Revista80dias.es

12 lugares imprescindibles en San Francisco

En la ciudad de las Damas Pintadas

El Puente de la Bahía - foto de OTSF

San Francisco es una de las ciudades más cautivadoras de Estados Unidos, cosmopolita y vibrante como pocas, repleta de cultura e historia, es una ciudad especial por muchos sentidos, pero, sobre todo, es divertida, muy divertida.

Visitar San Francisco es toda una experiencia y hay tanto que ver y que visitar que es imprescindible preparar el viaje con antelación. Y para que no te olvides nada, en este reportaje puedes encontrar los 12 lugares más interesantes de la ciudad. Empecemos por decir, que San Francisco cuenta con unos tranvías muy divertidos, llamados cable-car, el único monumento histórico del país, que se puede mover y que en una ciudad donde todo son cuestas… nos vendrás de perlas a la hora de ir de un sitio a otro. Tenedlo en cuenta. Y, antes, una curiosidad: en San Francisco fue donde el japonés llamado Makoto Hagiwara se inventó las famosas galletas de la suerte, que no son chinas como creemos.

Empecemos por las Damas Pintadas. Es el término que se emplea en arquitectura en los Estados Unidos para denominar a las casas y mansiones de estilo victoriano y eduardiano. Suelen estar pintadas en tres o más colores y resultan muy llamativas. Es un término que, de hecho, se acuñó en San Francisco y que se ha extendido por todo el país. Y es que la ciudad cuenta como más de 14.000 casas victorianas, en contraste con otros edificios modernos y contemporáneos. Desde Alamo Square, la vista es espectacular. Recordáis la serie “Padres forzosos”, se rodó en una de estas mansiones y después fue vendida por $65.000.

Union Square, la zona comercial más famosa de toda la ciudad. Su nombre proviene de las manifestaciones que se llevaron a cabo allí mismo, en apoyo al ejército de la Unión, durante la Guerra Civil. Actualmente conserva este papel, pues es el lugar donde se celebran conciertos, protestas, exposiciones, etc. Es el mejor sitio para comprar, porque hay de todo, eso sí, los precios son un poco más elevados que en otras zonas de la ciudad. También es recomendable dar una vuelta por los alrededores y recorrer las calles aledañas, como Post o Geary.

Plaza Union Square - foto de OTSF

Plaza Union Square – foto de OTSF

La Torre Coit o Lillian Hitchcock Coit (el nombre de la mujer con cuyo legado se construyó y se embelleció gran parte de la ciudad) de 64 metros de alto, está en el barrio Telegraph Hill, en el Pioneer Park. Lillie Hitchcock fue una excéntrica mujer de mundo y uno de los personajes más interesantes de San Francisco, fumaba, vestía pantalones y sobre todo, apoyaba incondicionalmente a los bomberos. Por eso, la torre tiene la forma de una boquilla de manguera de incendios, aunque hay quien dice que esto es sólo una coincidencia, ya que el edificio es una obra Art Decó. Al pie de la torre, Cristóbal Colón.

La Pirámide Transamérica, el edificio más alto de la ciudad. Debe su nombre a la Transamerica Corporation, aunque esta ya no tiene su sede en el edificio. La fachada está cubierta con cuarzo triturado, lo que le da el color tan característico que tiene. En su base, hay una placa que conmemora a los valientes perros “cazadores de ratas”: Brummer y Lazarus, que deambulaban juntos por las calles de San Francisco en la década de 1860.

La Pirámide Transamerica - foto de OTSF

La Pirámide Transamerica – foto de OTSF

El Muelle de los Pescadores se extiende Ghirardelli Square o Van Ness Avenue hasta el muelle 35 o Kerany Street. Allí se encuentra el Pier 39, un Parque Marítimo Histórico Nacional muy importante, así como centro comercial Cannery, la propia Ghirardelli Square, el museo de Ripley, el Museo Mecánico, el de cera, Forbes Island y sobre todo, muchos restaurantes en los que se puede comer marisco recién pescado, especialmente el cangrejo dungeness o la famosa sopa de almejas que se sirve en el propio pan, como si fuera un tazón. Un pan que se hace con la masa madre que se conserva desde la masa original. Y es que los panaderos, tradicionalmente usan un poco de la masa del día anterior para conservar ese distintivo sabor agrio y así cada barra de pan, tiene un poquito de la primera masa original.

El Puente de la Bahía, es el hermano menos conocido (aunque sea mayor) del Golden Gate, pero no por ello menos importante. Conecta San Francisco con Oakland y en realidad, son dos puentes sucesivos para salvar la isla de Yerbabuena (nombre original de San Francisco, por cierto) y actualmente forma parte de la autopista interestatal 80. Y también ofrece unas vistas bastante bonitas de la ciudad.

La isla de Alcatraz - foto de OTSF

La isla de Alcatraz – foto de OTSF

Alcatraz. Por fin, la que probablemente es la mayor atracción de San Francisco. Se trata de una isla en la que se encuentra la prisión más famosa de todos los tiempos (y que lleva el mismo nombre), popularmente conocida como “La Roca”, está rodeada de unas incompresiblemente gélidas aguas y atestada de tiburones. En ella se encuentra también el famoso Faro de Alcatraz y antiguamente fue utilizada como fortificación miliar y como prisión militar, también. Actualmente es un Hito Nacional y un Parque Natural. La prisión es además un curioso museo con fantasmagóricas historias incluidas… porque escapar de allí era literalmente imposible… ¿o no?

Vayamos ahora a un lugar santo. La Catedral de la Santísima Virgen… todo un misterio puesto que visitarla es imposible, a no ser, asistiendo a los servicios religiosos. Se trata de una coqueta iglesia ortodoxa rusa. Tiene cinco cúpulas de cebolla y está construida al estilo de los templos rusos tradicionales. Se cuenta que es su interior está iluminada por un increíble candelabro y está revestida de imponentes mosaicos. ¿Podremos visitarla?

Ahora le toca el turno al Palacio de Bellas Artes. Fue construido para la exposición universal de 1915 y para celebrar la construcción del canal de Panamá. En su primera exposición, se exhibieron los trabajos de Monet, Remabrandt y Michelangelo, enviados a San Francisco para conservarlos a salvo durante la primera guerra mundial. Actualmente es la sede del Exploratorium desde 1969, y además tiene un Museo de Ciencias Interactivo donde están el Planetario Morrison el Acuario Steinhart. Su característico techo verde es un modelo para la arquitectura sostenible.

El Baño Sutro, uno de los legendarios baños comunitarios. Habría en 1896 con una piscina de agua dulce y seis de agua salada, 30 flotadores, 9 trampolines, 7 toboganes, 3 trapecios, 2 plataformas de zambullida, 500 vestuarios y algo más de 40.000 toallas. También tenía un anfiteatro con caballos, un gimnasio, un gran tobogán y un curioso museo “bric-a-brac”. Hoy en día está en ruinas pero merece una visita. El propio Edison grabó allí un par de películas. Lo podéis ver aquí para haceros una idea.

Por fin, la Plaza Ghirardelli: el centro comercial de ladrillos, aún en expansión y sede de la famosa chocolatería, tuvo la dulce satisfacción de escapar del terremoto de 1906. Años después, evitó convertirse en un complejo de apartamentos por el hecho de formar parte de una lista de lugares históricos en el Registro Histórico Nacional. En la plaza podemos encontrar actualmente, tres locales: un restaurante, una tienda y una chocolatería… el paraíso de los golosos: todo tipo de productos hecho con chocolate Ghirardelli. Además, allí se puede ver también la máquina que prepara el chocolate, un ritual casi hipnótico.

Y, por último, el Puente Golde Gate, el puente más famoso de la ciudad y uno de los más famosos del mundo. Su construcción en los años 30 del siglo pasado, fue costosa en todos los sentidos, tanto es así que llegaron a llamarlo “el puente que no puede ser construido”. Pero se construyó y si quieres cruzarlo, en coche, el precio son $6. Su famoso color “naranja internacional” fue escogido para que combinase adecuadamente con el entorno, sin embargo, la marina de los Estados Unidos planeaba cambiarlo por rayas negras y amarillas para que fuera más visible, pero la ciudad descartó la idea por considerarla horrenda. El icono de la ciudad es intocable.

San Francisco de noche - foto de OTSF

San Francisco de noche – foto de OTSF

Estas son las 12 visitas imprescindibles que os recomendamos, además de reservar tiempo para comer y beber, porque San Francisco es una de las ciudades con mejor gastronomía del país. Y no olvidéis tampoco la visita dedicada al ocio, eventos culturales, conciertos, obras de teatro… San Francisco da para mucho y hay que disfrutarla sin prisa.

Recibe el boletín semanal de Revista80dias en tu correo