Revista80dias.es

Moratoria de pisos turísticos y hoteles en Madrid

Madrid no permitirá nuevos pisos turísticos durante un año

Últimas actualizaciones
27 julio 2018, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber
20 marzo 2018, 18:02 CEST
-Una vuelta en el ciber
22 febrero 2018, 8:55 CEST
-Una vuelta en el ciber
23 enero 2018, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber
20 diciembre 2017, 16:22 CEST
-Una vuelta en el ciber

El consistorio ha aprobado una moratoria en la concesión de licencias para la apertura de hoteles, hostales, apartamentos y pisos turísticos en los edificios de vecinos de los barrios del centro de la ciudad.

Skyline de la ciudad de Madrid | Foto: José Barea para Madrid Visitors and Convention Bureau

Skyline de la ciudad de Madrid | Foto: José Barea para Madrid Visitors and Convention Bureau

El Ayuntamiento de Madrid ha paralizado durante un año la concesión de licencias para la apertura de hoteles, albergues, hostels, apartamentos y viviendas turísticas en edificios en los que residan vecinos o tengan un uso industrial. La prohibición para desarrollar nuevos proyectos de alojamiento turístico se extiende a todos los barrios del distrito centro de la capital española (Palacio, Embajadores, Cortes, Justicia, Universidad y Sol), además de Arganzuela, Salamanca, Chamberí y Moncloa-Aravaca.

Así, el consistorio dirigido por Manuela Carmena (del partido Ahora Madrid) sigue los pasos dados por Barcelona, regido por Ada Colau (del partido Barcelona en Comù). La decisión ha sido adoptada en la reunión de la Comisión de Seguimiento e Interpretación del Plan General del día 24 de enero y pretende luchar contra el incremento del número de turistas en determinados barrios, lo que a juicio de la comisión está ocasionando problemas de convivencia en la ciudad.

Durante la moratoria, la idea del consistorio es elaborar un plan que sirva para actualizar la regulación municipal sobre el establecimiento de hoteles, apartamentos y pisos turísticos en los edificios residenciales de la ciudad. El efecto será inmediato sobre los pisos turísticos que aún no cuenten con licencia, ya que no podrán obtenerla en el periodo de un año y, por lo tanto, no podrán comercializarse en plataformas como Airbnb sin exponerse a una sanción administrativa. La moratoria no afectará a las viviendas que se usan como alojamiento compartido o de intercambio, y que se ofertan en plataformas similares a Home Exchange, ya que esta modalidad no se considera una actividad económica. La apertura de nuevos hoteles tampoco se verá perjudicada por la moratoria, siempre que se realice en edificios nuevos o en aquellos en lo que no residan vecinos.

La justificación de esta medida se encuentra en el incremento de las viviendas de uso turístico, es decir, pisos de particulares que se alquilan en plataformas como Airbnb. Estos alojamientos han proliferado en Madrid en los últimos dos años, aunque a diferencia de otras ciudades españolas (como Barcelona) o europeas (como Ámsterdam) en Madrid aún no se han producido grandes problemas de convivencia entre vecinos y turistas.

No existen datos concretos que permitan aseverar que el impacto del aumento del turismo es negativo en la ciudad de Madrid. Durante 2017, han visitado la capital 9,32 millones de turistas, un 2,74% más que hace un año, según datos de la Dirección de Turismo del Ayuntamiento de Madrid. Por su lado, las pernoctaciones, es decir, las noches que pasan los turistas en la ciudad, han ascendido a 19,15 millones, un 5,58% más. Pero estas noches se refieren a los hoteles y hostales de la capital, por lo que no incluyen las pernoctaciones en pisos turísticos ni los turistas que se han alojado en los mismos.

En mayo de 2017, el Ayuntamiento de Madrid presentó un informe en el que cifraba en algo más de 6.000 el número de viviendas turísticas que se encuentran en el centro de la ciudad. La estimación se realizó recogiendo datos de portales como Airbnb y Homeaway, donde se ofrecen estas casas. No obstante, la oferta de estos pisos no asegura que los mismos estén ocupados durante todo el año. Un estudio de la empresa Alquiler Seguro asevera que para que un alquiler vacacional sea más rentable en Madrid que uno residencial es necesario que el mismo esté ocupado durante 15 noches al mes, como mínimo y dependiendo de los barrios.

En las últimas semanas, diversas asociaciones vecinales han promovido una campaña para solicitar al Ayuntamiento de Madrid una moratoria en la concesión de licencias para nuevos pisos turísticos o para otro tipo de alojamientos. A la vez, piden a la Comunidad de Madrid que modifique el decreto por el que se permiten los pisos turísticos en los edificios de vecinos para que no sea necesaria la unanimidad entre los vecinos para prohibirlos.

Recibe el boletín semanal de Revista80dias en tu correo