Revista80dias.es
Portada » España: El Hotelito » Especiales » Verano 2012 » El Hotelito: en plena naturaleza

El Hotelito: en plena naturaleza

El verano es un momento magnífico para tomarnos un poco de tiempo para nosotros mismos, descansar y rencontrar el equilibrio interno que nos va rompiendo el estrés cotidiano.

El verano es un momento magnífico para tomarnos un poco de tiempo para nosotros mismos, descansar y rencontrar el equilibrio interno que nos va rompiendo el estrés cotidiano. Las vacaciones de verano no tienen porqué ser al otro lado del mundo, ni mucho menos, lo único importante es elegir el lugar perfecto donde nos sintamos absolutamente a gusto.

Por eso, queremos proponeros un lugar que cumple con todos los requisitos que uno pueda desear para pasar las vacaciones perfectas. El Hotelito. En plena naturaleza. En Navaluenga, en la provincia de Ávila. Junto al pantano de Burguillo. Un sueño.

Se trata del primer establecimiento agro-chic de España. Un concepto absolutamente innovador.  Efectivamente cuando uno piensa en agro, lo que le viene a uno a la cabeza es la Naturaleza en su estado más puro. Y así es porque es lo más parecido a una casa privada, pero con todas las ventajas de un hotel. Y chic porque el estilo con que se han cuidado hasta los mínimos detalles, os dejará asombrados.

Está perfectamente integrado en la naturaleza, cuenta con 12 habitaciones  amplias y confortables, para favorecer el descanso. Unas con terraza y otras con jardín y jacuzzy en la habitación.

Lo mejor de todo es que uno puede llevarse, sin ningún problema, a su mascota. Desde un canario hasta un caballo, reza su slogan. Y bien cierto es. Lo único que nos piden, en que avisemos a la hora de reservar para tomar las medidas oportunas y que no haya ningún problema con los animales. Se sobreentiende además que las mascotas, especialmente perros y gatos, son sociables y están bien educados. Es decir, no ocasionan problemas.

Se pueden dar paseos a caballo bajo la luna, o a la solana, como cada uno prefiera y siempre que el caballo esté de acuerdo, claro. La comida viene del huerto o del corral y se prepara en el momento, es la auténtica comida de la abuela con los mejores ingredientes, pero también con las mejores recetas, algunas de ellas fruto de la imaginación del momento.

A unos metros pasa el río Alberche. Limpio y cristalino como quedan pocos. Es posible aventurarse en sus aguas y tomar un baño, cuando el sol veraniego aprieta con ganas. Incluso hay zonas habilitadas para que los perros también puedan darse un baño. Claro que un poco más lejos, está también el pantano del Burguillo, donde también es posible bañarse o navegar, según las preferencias de cada uno.

Deporte montando en bici por los alrededores, buena gastronomía, relax paseando por la naturaleza o tumbado en una hamaca en el jardín del hotel, lectura en la biblioteca o cualquier otra cosa que se nos pase por la imaginación. En El Hotelito seguramente nos proveerán de nuevas ideas y propuestas para romper con la rutina y descubrir un nuevo concepto de vacaciones.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos
Encuentra tu hotel
Booking.com