Ryanair paga a sus empleados por rechazar equipajes

Los empleados de la aerolínea reciben una comisión por cada bulto que obligan a facturar, por lo que si rechazan un mínimo dos bolsas de mano por cada día trabajado, comienzan cobrando aproximadamente 40€ más iva (45€ para los canarios).

Madrid. Esta semana saltaba la noticia en versión inglesa y ahora, tras comprobar que es totalmente cierto, se difunde en nuestro país. La aerolínea irlandesa de bajo coste, Ryanair, ofrece comisiones a sus empleados, por cada bolsa de mano que haya que facturar en el último momento, previo pago por supuesto, por ser un equipaje considerado excesivo por las normas de la compañía.

Los empleados de la aerolínea, reciben una comisión por cada bulto que obligan a facturar, por lo que si rechazan un mínimo dos bolsas de mano por cada día trabajado, comienzan cobrando aproximadamente 40€ más iva (45€ para los canarios), pero según explicó un ex trabajador de la compañía en El Prat a El Confidencial, “hay gente que gana más de 100€ y que sólo se esfuerza en esto”. Nada que supere ni un milímetro los límites permitidos, evitará nuestro desembolso.

De tal manera, se comprende, que el personal de tierra esté exclusivamente dedicado a este menester. “Tolerancia cero” a nada que no sea o parezca lo estrictamente permitido. La misma fuente, comentó que “Y si están en el límite de dimensiones, ya veremos. Muchos compañeros que competían por ‘endosar’ equipaje. Alguno, en vez de revisar las maletas de la cola en orden, se saltaban a quince pasajeros porque había visto una demasiado grande”, y continúa, “aunque también había buitres que, después de que un compañero discutiese diez minutos con un pasajero, aparecían con la pegatina de facturación y se anotaban la venta”.

Ryanair también pide que una media de 1,5 maletas sean forzadas a pasar por facturación por cada vuelo y no permite que se suba más de un bulto al avión. “Nada, ni una bolsa pequeña, ni un neceser, ni un portátil, nada. Así que todos los días había varias broncas con los clientes y muchos que iban sin dinero o no querían pagar se quedaban en tierra”, recuerda el ex trabajador. Otra extravagancia surge de la documentación de los pasajeros: “La ley dice que cualquiera puede viajar con el carnet de conducir en vuelos nacionales, pero a nosotros nos lo tenían prohibidísimo. No podíamos dejarles pasar, aunque fuese ilegal. De hecho los bebés no pasaban con el libro de familia, tenían que tener DNI”.

Por su parte, FACUA, la Asociación de Consumidores en Acción, ha declarado que Ryanair es la empresa que más quejas tiene por parte de los usuarios, ya que sus prácticas normalmente rozan la ilegalidad. Por ejemplo, no permiten acceder al avión si uno no presenta su DNI, aunque el vuelo sea nacional. Y no les importa en absoluto que la ley española contemple la posibilidad de mostrar otro documento de identificación legalmente aceptado, como el carné de conducir.

Las reclamaciones a Ryanair, por parte de los usuarios, concretamente engloban el 34% del total y sin embargo, según Rubén Sánchez, portador de la asociación, es también una de las más subvencionadas por las Comunidades Autónomas.

2 comentarios
  1. Por eso solo me basto un solo vuelo en esa canallada de linea aerea para no volver a volar jamas. Son el peor desastre, y cada vez que veo uno de sus aviones siento es repulsion!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados