La falta de demanda española hunde las noches en apartamentos, camping y turismo rural

Los alojamientos extrahoteleros no han tenido una buena primera parte de 2012. Las noches que los turistas han pasado en los mismos han caído un 1,1% en lo que va de año. El turismo rural es el más afectado.

MADRID.- Las pernoctaciones en alojamientos turísticos extrahoteleros han caído un 0,8% en julio con relación al mismo mes del año 2011, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Así, las noches han superado los 17,2 millones en el séptimo mes. Se repite la tendencia a la baja que se viene registrando desde hace meses y que es consecuencia de la baja demanda del mercado nacional. De hecho, las pernoctaciones de residentes disminuyen un 5,8%, mientras que las de no residentes experimentan un crecimiento del 3,2%.

El INE también certifica que durante los siete primeros meses de 2012 el número de pernoctaciones cae un 1,1% con relación al mismo periodo del año anterior. Es decir, que los alojamientos extrahoteleros (apartamentos, campings y casas rurales) están sintiendo este año las dentelladas de la crisis. En ejercicios anteriores lograron mantener, en líneas generales, sus números, pero el desplome del consumo nacional por una situación económica muy incierta ha llevado a que el sustento del turista internacional (que todavía sigue creciendo) no sea suficiente.

En los apartamentos las pernoctaciones disminuyen un 0,2%. El datos es significativo, ya que este tipo de alojamiento es el más usado tras los hoteles. La caída tiene que ver con el turista español, que reduce sus noches 5,3%, mientras que el extranjero las aumenta un 2,3%.

Por su lado, en los campings el número de noches cae un 0,6%. Las de residentes bajan un 4,1%, mientras que las de no residentes aumentan un 3,7%. Nuevamente, la influencia de las pernoctaciones de los españoles (que suponen más del 50%) influye negativamente en este tipo de alojamiento.

Por último, los alojamientos de turismo rural ven hundierse todavía más sus noches, con una caída del 7,5% en julio. Las pernotaciones de residentes (que suponen más del 80%) descienden un 15,6%, mientras que las de no residentes crecen un 18,3%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados