Revista80dias.es

Javier Hidalgo compra el 10% de Globalia

La vuelta del hijo pródigo

Últimas actualizaciones
27 julio 2018, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber
20 marzo 2018, 18:02 CEST
-Una vuelta en el ciber
22 febrero 2018, 8:55 CEST
-Una vuelta en el ciber
23 enero 2018, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber
20 diciembre 2017, 16:22 CEST
-Una vuelta en el ciber

Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia, vuelve al accionariado de uno de los mayores grupos turísticos españoles. Es el designado por Juan José Hidalgo, fundador del conglomerado, para sucederle en la gestión.

Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia

Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia

Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia, ha comprado el 10% de la empresa a Banco Popular (hoy Santander) y a Inversiones Tirema, según un comunicado emitido por la empresa. De esta manera, el hijo de Juan José Hidalgo, fundador del grupo turístico y máximo accionista, vuelve al accionariado del grupo Globalia.

Con la compra de este paquete accionarial, Javier Hidalgo quiere demostrar su implicación con el grupo turístico. Además, no es el único miembro de la familia Hidalgo que ha incrementado su participación accionarial, ya que Cristina Hidalgo, actual directora de Compras, ha adquirido un 1,9% del capital a Inversiones Tirema, con lo que alcanza el 7,04% del total de la compañía.

No se han revelado los importes de estas compras de acciones. Globalia es el mayor grupo turístico español, en el que se integran la red de agencias Halcón Viajes, la aerolínea Air Europa y el turoperador Travelplan, como alguna de las marcas más conocidas. En 2017, el grupo obtuvo unos ingresos de 3.666,89 millones de euros y un beneficio de 16,5 millones de euros.

El accionariado de Globalia pertenece en su mayoría a Juan José Hidalgo, el fundador, que cuenta con un 51% de las acciones del grupo. El resto del capital se reparte entre Javier Hidalgo, el CEO, con el 10%; Cristina Hidalgo, con el 7,04%; Juan Antonio Hidalgo, hermano del fundador, con el 9,1% de la empresa; mientras que María José Hidalgo (hija del fundador), Eloína Gutiérrez (exmujer de Juan José Hidalgo) y Abel Matutes, poseen un 5% de las acciones cada uno de ellos. El resto, un 7,86%, sigue en manos de la entidad bancaria Unicaja.

Javier Hidalgo, al igual que sus hermanos, poseía el 5% del grupo, pero lo vendió a otros inversores para financiar diversos proyectos en los últimos años. Su vuelta a Globalia como consejero delegado ha precipitado esta compra accionarial. El movimiento también se produce en un gran grupo familiar, que a pesar de su abultada facturación y activos (valorados en más de 1.200 millones de euros) no cotiza en ninguna bolsa. En los últimos años, el grupo ha valorado la posibilidad de saltar al mercado continuo, pero no se ha llegado a un acuerdo en el grupo familiar. Además, también se busca a un socio inversor que insufle fondos en el grupo, con la compra de acciones, para acometer nuevas inversiones.

Como empresa familiar que es, Globalia está transitando el camino de la sucesión en su cúpula. Juan José Hidalgo sigue siendo el presidente del conglomerado turístico, pero el año pasado Hidalgo cedió a su hijo Javier la dirección ejecutiva de la compañía. Es el primer tramo del cambio generacional en una de las mayores empresas turísticas españolas, una senda que no es sencilla al contar en el accionariado con diversos familiares. Por eso, el plan debe estar diseñado al milímetro para que no se produzcan guerras internas como las que ha vivido El Corte Inglés en los últimos meses con la destitución del presidente Dimas Gimeno por sus primas.

Recibe el boletín semanal de Revista80dias en tu correo