento implícito de que Fomento no puede retirar la licencia de vuelos comerciales a las aerolíneas que no son españolas (como Ryanair) por cometer numerosas infracciones que pueden atentar contra la seguridad del pasaje. Michael O’Leary, presidente de Ryanair, que a finales de agosto aterrizó en Madrid para defenderse de las acusaciones de que la low cost no usaba el suficiente combustible ya advirtió que quien podría retirarle la licencia de vuelos es la autoridad irlandesa y no la española. También se modificará el protocolo para los aviones que pidan prioridad de aterrizaje por ir cortos de combustible. “Si se constata que alguna compañía pone en riesgo la seguridad, el Ministerio de Fomento actuará con contundencia”, ha manifestado Ana Pastor.

Despresurización y poco combustible

Ryanair ha estado en el disparadero mediático en los últimos meses a raíz de solicitar prioridad de aterrizaje por no contar con suficiente combustible para esperar su turno, algo que ocurrio tres veces en un mismo día de julio. En la última semana, un vuelo de la compañía irlandesa tuvo que volver al Aeropuerto de Madrid-Barajas porque la cabina de pasajeros se despresurizó, provocando molestias a varios de ellos.

Ryanair siempre ha estado envuelta en la polémica por sus práctias con respecto a los pasajeros o su publicidad. También por recibir numerosas subvenciones de las diversas regiones en que opera. Además, son varios los juicios que ha perdido en nuestro país contra organizaciones de consumidores y contra particulares.

1 comentario
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados