Revista80dias.es
Portada » Actualidad » Destinos » El meridiano de Greenwich en Londres

El meridiano de Greenwich en Londres

Últimas actualizaciones
[wp_rss_multi_importer category="1" thisfeed="6" sourcename="-"]

El meridiano de Greenwich nace en Londres, en el Real Observatorio, y ha servido para fijar el sistema horario mundial.

Observatorio Astronómico de Greenwich en Londres | Foto: David Fernández
Observatorio Astronómico de Greenwich en Londres | Foto: David Fernández

El meridiano de Greenwich nace en Londres en el Real Observatorio que se puede visitar en el sur de la capital británica. Esta zona es muy poco conocida, pero es una escapada ideal para un viaje a Londres en 3 días. El Real Observatorio de Greenwich es el punto de referencia para conocer cuándo y por qué surge el meridiano de Greenwich.

Para aquellos que se preguntes qué es el meridiano de Greenwich se trata de una línea imaginaria que conecta el Polo Norte con el Polo Sur. Esta línea divide el globo terráqueo en dos hemisferios, Este y Oeste. De esta manera, el meridiano de Greenwich es la referencia mundial para establecer la hora en todos los países y se fijó tras un acuerdo mundial adoptado en 1884.

El Real Observatorio de Greenwich alberga una exposición sobre la importancia del tiempo, de cómo se ideó el meridiano y el posterior convenio para que todos los países del mundo estableciesen sus horarios a través del mismo. Además, desde el promontorio en el que se halla el Observatorio se tiene una vista de Londres (en los días claros) poco habitual.

Historia del meridiano de Greenwich

El Real Observatorio de Greenwich fue ordenado construir por el rey Carlos II en 1675, quien además nombró a John Flamsteed su primer astrónomo real. El objetivo era claro: mejorar la navegación en el mar e intentar hallar una fórmula para calcular las distancias. Hasta el siglo XIX, el Reino Unido fue una potencia naval, por lo que encontrar técnicas de navegación más exactas y fiables era una cuestión de estado para el país. La navegación se realizaba de forma más o menos exacta, pero siempre se producían pequeños (o grandes errores) que podían ser muy costosos en vidas y desde el punto de vista económico. Sin embargo, hasta 1774, y tras la convocatoria de un concurso, John Harrison, un carpintero que había acabado construyendo relojes, no daría con el sistema para medir de forma exacta la longitud (distancia entre dos meridianos) en los mapas.

En lo que se refiere a la medición del tiempo, en el Real Observatorio de Greenwich se encuentra el primer meridiano del mundo, a partir del que se trazan el resto de meridianos, que son los que se usan como referencia para fijar los husos horarios. Antes de la creación del meridiano de Greenwich no existía una convención sobre la medición del tiempo o sobre la hora a la que empezaba y terminaba un día. Aunque existían los relojes, las medidas horarias se realizaban en función de la luz solar y de forma muy intuitiva. Sin embargo, el despliegue del ferrocarril en el siglo XIX y de las comunicaciones obligó a crear un sistema de medición universal de las horas.

Por dónde pasa el meridiano de Greenwich

Así, el punto en el que nace el meridiano de Greenwich es Londres. Como  hemos indicado más arriba, este meridiano une el Polo Norte y el Sur, por lo que atraviesa varios países y puntos. Por ejemplo, en el caso de España, el meridiano de Greenwich pasa por la ciudad de Castellón de la Plana. Otro lugar señalado por el que pasa el meridiano es el punto kilométrico 82,500 de la autopista AP-2, a su paso por Huesca. Pero en realidad, el meridiano recorre casi todo el Este de España, desde que entra por los Pirineos hasta que sale por la refinería de El Serrallo, en Castellón de la Plana.

Meridiano y cambio de hora

El meridiano de Greenwich marca la hora estándar universal. Es una convención, Fue Greenwich porque cuando se celebró la conferencia de 1884 en que se fijó este lugar, el Imperio británico estaba en su mayor expansión e inclinó la balanza a ese lado. Si el imperio del momento hubiese sido otro, hoy hablaríamos de otro lugar como el meridiano cero. A partir del meridiano de Greenwich se fijan los husos horarios que se aplican en cada país.

El caso de los países europeos es curioso, porque en el continente hay varios husos horarios, pero los estados que integran la Unión Europea decidieron mantener la misma hora en todos ellos para facilitar el funcionamiento político y comercial, según la Directiva 2000/84/CE. Esta tradición ya se venía aplicando en muchos países desde la I Guerra Mundial, cuando se adoptó como forma de ahorro en el uso del combustible.

El cambio de hora en invierno se produce el último domingo de octubre, y supone retrasar en una hora el reloj. Por su lado, el cambio de hora en verano se produce el último domingo de marzo, y significa adelantar una hora el reloj.

Qué ver en Greenwich

El Observatorio se encuentra en el parque de Greenwich, que también alberga otros espacios culturales poco conocidos por los visitantes de Londres. Como decíamos más arriba, Londres ha sido una potencia marítima hasta el siglo XIX y en esta zona de la cuidad se sitúa el Museo Marítimo Nacional, en el que se cuenta esta historia de corsarios y conquistas con los buques ingleses. Es la historia más oficial, claro, ya que se habla poco de los piratas ingleses pagados por la corona británica que colaboraron para atosigar y rapiñar los buques de otras naciones, como la española. Mucha historia, reproducciones de navíos, documentos, etcétera, que harán la delicia de los amantes del mar y de aquellos que deseen saber un poco más sobre la historia de la nación británica. Como guiño a los españoles, en el museo se encuentra el traje del vicealmirante Horatio Nelson, un héroe en Reino Unido, muerto en la batalla de Trafalgar de 1805, a pesar de ganarla, que enfrentó a las escuadras británica contra la francesa y española.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos
Encuentra tu hotel
Booking.com