Los aeropuertos españoles pierden un 4,2% de sus viajeros hasta julio

El balance en los siete primeros meses del año muestra la ralentización de turistas y la desaparición del efecto de la Primavera árabe. En julio aumentan los clientes en algunos aeródromos, lo que muestra la estacionalidad del negocio turístico.
¿Es asumible la deuda de los aeropuertos españoles? Aquí, Barcelona-El Prat, con 1.000 millones | Foto: Aena Aeropuertos
¿Es asumible la deuda de los aeropuertos españoles? Aquí, Barcelona-El Prat, con 1.000 millones | Foto: Aena Aeropuertos

MADRID.- Menos turistas a través del aire. Entre enero y julio de 2012 el número de pasajeros que han pasado por algún aeropuerto español ha caído un 4,2% con respecto al mismo periodo del ejercicio pasado, hasta los 112,21 millones, según los datos de Aena Aeropuertos. La cifra indica que la alfuencia de visitantes se está desinflando tras el desvanecimiento del efecto de la Primavera árabe, que facilitó cifras casi de récord en 2010 y 2011. Además, la crisis económica y financiera que viven los países de la zona Euro también influye en esta caida.

Prácticamente todos los aeropuertos sufren descensos en los siete primeros meses del año, incluso los más turísticos. Madrid-Barajas pierde un 7,3% de viajeros hasta julio, mientras que Barcelona-El Prat gana un 3,9%. Palma de Mallorca pierde un 0,3%; Málaga, un 2,1%; Gran Canaria, un 4,5%; Alicante, un 11,3%; Lanzarote, un 5,8%; Ibiza, un 0,7%; Valencia, un 5%; Sevilla, un 11,2%; y Fuerteventura, un 9,4%. Sólo Tenerife Sur logra mantener sus números, con un crecimiento testimonial del 0,2%.

Por su lado, sólo los datos del mes de julio muestran la evolución estacional de los movimientos en los aeropuertos españoes. Madrid-Barajas, que es el principal punto de entrada para vuelos procedentes del Atlántico y de buena parte de Europa ve caer sus pasajeros un 7,5% con respecto a julio de 2011. A Alicante le ocurre lo mismo, cuando esta es un destino muy demandado por el público británico: registra un descenso de pasajeros del 8,4%. A los aeropuertos canarios les ocurre lo mismo, aunque en este caso se debe a que el verano no es su temporada alta, que se concentra entre octubre y febrero: Gran Canaria, -6%; Tenerife Sur, -7,5%; Lanzarote, -5,8%; Fuerteventura, -12,5%.

Sin embargo, hay otros aeródromos que registran unos resultados positivos. Es el caso Barcelona-El Prat, que en julio consigue un 6% más de pasajeros. También Palma de Mallorca, con un 1% más; Málagam con un 0,3% más; Ibiza, con un 0,2%; Valencia, con un 0,6%; y Menorca, con un 1% más.

Es muy probable que en agosto los números mejoren, mostrando aún más la estacionalidad de nuestro turismo. Habrá que ver la evolución que provoca el aumento de las tasas y de los precios de los billetes, aunque se notará más en los meses posteriores al verano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados