Revista80dias.es

Qué debes saber para viajar a Portugal

Últimas actualizaciones
27 julio 2018, 8:30 CET
-Una vuelta en el ciber
20 marzo 2018, 18:02 CET
-Una vuelta en el ciber
22 febrero 2018, 8:55 CET
-Una vuelta en el ciber
23 enero 2018, 8:30 CET
-Una vuelta en el ciber
20 diciembre 2017, 16:22 CET
-Una vuelta en el ciber

La República de Portugal se encuentra en la costa occidental de la península ibérica. Te damos algunos consejos para que viajar a Portugal te resulte fácil.

Oporto | Foto: Nuno Lopes para Pixabay

A la hora de viajar a Portugal es necesario tener en cuenta una serie de consejos que parecen obvios, pero que en pocas ocasiones se contemplan. Para empezar, mira el libro de frases de eDreams, que te ayudará con las expresiones más usuales en portugués. Así podrás comunicarte con soltura por todo el país.

Pasaporte o DNI para Portugal

Si resides en cualquier país de la Unión Europea, no necesitas pasaporte para viajar a Portugal. Con el documento nacional de identidad (DNI) es suficiente. Tampoco es necesario el visado.

Cuestión diferente es viajar a Portugal desde un país externo a la Unión Europea. En ese caso necesitas un pasaporte en vigor y que conserve su validez 3 meses después de tu fecha prevista de salida de Portugal. Además, este pasaporte debe haber sido expedido hace menos de 10 años.

Si viajas a Portugal desde fuera de la Unión Europea también necesitarás un visado. El tipo de visado depende del tipo de viaje, ya sea turístico, de negocios o por estudios. Su duración también dependerá del tipo de viaje. Con este visado podremos viajar al resto de países de la Unión Europea.

Los funcionarios de fronteras de Portugal pueden pedirte otros documentos que acrediten el motivo de tu viaje, como una carta de invitación, la reserva de tu hotel o un billete de vuelta.

Qué idioma se habla en Portugal

En Portugal se habla el portugués. Como en el resto de la península ibérica (a excepción de la región vasca) el portugués deriva del latín. La península, que comparten España y Portugal, fue colonizada por la República romana desde el siglo III a. C. Esto produjo que el latín se extendiese como lengua oficial en la Hispania romana.

Durante la Edad Media se fueron formando diferentes reinos, entre ellos el de Portugal, donde fueron surgiendo las denominadas lenguas vulgares, que derivaban del latín. Entre ellas surgió el portugués, que tiene grandes relaciones con el gallego, ya que el nacimiento de Portugal está muy relacionado con el Reino de Galicia.

Si hablas o sabes castellano, no tendrás problema para entender el portugués, siempre que te hablen despacio. Viajar a Portugal implica empaparse del idioma, pero con el paso de los días la musicalidad del portugués se te pegará y podrás seguir las conversaciones sin mucho problema. En las zonas más turísticas y en las grandes ciudades también se habla inglés. Por su lado, en la zona fronteriza con España encontrarás personas que entiendan el castellano.

Cómo entrar en el país: coche o avión

A Portugal se puede viajar en coche, desde cualquier estado europeo y sin necesidad de pasar aduanas de ningún tipo. Desde España es muy fácil entrar en Portugal, ya sea desde las provincias de Orense, Zamora, Salamanca, Cáceres, Badajoz o Huelva. Las carreteras españolas y portuguesas son de muy buena calidad.

Otra opción es llegar en vuelo a Portugal. Puedes decidir cuándo visitar Lisboa reservando un vuelo que te lleve a la capital portuguesa. Otras ciudades a las que podrás volar serán Oporto, en el Norte, o Faro, en el Sur, en pleno Algarve. Existen vuelos de ida y vuelta todos los días, así que no tienes excusa para visitar Lisboa en tres días, por ejemplo, y conocer la ciudad más cosmopolita de Portugal.

Platos típicos para comer

Famoso es el bacalao portugués, que es muy habitual en el norte del país, pero también en la zona sur. Portugal es el país del mar, ya que su costa occidental se encuentra enteramente bañada por el Océano Atlántico. Así que los productos del mar son plato obligado en la gastronomía portuguesa: encontrarás pescados a la parrilla o calderetas.

En las carnes tampoco se quedan atrás los portugueses, con ternera, cerdo o cabrito, muchas con denominación de origen. Pero hay un plato que combina carne y verdura, el cocido a la portuguesa, donde también se incluyen embutidos. Por último, no te puedes ir de Portugal sin probar sus afamados quesos del centro del país, del Alentejo, como el famoso Serra. Y su aceite de oliva, que poco tiene que envidiar al español, por ejemplo.

Encuentra tu hotel
Booking.com