Revista80dias.es
Temas:

¿Qué representa la Capilla Sixtina y cómo comprar sus entradas?

Últimas actualizaciones
24 octubre 2017, 8:30 CET
-Una vuelta en el ciber
5 octubre 2017, 8:30 CET
-Una vuelta en el ciber
15 septiembre 2017, 8:30 CET
-Una vuelta en el ciber
3 agosto 2017, 8:30 CET
-Una vuelta en el ciber

La Capilla Sixtina debe su nombre a un papa y es conocida por sus magistrales frescos, los más relevantes pintados por el genial Miguel Ángel. Se puede visitar dentro de los Museos Vaticanos, en Italia.

Fresco de la creación de Adán en la Capilla Sixtina | Foto: Pixabay

Fresco de la creación de Adán en la Capilla Sixtina | Foto: Pixabay

La Capilla Sixtina es una de las salas más visitadas de todas las que ver en los Museos Vaticanos. Sus magníficos frescos y los hipotéticos mensajes ocultos que algunos dicen que guarda han atraído a los turistas desde hace años.

La Capilla Sixtina recibe este nombre por el Papa Sixto IV della Rovere, que reinó entre 1471 y 1484. El pontífice ordenó reestructurar la Capilla Magna y de rebote le salió una obra de arte inmortal. Aunque la Capilla Sixtina se suele atribuir al genial pintor Miguel Ángel, la realidad es que en la misma colaboraron Pietro Perugino, Sandro Botticelli, Domenico Ghirlandaio, Cosimo Rosselli. Por ejemplo, el cielo estrellado de la bóveda fue pintado por Pier Matteo d’Amelia.

Miguel Ángel Bounarotti intervino en la capilla con otros dos papas posteriores. El primero, Julio II della Rovere, sobrino del anterior, que encargó al artista la bóveda y los lunetos. Julio II inauguró la nueva capilla en 1512. Aún quedaba la obra más importante de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina: el Juicio Universal. Le fue encargada por el papa Clemente VII de Medici y la ejecutó a partir de 1536 durante el pontificado de Pablo III, acabándola en 1541. Después de Miguel Ángel vinieron otros artistas que fueron realizando incorporaciones.

Entrada prioritaria a la Capilla Sixtina y los Museos Vaticanos

En la Capilla Sixtina hay representados varios pasajes bíblicos, todos ellos fundamentales para las ideas del catolicismo. Por ejemplo, las Historias de Moisés, en las paredes sur y la entrada, y las de Cristo, paredes norte y entrada. También se pueden apreciar los retratos de los Pontífices, en las paredes norte, sur y en la entrada.

La bóveda pintada por Miguel Ángel retrata las Historias del Génesis: la creación, el pecado del Hombre, el Diluvio y la nueva progenie de Noé que pobló la Tierra. Por su lado, el Juicio Universal, quizá la parte más conocida y fotografiada, representa la vuelta de Jesucristo a la luz.

Al ser frescos del siglo XVI, la Capilla Sixtina sufrió una restauración completa entre 1979 y 1999. Algunas elecciones de pontífices, como Juan Pablo II, se han producido en la capilla.

Recibe el boletín semanal de Revista80dias en tu correo