Revista80dias.es

Hermanos musulmanes en Egipto, de Rocío Vázquez

La supervivencia por el equilibrio constante

¿Quiénes son los Hermanos Musulmanes? Rocío Vázquez da respuesta a esta pregunta en un libro que hace un repaso político por la vida de este movimiento islámico tan influyente en Egipto y el mundo árabe.

Mezquita en El Cairo | Foto: PixabayEl principal logro de Hermanos musulmanes en Egipto, una historia política (Editorial Almuzara, 2017) es que consigue desmitificar la idea que se ha construido en Europa sobre este movimiento islámico. Rocío Vázquez inicia su ensayo enumerando y explicando los principales pensadores que pusieron las bases para que Hasan al-Banna crease la sociedad de Hermanos Musulmanes en 1928. Esta es la principal innovación que aporta el libro, ya que en castellano la bibliografía sobre el tema se centraba en al-Banna y la fundación de los Hermanos, pero no había buceado en las raíces de su pensamiento.

Este acierto de Vázquez permite dar mayor contexto a la hermandad, entender sus orígenes y explicar los motivos por los que al-Banna, con 22 años, acabaría fundando un movimiento que ha sido tan influyente en la sociedad egipcia. Sin embargo, se echa de menos un capítulo, o al menos un epígrafe, dedicado a la financiación de los Hermanos Musulmanes. Vázquez se ha centrado en la historia política, pero para que la sociedad pueda realizar sus labores asistenciales, construir sus mezquitas y llevar adelante su programa político necesita conseguir fondos monetarios. Explicar cuántos son y de dónde proceden habría redondeado el libro. La autora perfila en algunos apartados que en sus inicios la hermandad se financiaba con colectas. ¿Sigue siendo este el patrón para conseguir recursos hoy?

Rocío Vázquez mantiene que el pensamiento de los Hermanos Musulmanes se encuadra dentro de las corrientes del reformismo musulmán. Esto significa que uno de los pilares del movimiento es conciliar la modernidad y los avances de las sociedades del siglo XX y XXI con el espíritu moral y los principios del Islam original, pero adaptados a la actualidad. Otra de las misiones de la hermandad es la de ayudar en la evolución de la sociedad, lo que se evidencia en su preocupación asistencial y educativa. Al igual que otras organizaciones religiosas, los Hermanos Musulmanes han usado las mezquitas y la construcción de escuelas para propagar su mensaje y su modelo educativo.

La importancia de los Hermanos crece cuando en los años 30 del siglo pasado deciden convertirse en una fuerza política. No se materializan en partido, pero sí que usan su amplia base social para ejercer presión en la política oficial y mantener contactos con el Ejército, el verdadero muñidor de la vida política y social egipcia desde la independencia del mandato británico. Que Vázquez se haya centrado en Egipto no es casualidad. Además de ser el país de origen de los Hermanos Musulmanes también es el más influyente estado árabe y sede de la universidad de Al-Azar, referente en la interpretación de las enseñanzas islámicas para el mundo musulmán. La difícil y conflictiva relación entre esta universidad y los Hermanos también forma parte importante del ensayo.

Después de la II Guerra Mundial, Rocío Vázquez realiza un prolijo repaso de la evolución de la hermandad hasta el final del proceso democrático egipcio, tras la revolución de 2011. Los diferentes líderes de los Hermanos Musulmanes que se fueron sucediendo tuvieron que lidiar con la clandestinidad o con la tolerancia del régimen de turno, aunque sin reconocimiento oficial. Pero siempre con una influencia clave en la sociedad y con el espíritu de elevar la moral islámica entre sus correligionarios y conciliarla con el progreso y la apertura del país a Occidente.

El ensayo democrático de la presidencia de Mohammad Morsi pone punto final, hasta el momento, a la vida política pública de los Hermanos. Morsi tomó decisiones audaces desde la presidencia, algunas de dudosa legalidad, pero con el objetivo de aprobar una Constitución consensuada y echar a rodar un verdadero sistema democrático en Egipto. De frente se encontró con un país que no estaba preparado y poderes fácticos, como el Ejército y la judicatura, que le torcieron el brazo y dieron paso a la actual autocracia militar. Los Hermanos Musulmanes, a pesar de sus postulados reformistas, no son perfectos y se han equivocado muchas veces en su historia. Esta ha sido la última, pero con un efecto determinante en la evolución política de Egipto.

Otros libros para entender el mundo árabe:

Más en Biblioteca
Encuentra tu hotel
Booking.com