La ciudad de Madrid cuenta con nuevo organismo de promoción turística

El ayuntamiento ha decidido unificar en el Madrid Visitors & Convention Bureau las tareas que realizaban hasta el momento Promoción Madrid y el Patronato de Turismo.

MADRID.- La ciudad de Madrid cuenta con un nuevo organismo (con forma de empresa pública) que se ocupará de la promoción de la capital y de la atención turística. Se trata de Madrid Visitors & Convention Bureau y en la misma se agruparán los trabajos que hasta el momento desarrollaban Promoción Madrid y el Patronato de Turismo. Con esta medida se persigue optimizar recursos (económicos, técnicos y humanos) e impulsar la actividad turística en la Capital española.

La nueva sociedad municipal se encargará de la promoción, atención, información y fidelización turísticas, tareas que ya desarrollaban de forma coordinada Promoción Madrid y Patronato de Turismo, organismos dependientes del Área de Gobierno de la Concejalía de Economía, Empleo y Participación Ciudadana, presidido por Miguel Ángel Villanueva.

De esta manera, el Ayuntamiento de Madrid apuesta por una nueva denominación en línea con la de otros organismos de otras ciudades con competencias turísticas similares, con el objetivo de mejorar su posicionamiento internacional.

En 2012, este nuevo organismo contará con un presupuesto de 27,1 millones de euros, un 10% menos que en 2011, según el comunicado del ayuntamiento. La sede social de esta empresa se trasladará a la Casa de la Panadería (en la Plaza Mayor, 27), que ya acoge a los trabajadores del Patronato de Turismo y del Madrid Convention Bureau (MCB), organismo dependiente, en la actualidad, de Promoción Madrid y que se integra igualmente en el nuevo organismo turístico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados
Bote de Zamora en el Museo Arqueológico Nacional | Foto: Museo Arqueológico Nacional
Más

Tallas de marfil en la Edad Media

El marfil ha sido un objeto de lujo desde tiempos inmemoriales, sólo accesible para monarcas y nobles. La Historia nos ha legado una colección de objetos únicos que constituyen uno de los tesoros menos mencionados de los reinos peninsulares medievales.