Revista80dias.es

Las aerolíneas chinas estatales deberán vender más vuelos de forma directa

Últimas actualizaciones
20 marzo 2018, 18:02 CEST
-Una vuelta en el ciber
22 febrero 2018, 8:55 CEST
-Una vuelta en el ciber
23 enero 2018, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber
20 diciembre 2017, 16:22 CEST
-Una vuelta en el ciber
30 noviembre 2017, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber

El Gobierno chino ha emitido una directiva para el 50% de los billetes vendidos por las compañías aéreas en las que participa no pasen a través de una agencia de viajes ‘on line’.

Un avión aterrizando en un aeropuerto español | Foto: Enaire

Un avión aterrizando en un aeropuerto español | Foto: Enaire

El Estado chino es el principal empresario en sectores clave de la economía. También en el negocio del transporte aéreo, donde es accionista de las tres principales aerolíneas del país asiático (Air China, China Eastern Airlines y China Southern Airlines). En 2016, el gobierno chino emitió una directiva que obligaba a estas tres compañías aéreas estatales a vender la mitad de sus billetes de forma directa en 2018, sin contar con las agencias de viajes online (OTA, siglas de online travel agency).

En los países occidentales, donde hace tiempo que el Estado se retiró de la economía privada, este tipo de medidas suenan a otra época. Pero directivas con este contenido son muy comunes en China. La medida no sólo afecta al sector aéreo estatal, sino que de rebote tiene incidencia en el sector de OTA, donde se encuentran gigantes como Ctrip o Qunar. La intención del Gobierno chino es que las aerolíneas estatales disminuyan el pago de comisiones por la intermediación en la venta de billetes a estas agencias.

Sin embargo, un informe de la consultora Phocuswright revela que las aerolíneas chinas participadas por el Estado todavía tienen un largo camino para alcanzar este objetivo. En 2015, sólo el 16% de la venta de pasajes aéreos se realizaron a través de las webs de estas aerolíneas y un porcentaje aún más pequeño se hace por medio del servicio telefónico de estas empresas. El resto de vuelos se venden en de agencias online.

Las OTA no se han quedado de brazos cruzados y, aunque no pueden oponerse a la directriz del omnímodo Gobierno chino, han realizado una serie de inversiones en las principales aerolíneas chinas. Con ello se garantizan el acceso a los datos de los vuelos para vender billetes (todavía podrán comercializar el 50% desde 2018), mientras que las aerolíneas consiguen una tecnología de reservas con la que no cuentan.

Por ejemplo, la agencia Ctrip.com, que compró hace pocos meses al metabuscador Skyscanner, ha invertido 463 millones de dólares en la aerolínea China Eastern. Por su lado, Qunar.com ha invertido 92 millones en Shenhui Airlines. Una operación inversa ha realizado la aerolínea del grupo privado HNA, con una inversión de 500 millones en la agencia de viajes online Tuniu.com.

En cualquier caso, Phocuswright considera que en 2020, el 60% de las reservas en las aerolíneas chinas provendrán de los canales directos. Esta proporción se cumplirá si estas empresas son capaces de controlar los costes de los intermediarios, de hacerse con la tecnología clave y de crear programas de fidelidad que resulten ventajosos para sus clientes.

La misma consultora calcula que el mercado chino de viajes online supera los 36.000 millones de euros.

Recibe el boletín semanal de Revista80dias en tu correo