Revista80dias.es
Portada » Propuesta » Viajes » Dónde esquiar en Austria

Dónde esquiar en Austria

Neukirchen, esquí en lo más alto de Austria

Neukirchen pistas de esquí

Austria es uno de los destinos recomendables para practicar esquí en Europa. Cuando llega el invierno,la estación de Neukirchen se convierte en una alternativa a otros destinos más conocidos, como los Alpes.

El invierno va tocando a su fin, pero eso no significa que no podamos disfrutar de la nieve hasta el último momento. Hoy os proponemos una escapada para desconectar de verdad. No diremos aquello de: “un idílico rincón desconectado del mundo” porque no es así. Idílico sí es, pero desde luego ni está desconectado del mundo ni habrá que renunciar a ninguna de las comodidades modernas, porque tanto la señal de internet como la de la telefonía móvil llegan sin ningún problema. La diferencia está en que seréis vosotros los que preferiréis no utilizarlas.


Qué ver en Salzburgo en invierno

Qué ver en Salzburgo en un día


Unas palabras para situarnos en el mapa, porque hablamos de un rinconcito muy escondido en la región de Salzburgo o SalzburgerLand: Neukirchen. Es un pequeño pueblecito resguardado entre montañas. Entre las montañas más altas de Austria, de hecho. El Grossglockner es la más alta del país y el Grossvenediger es la más alta de la región de Salzburgo. Además, está en pleno Parque Nacional, el más grande del país: Hohe Tauern. Naturaleza no faltará y la encontraréis como más os guste, salvaje y casi virgen o domesticada y lista para practicar deporte. Habrá de todo.

Si eres deportista…

Neukirchen es el paraíso del deportista en cualquier época del año, pero en invierno es ya indescriptible. Las posibilidades van desde el nivel más profesional hasta el que pisa la nieve por primera vez en su vida. El esquí, desde luego, es el deporte rey. El Wildkogel Arena, Neukirchen Bramberg se presenta como un lugar familiar en el que disfrutar es lo más importante, con dos estaciones contiguas. El 85% de sus pistas son azules o rojas. Por supuesto, hay pistas verdes para los principiantes y negras para los más aguerridos esquiadores. Pero si tuviera que elegir lo más llamativo de la estación, diría que las pistas, que pueden ser bastante largas, son fundamentalmente anchas, por lo que esquiar es más relajado que en otros lugares y el exceso de esquiadores nunca llega a molestar. Uno puede hacer cola en los remontes y contar cientos de personas que después no encontrará en las pistas. Es algo mágico. El descenso es siempre agradable y las vistas os dejarán sin palabras.

Neukirchen los trineos

Por supuesto esquiar o hacer snowboard son dos posibilidades incuestionables, pero también se puede hacer descenso en trineos. Para eso no hace falta tener ningún conocimiento previo. Uno se sienta en el trineo, recibe un par de indicaciones y… a la aventura. Nada menos que 14 kilómetros de pista se abren ante nuestro trineo. Y lo mejor es que se puede descender durante todo el día y después, porque cuando el sol se pone o cuando hay mucha niebla, es posible seguir el descenso gracias a que es la pista más larga de Europa que está iluminada. Una sensación un tanto sobrenatural. Y desde luego, increíblemente divertida.

Si eres de los que huyen de la gente y de la actividad frenética, puedes cruzar el pueblo y dirigirte a las montañas del otro lado. Al Parque Natural Hohe Tauern. Allí es posible hacer excursiones y adentrarse en el bosque sin peligro de cruzarse con ningún otro ser humano en todo el día. En verano es muy sencillo, evidentemente, pero en invierno, hay que calzarse un par de raquetas de nieve y… dejarse llevar. La Naturaleza te acoge y en seguida te sientes parte de un todo que te envuelve. El paisaje es espectacular. El silencio absoluto. Es sublime.

Parque Nacional Höhe Tauern

Parque Nacional Höhe Tauern

Otra opción es dar un paseo por los alrededores del pueblo haciendo esquí de fondo. Algo que cada día está más de moda y cada vez practica más gente. O bien, también es posible hacer una pequeña excursión en un trineo tirado por caballos, aunque la verdad es que esto, de deporte, tiene poco.

Si no eres deportista, pero te va lo bueno

Entonces también has ido a parar al sitio indicado. Si eres de los que tienen buen comer, te aseguramos que no te vas a quedar con hambre. Pensad que nos encontramos entre montañas, alejados de las urbes, de la comida procesada, rodeados de gente que cultiva sus propios alimentos, que hace su matanza una vez al año y no necesitan llamar a los alimentos “bio” porque no conocen otra cosa. Pero no penséis por eso que vais a limitaros a comer queso y embutido, como el abuelo de Heidi, ni muchísimo menos. Tienen una gastronomía de lo más internacional. De esas que luego uno necesita una buena sobremesa para poder digerir como se merece. Si sois de los que se cuidan y se pasan la vida a dieta, no es vuestro lugar… en Neukirchen se come mucho y muy bien.

Neukirchen gastronomía

Neukirchen gastronomía

En cuanto a lo que acompaña la comida… la bebida… en eso son unos profesionales. Campeones internacionales diría yo. Hay que señalar que desde lo alto de la montaña (donde están las estaciones de esquí) hasta donde empieza el propio Parque Nacional, todo el valle está sembrado de cabañas. Todas ellas decoradas con tal detalle y mimo que dan ganas de sentarse allí y no volver a moverse nunca más. Se llama: “Gemutlichkeit”. Es la filosofía austríaca del saber vivir y disfrutar de lo bueno de la vida. Estar cómodo, a gusto, apreciar lo mejor incluso en los detalles más insignificantes… en una palabra, ser feliz. Y para ello, indudablemente, el licor ayuda. En cada cabaña, se prepara un licor propio, casero, fuerte… un bálsamo para el frío (porque el frío es otra cosa a nivel profesional durante el invierno en esta zona) y un trozo de la verdadera esencia del lugar servido en vaso de chupito. El alcohol es un factor intrínseco y casi necesario. De buena calidad y sabor en la mayoría de los casos. Y lo más destacable es que, chupito a chupito se hace el día, pero al llegar la noche, todo el mundo vuelve a casa como si tal cosa, ni borracheras ni resacas. Ante todo, autocontrol, es un medio, no un fin. Y el único objetivo es disfrutar.

Después de comer y beber… podemos cantar. Y es que en Neukirchen existe la posibilidad de asistir a un curso de yodel, el canto tirolés. Algo que no sólo es divertido, sino que además es una técnica increíble de relajación por el control que exige sobre la respiración y el diafragma. Puede que no te salga a la primera (ni a la segunda, ni a la quinta) pero sólo intentarlo, ya supone un gran ejercicio y sale uno como si le hubieran dado un masaje, pero por dentro. Y es que en este rinconcito del mundo, saben divertirse, es más, “aprés ski” allí es disciplina olímpica. La oferta de ocio es digna de una gran ciudad, no falta de nada. Hasta el más inútil canta como los ángeles. Y tardan bien poco en organizar un concierto y convertir la hora de las cañas en una fiesta monumental. Hay nivel, pero no te juzgarán si tu voz suena como un gato arañando una pizarra, todo lo contrario, allí siempre hay buen ambiente y la gente es feliz y se preocupa de que el llega, también lo sea. ¿Se puede pedir más?

Pero si eres de los que realmente necesitan relajarse por dentro y por fuera, después de los deportes, casi todos los hoteles cuentan con un pequeño centro wellness. No es lo que yo definiría propiamente como un spa, pero sí que tienen saunas húmedas y secas, duchas y zonas de relax, lo suficiente para poner en calma la mente y que nuestro cuerpo se sienta lo suficientemente mimado para rendir con alegría, al día siguiente. Y volver a la vida cotidiana como nuevos. Durante el verano, el panorama es otro, pero eso… lo contaremos en otra ocasión.

Algunas recomendaciones
  • Llevad siempre ropa de abrigo suficiente. ¿A quién no le gusta ir elegante?, pero llega un momento en el que el frío está por encima de cualquier cosa y es importante ir bien abrigado para disfrutar de este lugar en todas sus facetas.
  • Lo mismo con el calzado: cómodo, impermeable y calentito. Neukirchen es famoso por sus artesanías a base de pino, especialmente por el olor que desprenden sus virutas, que son consideradas relajantes y terapéuticas.
  • No olvidéis probar o comprar alguna infusión hecha con hierbas de la zona. No sólo tienen innumerables propiedades medicinales, sino que además están deliciosas.
  • Si queréis viajar con el miembro peludo de la familia, no os pondrán problema prácticamente en ningún sitio, incluso es posible hacer el descenso de trineos con él. Eso sí, ponedle alguna cremita protectora para las patas o unas buenas botitas para protegerle las almohadillas.

Encuentra tu hotel
Booking.com

Más contenidos