Revista80dias.es

Acuerdo Ryanair-Air Europa

Pasajeros de bajo coste en América

Últimas actualizaciones
27 julio 2018, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber
20 marzo 2018, 18:02 CEST
-Una vuelta en el ciber
22 febrero 2018, 8:55 CEST
-Una vuelta en el ciber
23 enero 2018, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber
20 diciembre 2017, 16:22 CEST
-Una vuelta en el ciber

La empresa irlandesa consigue acceso a vuelos hacia América, amplía su oferta y anuncia que dará a conocer más acuerdos en el mismo sentido.

Colas de varios aviones de Ryanair | Fuente: Ryanair

Colas de varios aviones de Ryanair | Fuente: Ryanair

Ryanair es la principal aerolínea que opera en Europa por número de viajeros transportados (120 millones en su último año fiscal), pero también por la rentabilidad de sus operaciones, con un beneficio de 1.316 millones de euros, un 6% más que en el año anterior, lo que supone un margen del 20% sobre sus ingresos. La empresa irlandesa, dirigida por el incombustible Michael O’Leary, es buena haciendo dinero, pero tenía una pésima imagen en el trato de sus clientes. Sus últimos movimientos indican que algo está cambiando.

A finales de mayo, Ryanair anunciaba un acuerdo con Air Europa para comercializar los vuelos de largo radio de la aerolínea del grupo Globalia a destinos de Argentina, Brasil, Cuba, México y Estados Unidos. Hasta ahora, Ryanair se ha centrado en el negocio de los vuelos de bajo coste dentro de Europa, pero desde hace años venía acariciando la posibilidad de dedicarse al largo radio. “Las grandes compañías de bajo coste están buscando nuevos mercados”, explica Arturo Benito, responsable de transporte aéreo de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), quien añade que el acuerdo Ryanair-Air Europa es lógico y va en línea con lo que Vueling hace en Barcelona para Iberia y British Airways (las tres aerolíneas integran el grupo IAG). Y este paso de Ryanair no será el único, ya que la empresa ha anunciado que dará a conocer otros convenios similares a lo largo de 2017.

En una primera fase, los clientes de Ryanair podrán reservar vuelos de Air Europa en la web de la compañía irlandesa y viceversa. Con posterioridad, se podrá adquirir desde el sitio web de Ryanair vuelos de conexión con los de Air Europa, con lo que se cerrará el círculo facilitando que un cliente pueda comprar un vuelo Londres-Buenos Aires desde la web de Ryanair sin más trámites. Para Benito, la dificultad se encuentra en coordinar la operativa de ambas aerolíneas. Por ejemplo, el traspaso del equipaje de un viajero que vuela con Ryanair de Glasgow a Madrid y, después, de Madrid a Buenos Aires con Air Europa. “Ryanair tiene que modificar su sistema de reservas y su handling [operativa en tierra]”, añade Benito.


Relacionado: Norwegian vs. Level: aerolíneas con truco


El otro hándicap que señala el experto en transporte aéreo será coordinar los horarios de los vuelos de corto radio con los de largo alcance. La estrategia de las compañías de bajo coste consiste en dejar el avión el menor tiempo posible en tierra, lo que les permite realizar más operaciones e ingresar más por cada día de trabajo. Esto conlleva que las low cost operen con tiempos muy ajustados. Por su lado, los vuelos de largo radio cuentan con una operativa diferente y no es raro que sufran retrasos en los horarios previstos de despegue y llegada. ¿Esperará un vuelo de Ryanair a los pasajeros de Air Europa que lleguen con retraso desde América?

A pesar del sambenito del mal trato a los clientes, Ryanair lleva tres años ejecutando un programa de mejoras. Por ejemplo, la compañía irlandesa ha permitido dos bultos de equipaje de mano, un aspecto que generaba problemas en el embarque por las medidas que deben tener las maletas, ha disminuido el precio del equipaje o ha habilitado ofertas para familias y ha creado un programa para empresas. Ello le ha permitido crecer en el número de pasajeros de los 90,5 millones en 2014 a los 120 millones de 2016.

Beneficios mutuos

Tanto Ryanair como Air Europa salen ganando con este acuerdo. La aerolínea irlandesa amplía su oferta de vuelos y accede al largo radio. Por su lado, Air Europa consigue mayor número de clientes para aumentar la ocupación de sus aviones a Iberoamérica, porque “le faltaba alimentación en el corto y medio [radio]”, explica Benito. En función de la demanda, Air Europa podría incluso incrementar las frecuencias con las que vuela en la actualidad a sus destinos americanos. Además, este acuerdo es la primera campanada de Javier Hidalgo, consejero ejecutivo de Globalia, que ha llegado a la cúspide del principal grupo turístico español con ideas renovadoras.

Benito refiere que tanto Ryanair como Easyjet, otra de las grandes low cost europeas, llevaban tiempo pensando en un acuerdo que combinase sus vuelos de corto radio con los de otra aerolínea que operase destinos más allá de Europa. La tendencia que se desarrolla desde hace años en el sector aéreo comercial es que los modelos de bajo coste y el tradicional converjan: “antes un billete de avión incluía una serie de servicios; ahora [las aerolíneas] ponen valor a cada uno de estos servicios por separado”, explica Benito.

A principios de 2017, Norwegian y el grupo IAG anunciaron vuelos de bajo coste transatlánticos (en el caso de IAG operados bajo la marca Level). Benito no cree que el anuncio de Ryanair y Air Europa sea una reacción al nacimiento del bajo coste transatlántico. El profesor de la UPM especifica que esta oferta se fundamenta en volar de ciudad a ciudad y que el acuerdo de Ryanair con Air Europa se basa en la coordinación de ambas compañías, es decir, en poner en marcha una oferta de vuelos en conexión.

Actualización 13/6/2017: se han añadido los destinos que podrán reservar los clientes de Ryanair gracias al acuerdo con Air Europa.

Recibe el boletín semanal de Revista80dias en tu correo