Revista80dias.es

Los cargos del turismo nacional que se mueven con el nuevo Gobierno

Últimas actualizaciones
20 marzo 2018, 18:02 CEST
-Una vuelta en el ciber
22 febrero 2018, 8:55 CEST
-Una vuelta en el ciber
23 enero 2018, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber
20 diciembre 2017, 16:22 CEST
-Una vuelta en el ciber
30 noviembre 2017, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber

La llegada de Pedro Sánchez (PSOE) al Gobierno de España también afectará a los puestos políticos que gestionan el turismo nacional y las empresas estatales.

Reyes Maroto, ministra de Industria, Turismo y Comercio | Foto: Ministerio de Industria, Turismo y Comercio

Reyes Maroto, ministra de Industria, Turismo y Comercio | Foto: Ministerio de Industria, Turismo y Comercio

El sorpresivo cambio de Gobierno en España, con Pedro Sánchez como nuevo presidente del ejecutivo, también afecta a la política turística. Aunque las competencias regulatorias sobre este segmento económico están en manos de las comunidades autónomas que componen España, el Gobierno central cuenta con un Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, para el que ha sido nombrada Reyes Maroto, una economista con experiencia en diferentes think tanks y en la universidad.

Maroto ha nombrado a Isabel Oliver como secretaria de Estado de Turismo, una especie de viceministro que se encarga de la gestión del turismo en el ministerio. Pero es que Reyes Maroto también tendrá que elegir quién ocupa los cargos de director de Turespaña, el organismo que se dedica a promocionar el país mediterráneo como destino en el mundo, y del presidente de Paradores, la cadena pública de alojamientos.

La nueva secretaria de Estado de Turismo es mallorquina y licenciada en Biología. Una petición constante del sector turístico es que se ponga al frente de este cargo a personas que tengan experiencia en el sector o relación con él. Isabel Oliver ha sido consejera de Turismo en el gobierno balear y ha desarrollado las últimas leyes turísticas de esta comunidad autónoma. En la actualidad es presidenta del Partido Socialista en las Islas Baleares, por lo que su nombramiento ha estado muy influido por el presidente Pedro Sánchez (PSOE), que ha decidido colocar en los segundos puestos de responsabilidad ministeriales a cargos de federaciones que le han sido fieles a lo largo de su desempeño como secretario general del PSOE.

Por su lado, la dirección de Paradores ha estado ocupada por Ángeles Alarcó hasta ahora, muy cercana al Partido Popular (PP), ex mujer del ex ministro de Economía Rodrigo Rato, desempeñó varios puestos en la Comunidad de Madrid cuando gobernaba Esperanza Aguirre. Alarcó es una de las pocas presidentas que ha repetido mandato en Paradores, ya que la tradición hasta ahora era que cada cinco años cambiase el máximo responsable. Es probable que la presidenta haya mantenido el cargo por la buena gestión económica que ha realizado de la cadena de alojamientos, aunque con mucha ayuda por parte del Estado. Quien sea nombrado para este puesto recibirá un regalo premiado con 180.000 euros brutos anuales de sueldo, casi tres veces más que el presidente del Gobierno.

Paradores llegó a estar a punto de la quiebra debido a la alta deuda que asumió para la construcción de nuevos alojamientos y la disminución de los ingresos por la crisis. Una plan de reducción de costes (con varios expedientes de regulación de empleo que conllevaron despidos) y varios préstamos a fondo perdido realizados por el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) equilibraron la empresa. Alarcó también ha pilotado una renovación comercial de Paradores, que durante su mandato puso en marcha la venta de habitaciones con criterios de rentabilidad económica, como se hace en todo el sector hotelero. Al final, los números han salido y Paradores celebra su noventa aniversario con resultados positivos y crecimientos en los ingresos. Aunque a costa de bajar precios y la calidad de los servicios.

El puesto de director de Turespaña es más político. Este es el organismo que promociona España en el exterior y la presidencia del mismo corresponde al secretario de Estado de Turismo. Sin embargo, el verdadero puesto ejecutivo es el de director general, que hasta ahora ocupaba Manuel Butler, un histórico del sector que lleva años desempeñando cargos turísticos y tiene amplia experiencia en la promoción de España en el exterior. Quien ocupe este puesto tiene sobre sí la responsabilidad de buscar nuevos tipos de turistas para España, un objetivo repetido durante legislaturas, pero que no acaba de conseguirse, ya que casi el 50% de los visitantes extranjeros proceden de Reino Unido y Alemania.

Queda otro organismo, de menos relevancia pública, pero que debería tomar el protagonismo para cambiar el modelo turístico. Se trata de Sociedad Mercantil Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (Segittur), orientada a impulsar el I+D+i en el sector turístico. De momento la dirige Fernando de Pablo Martín y su cargo está remunerado con cerca de 130.000 euros anuales.

Recibe el boletín semanal de Revista80dias en tu correo
Más en Actualidad