Revista80dias.es

El turismo catalán sufre el impacto del secesionismo

El precio de ser "independiente" a las bravas

Últimas actualizaciones
20 marzo 2018, 18:02 CEST
-Una vuelta en el ciber
22 febrero 2018, 8:55 CEST
-Una vuelta en el ciber
23 enero 2018, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber
20 diciembre 2017, 16:22 CEST
-Una vuelta en el ciber
30 noviembre 2017, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber

El último trimestre de 2017 ha encadenado una caída significativa en los registros de ocupación, precios y rentabilidad de los hoteles catalanes que algunos califican ya de “trágica”.

Panorama de Barcelona con la Sagrada Familia | Foto: Jarmoluk para PixabayLas cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) son muy claras: de los cuatro destinos más visitados por los residentes españoles (Andalucía, Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana) sólo Cataluña ha registrado una tasa anual de llegadas negativa (-4,8%). También es la única región donde los precios hoteleros registran un descenso en su tasa anual (-2,3%).

En enero de 2017, el RevPAR (en ingreso por habitación disponible) de los hoteles catalanes fue de 40,19 euros y en septiembre alcanzó su punto más alto (94,42 euros), pero a partir de octubre -mes en el que se convocó el referéndum ilegal de independencia- el RevPAR comenzó a caer (-2,84% en octubre; -10,06% en noviembre) hasta cerrar el año en 38,80  euros en diciembre (-10,6%). En el comparativo, el ingreso medio por habitación disponible en España empezó el año en 40,76 euros y lo cerró en 42,4 euros (+4,58%), con un punto álgido en septiembre, cuando alcanzó los 83,91  euros.

Los registros de hoteles catalanes también presentan caídas significativas en cuanto a número de pernoctaciones (-2,5% en octubre, -6,25% en noviembre y más de -10,7% en diciembre) y número de clientes (-4,4% en octubre; -0,7% en noviembre y -4,2% en diciembre). Además, los precios hoteleros de Cataluña durante 2017 han sido un 2,25% más bajos que en 2016, mientras que en el resto del país han crecido de manera generalizada (+7% en Murcia, País Vasco y Canarias y +7,36% en Madrid, por ejemplo).

Las cifras del INE se conocen poco después de que el consejero delegado de NH Hotel Group, Ramón Aragonés, reconociera en el foro organizado por el grupo hotelero Hotusa que la crisis política independentista ha generado pérdidas de hasta 2 millones de euros en el resultado operativo de su cadena. Asimismo, a principios de 2018 se ha sabido que otras dos cadenas hoteleras han trasladado sus sedes centrales fuera de Cataluña, en línea con lo que en 2017 ya hicieron Best Hotels, Hotusa y Axel Hotels. A ellas se suma ahora el Grupo Hotelero Gargallo, fundado en 1953, con 19 hoteles en Cataluña y Aragón, 10 de ellos en el centro de Barcelona; y Continental Hotels Hispania, propietaria de 22 establecimientos en España y Portugal.

Recibe el boletín semanal de Revista80dias en tu correo