Iberia despedirá empleados como una de las vías para conseguir la rentabilidad

La compañía española ha registrado pérdidas por valor de 263 millones entre enero y junio, lastrando los resultados del grupo IAG, donde se integra con British Airways. Willie Walsh, el consejero delegado del conglomerado, anuncia un plan de reestructuración de Iberia en septiembre y el despido de empleados.

MADRID.- “No vamos a ser capaces de evitar la pérdida de empleos como parte de este proceso”. Willie Walsh, consejero delegado de IAG, el conglomerado que agrupa a British Airways (BA) e Iberia, se muestra así de claro en la presentación de los resultados del primer semestre del grupo. Walsh se refiere a la reestrucuración de Iberia en la que se encuentran trabajando sus ejecutivos para “conseguir un crecimiento rentable a largo plazo”. Según las cuentas que ha presentado IAG, Iberia ha registrado una pérdida operativa de 263 millones de euros entre enero y junio. Por su lado, BA ha conseguido un beneficio operativo de 13 millones de euros.

En su conjunto, IAG registra pérdidas después de impuestos entre enero y junio de 231 millones de euros, frente a los beneficios de 98 millones del mismo periodo del año pasado. Hay que recordar que en los inicios de 2011 es cuando se procedió a la fusión de Iberia y BA, por lo que los datos no son del todo homogéneos.

Aunque la cuenta de resultados apunta buenas maneras, todavía muestra los efectos de integrar a dos gigantes con muy diferentes estructuras de costes. IAG ha conseguido ingresos por valor de 8.532 millones de euros en la primera de mitad de 2012, un 13,2% más que hace un año. El 84,5% de los mismos procede de la venta de billetes, que se ha incrementado un 15% con respecto a hace un año. Sin embargo, los costes del grupo alcanzan los 8.786 millones de euros, un 18,5% más que entre enero y junio de 2011. El combustible supone un 33,8% de los gastos totales, con 2.973 millones en la primera parte del año, un 28,8% más que en 2011.

Iberia, un lastre

En el grupo no están contentos con el rendimiento de Iberia, que no deja de dar pérdidas desde la fusión. El consejero delegado explica en la nota enviada a los mercados que “los problemas de Iberia son profundos y estructurales y el entorno económico refuerza la necesidad de un cambio estructural permanente”. Walsh anuncia que se está trabajando en un plan de reestructuración de la compañía española, que “estará finalizado a finales de septiembre”.

Willie Walsh avanza algunos detalles de este plan: “es probable que este incluya la reducción de tamaño a corto plazo, la remodelación de la red con el fin de alcanzar unos mayores ingresos unitarios y una reevaluación de todos los aspectos del negocio para obtener una base de costes competitiva y un servicio que permita conseguir un crecimiento rentable a largo plazo”. El consejero delegado de IAG avanza que habrá despidos en Iberia. En lo que respecta a Iberia Express, Walsh revela que la compañía ha sido rentable en el tercer mes de actividad (junio), pero sin dar más detalles. Además, también se especifica que el incremento de tasas aéreas le costará 20 millones de euros a Iberia.

A 31 de diciembre de 2010 trabajaban en Iberia 21.592 personas, de las que 16.009 corresponden a personal de tierra y 5.580 a empleados de vuelo (pilotos y TCP). Hay que recordar que la compañía española se ha visto envuelta en polémica con sus pilotos a raíz de la creación de Iberia Express, la compañía de bajos costes para vuelos de corto y medio radio. Los comandantes realizaron varias huelgas que se saldaron con un laudo arbitral, que ahora está recurrido ante la justicia.

3 comentarios
  1. Clarisimo, se llama sucesion de empresas, vaciar a una para darle el trabajo a otra, esta prohibido. El problema es que en un pais tan garantista como el nuestro lo peor es entrar en juicios, porque el tiempo corre a favor del delicuente; los pilotos lo intentaron, consiguieron un laudo de obligado cumplimiento, que la empresa no cumple, pero el bufete de Garrigues Walkwer (que verguenza le deberia de dar defender la ilegalidad) maneja muy bien los tiempos y, o INTERVIENE EL ESTADO O PERDEMOS IBERIA Y CON ELLA LA MEJOR HERRAMIENTA QUE TENEMOS PARA NUESTRA UNICA INDUSTRIA, EL TURISMO.

  2. BA no pagaba la Seguridad Social de sus trabajadores(=deuda al Teroso Público) por una cantidad que ascendía a 2.500 millones de euros.
    Esto tenía que ser hace unos mese una “fábulosa y ventajosa fusión” de iguales.
    Visto lo visto más parece una ABSORCIÓN, en toda regla.
    BA está comprando cientos de aviones nuevos,abriendo nuevas rutas, allí donde antes vola ba IB y ya no tiene deuda con sus ciudadanos ingleses.
    IB, no. ¿Ventajas?, las veo, pero no para IB, precisamente.Ellos tienen muy claro quienes son de dónde vienen y cual es su bandera, nosotros…muy lejos.

  3. Está claro. Cuanto más pequeña sea Iberia en Diciembrede 2015, más poder tendrá BA sobre ella al completar la fusión.
    Que los 3 vuelos a Buenos Aires dan beneficios… BA se queda con uno a cambio de nada. Que los 3 vuelos a Mejico van a tope… BA se queda con uno. Que el Johanesburgo da beneficios por un tubo… BA se lo queda. Si le siguen quitando vuelos, pasaje y aviones a Iberia, dentro de un año se asombrarán al descubrir que Iberia carecerá de ingresos y que los 21000 empleados viven del cuento y tendrá que cerrar. Y claro, para dar salida al pasaje qué mejor solución que los transporte BA a partir de entonces.
    ¿No está tipificado esto como delito, estafa, traición, mala gestión, o irresponsabilidad en alguna de las (miles) de leyes que existen en España?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados