Revista80dias.es

Air Berlin cae pero mantiene sus vuelos

Últimas actualizaciones
3 Agosto 2017, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber
1 Agosto 2017, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber
27 Julio 2017, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber
25 Julio 2017, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber

La aerolínea alemana se ha declarado en suspensión de pagos porque su principal accionista, Etihad Airways, ha dejado de insuflarle dinero para cubrir las pérdidas milmillonarias que arrastraba la compañía. Los vuelos continúan con normalidad.

Air Berlin quiebra

Air Berlín se ha declarado insolvente tras la decisión de su accionista mayoritario, Etihad Airways, de dejar de insuflarle apoyo financiero. La segunda aerolínea de Alemania demostró no ser rentable por sí sola y es que acarrea, desde hace años, défitis en sus cuentas y hasta ahora se había mantenido gracias al salvavidas que le arrojaba periódicamente su socio de Abu Dhabi.

Sin embargo, los clientes de la aerolínea, no tiene de qué preocuparse, puesto que en realidad se trata de un proceso de reestructuración que, al parecer, culminará con la compra de la compañía por parte de Lufthansa. De hecho, el funcionamiento seguirá siendo el mismo gracias a un crédito de 150 millones de euros del Gobierno alemán. Con este dinero se espera que la adquisición sea lo más ordena y sencilla posible. Las dos compañías alemanas están a la espera de llegar a un acuerdo positivo.

Air Berlín ha hecho hincapié en que la dirección de la compañía seguirá al frente de la misma y ésta continuará con el normal desarrollo de su actividad, lo que significa que todos los billetes que ya han sido comprados son y serán válidos, todos los vuelos previstos se llevarán a cabo y para mayor tranquilidad, se pueden seguir reservando nuevos vuelos sin problema. Con este plan, Luthansa pretende fortalecer su compañía eliminando a su principal rival en el país, lo que además favorecerá a su aerolínea de bajo coste, Eurowings.

La crisis no ha sido más que la crónica de una muerte esperada puesto que su empeoramiento ha sido evidente y muy rápido. En los últimos meses, Air Berlín ha protagonizado numerosos retrasos y cancelaciones, y diversas quejas de sus clientes por pérdidas de equipajes y problemas en el transporte de animales con fatal resultado. Lo que ha provocado un descenso drástico en la compra de billetes que obligó a la compañía a reducir su flota a solo 75 aviones y a recortar el número de empleados a 1.200.

A ello hay que sumar el déficit du sus cuentas. En 2016 sufrió pérdidas de 782 millones de euros (75% más que en 2015), llegando a acumular una deuda de hasta 1.200 millones de euros. Desde 2008, sólo tuvieron un ejercicio con beneficios. Tras el comunicado de insolvencia, la cotización de Air Berlin en bolsa se interrumpió temporalmente bajando sus acciones un 48% al retomar la negociación.

Recibe el boletín semanal de Revista80dias en tu correo