Revista80dias.es
Portada » Internacional » Viajes » Brooklyn: al otro lado del puente

Brooklyn: al otro lado del puente

A pie por el Puente de Brooklin - foto OTNY

La masa de rascacielos que se elevan entorno a Manhattan comienza a reducirse hasta alcanzar un distrito que, cada vez más, atrae a curiosos dispuestos a descubrir la ciudad de Nueva York desde otra perspectiva.

Nueva York no es sólo Manhattan. No todo en esta ciudad estadounidense son altos edificios y luces de neón. Más allá de Times Square, el Empire State o Wall Street, se alza un enorme distrito en el que poder disfrutar de grandes espacios verdes, anchas avenidas y barrios residenciales ajenos al ambiente caótico de la Gran Manzana. Alejada del trasiego de los taxis amarillos y a tan solo dos mil metros, los que se encargan de separar ambas orillas a través del archiconocido puente de Brooklyn, se encuentra una fuente inagotable de actividades y eventos que dotan al distrito de un encanto especial.

Si bien podría ser considerado uno de los emplazamientos más multiculturales de Estados Unidos es gratificante comprobar que, pese a ello, no pierde su identidad y se impone como pieza elemental a la hora de configurar el panorama artístico, social y cultural de la ciudad. Sus propios habitantes lo definen como el “hogar para cualquiera de cualquier lugar”. Y es que Brooklyn es sinónimo de diversidad en todos sus barrios, acogiendo a diversos grupos étnicos a lo largo y ancho de toda su superficie. Cuna de célebres artistas, ha visto crecer a personajes que van desde directores de cine, como Woody Allen, hasta cantantes de la talla de Lenny Kravitz, pasando por deportistas como Michael Jordan o actores tales como Barbra Streisand o Eddie Murphy.

La Meca del estilo hipster

A día de hoy, el barrio de moda por excelencia en Brooklyn es Williamsburg. Ataviados con sus mejores barbas, sus camisas de cuadros y sus gafas de pasta, los hipsters inundan la zona creando un ambiente de lo más curioso. Ellas, con sus vestidos vintage, sus sombreros de fieltro y algún que otro tatuaje asomando, hacen de las calles una pasarela para lucir sus cuerpos cuidados por un estilo de vida saludable, en el que el consumo de productos orgánicos está a la orden del día. Libros con tapas desgastadas, gorros de lana, discos de vinilo o prendas de vestir a un precio económico son algunos de los productos que pueden encontrarse distribuidos tanto en los puestos callejeros como en las propias tiendas del barrio. Por su parte, tanto las jóvenes promesas del jazz como los curtidos genios de los instrumentos de percusión y cuerda, hacen de este barrio el lugar en el que demostrar sus dotes musicales en vivo y en directo. Miss Favela, Music Hall o Aligator Lounge dan buena fe de ello.

Típico puesto de comida - foto de OTNY

Típico puesto de comida – foto de OTNY

No es coincidencia que entre sus calles te encuentres con hombres enfundados en ropas negras, portando sombreros de terciopelo, y luciendo a sendos lados de sus rostros dos simétricos tirabuzones. Los judíos jasídicos se establecieron en esta zona conformando la mayor comunidad ortodoxa de toda la ciudad, y la segunda del mundo. No faltan las tiendas de productos kosher, los espacios separados para hombres y mujeres, o las señalizaciones en hebreo.

A orillas del río se localiza Dumbo (Down Under Manhattan Bridge Overpass), el lugar donde el adjetivo “handmade”, o lo que es lo mismo “hecho a mano”, cobra gran importancia. Las fábricas y almacenes destartalados han dado paso a sofisticados lofts en los que artistas independientes realizan productos artesanos y prendas de ropa confeccionadas por ellos mismos. Sin duda alguna, su mayor atractivo es su posición geográfica, situándose de cara al skyline de Manhattan y ofreciendo así unas vistas panorámicas dignas de ser contempladas. Los devotos del chocolate tienen una cita obligada en la tienda Jacques Torres Chocolate y los apasionados de la comida italiana no pueden dejar escapar la pizzería Grimaldi’s. Eso sí, la prisa no será tu aliada si tienes mucha hambre ya que la fama que le precede hace que las colas se extiendan por toda la manzana.

La calle Fort Greene - foto de OTNY

La calle Fort Greene – foto de OTNY

Colindando con Dumbo es posible adentrarse en Brooklyn Heights, considerado uno de los barrios más elegantes del condado. El estilo griego y gótico en algunas de sus edificaciones lo dotan de un carácter único y distintivo. Además, los apasionados de la buena literatura deberán tener marcado en el mapa un escenario singular: la vivienda en la que Truman Capote escribió “A sangre fría” y “Desayuno con diamantes”. En cuanto a cuestiones gastronómicas, la palma se la lleva el barrio de Cobble Hill, en donde se puede encontrar la mayor y más sugerente lista de restaurantes. Todo tipo de establecimientos se aúnan en la calle Smith, ofreciendo comida para todos los paladares: francesa, mexicana, tailandesa, italiana, japonesa…

Otro de los imprescindibles a la hora de visitar este distrito es el Museo Brooklyn, en Prospect Heights, donde se deleita al visitante con obras que van desde el Antiguo Egipto hasta la actualidad, ofreciendo colecciones en las que se entremezclan culturas milenarias de todo el mundo.

Ocio y naturaleza

El Jardín Botánico encierra un paraíso para los amantes de las fragancias hipnóticas. Es entretenido recorrer sus 21 hectáreas descubriendo la gran variedad de especies de plantas que alberga. Entre sus rincones y senderos más aclamados se encuentra un jardín japonés, un pequeño museo de bonsáis, una explanada cubierta de cerezos y una serie de invernaderos en los que se recrean distintos climas. Para los más ahorradores, el martes la entrada al mismo es gratuita.

The brooklyn Heights promenade - foto OTNY

The Brooklyn Heights promenade – foto OTNY

Por su parte, un gran espacio verde se abre ante quien se adentra en el interior de Prospect Park. En pleno corazón de Brooklyn, y ajeno al bullicio que su vecina Manhattan vive diariamente, la naturaleza se encarga de configurar un lugar de encuentro para jóvenes, familias, parejas… Un escenario que invita a pasear, hacer picnic, jugar al beisbol o al fútbol e, incluso, navegar por su lago en alguna de sus múltiples barquitas.

Los tres mercadillos imprescindibles

FLEA MARKET | El paraíso para los amantes de la moda vintage y las antigüedades. También dispone de un espacio con puestos de comida. Domingos de 10 a 17 h. entre las calles North 6th y North 7th.

GREEN MARKET | Feria orgánica que promueve, de la mano de agricultores locales, el cultivo de productos ecológicos. Sábados de 10 a 16 h. en Grand Army Plaza.

BROOKLYN NIGHT BAZAAR | Compras y fiesta nocturna son compatibles en este mercadillo en el que diferentes comerciantes hacen de la noche neoyorquina la ocasión idónea para aunar la artesanía y el mundo vintage con puestos de comida y conciertos en directo.

El compromiso con el medio ambiente también es uno de los rasgos característicos en Brooklyn. Buena muestra de ello es Park Slope, el eco-barrio en el que podemos encontrar un gran surtido de mercados de agricultores, así como espacios verdes y una fuerte apuesta por el transporte público.

Finalmente, es imposible hablar de este distrito sin hacer referencia a Coney Island, la playa urbana por excelencia de Nueva York. Un mundo aparte se extiende ante todo aquel que quiera disfrutar de su paseo marítimo, su parque de atracciones o de su Aquarium, el único de la ciudad. Es un destino de interés durante todo el año, pero especialmente, en la época estival, cuando los bañistas, tanto locales como extranjeros, buscan en este espacio un refugio para huir de las altas temperaturas de la metrópoli.

En definitiva, son muchos los barrios que se agrupan en el distrito de Brooklyn. Cada uno con su encanto, con sus gentes, con su esencia propia. Barrios dinámicos y llenos de vida conformando un conglomerado que, si bien temas como la delincuencia o las drogas lo caracterizaron décadas atrás, ahora luce su mejor cara. Cultura e historia van de la mano en un área cosmopolita que mantiene su identidad y que ha sabido reinventarse, mostrando una nueva cara de la ciudad al otro lado del puente.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos
Encuentra tu hotel
Booking.com